Publicidad

Sony QX1: una cámara diseñada para derribar barreras y abrir mercados
Opinión

Sony QX1: una cámara diseñada para derribar barreras y abrir mercados

Publicidad

Publicidad

En la edición de IFA del año pasado Sony nos sorprendió a todos lanzando dos peculiares cámaras ultracompactas, los modelos QX10 y QX100, diseñadas para convivir con nuestros smartphones (no os perdáis el análisis de la QX10 que prepararon nuestros compañeros de Xataka). Se trataba de una apuesta muy original en la medida en que estas cámaras carecían de pantalla y sistema de almacenamiento porque estaban diseñadas expresamente para que utilizásemos los de nuestro teléfono móvil, con el que se emparejaban por NFC y se comunicaban vía WiFi.

Aunque me parecieron una propuesta muy innovadora, mi interés personal por estas dos cámaras no fue más allá porque resuelven una necesidad que yo no tengo: tomar fotografías con una calidad interesante utilizando un dispositivo muy compacto que podemos llevar cómodamente junto a nuestro móvil. Pero hace un par de semanas, en la última edición de IFA, Sony presentó otras dos cámaras Lens-Style, y una de ellas, la QX1, me dejó boquiabierto por una razón: ha sido diseñada para permitirnos utilizar cualquier óptica con montura E.

Un producto muy ambicioso

En mi modesta opinión, la nueva QX1 es mucho más atractiva para los fotógrafos medianamente ambiciosos que los modelos QX10 y QX100 del año pasado, y también que la QX30 de este año. Por supuesto, el usuario potencial de estas cámaras es muy distinto. Estos tres últimos modelos pueden resultar interesantes para los usuarios habituales de cámaras compactas, y también para los que suelen tomar fotografías con su smartphone y quieren obtener instantáneas de más calidad sin penalizar excesivamente la portabilidad.

ilce-qx1_b_terminal_jpg.jpg

Pero con la QX1, en mi opinión, Sony ha orquestado un movimiento estratégico muy interesante al conseguir despertar el interés de los aficionados exigentes y los profesionales. A diferencia de los otros tres modelos, esta cámara no incorpora bloque óptico; de hecho, está pensada para permitir la utilización de cualquier objetivo con montura E. Es evidente que esta característica puede resultar muy atractiva para cualquier fotógrafo, aficionado o profesional, que tenga una cámara con esta montura y uno o más objetivos. En estas circunstancias la QX1 podría ser un segundo cuerpo muy interesante en escenarios de uso en los que es necesario reducir el tamaño y el peso de la cámara tanto como sea posible.

Calidad y flexibilidad a tener en cuenta

Durante la última edición de IFA tuve la oportunidad de participar en una demo técnica de la QX1 con dos ingenieros de Sony, y uno de ellos, japonés, había participado en el diseño de la propia cámara. No tuve ocasión de tomar fotografías con ella ni de utilizarla con la calma necesaria para poder ofreceros unas primeras impresiones sólidas, pero sí pude hablar con ellos y formarme una impresión bastante acertada de lo que nos ofrece esta solución. Es evidente que se trata de una propuesta muy flexible en la medida en que nos permite reutilizar cualquier óptica con montura E que tengamos en casa. Y, como sabéis, las hay con muchísima calidad.

Pero, por otra parte, no debemos perder de vista que la QX1 incorpora un sensor APS-C de 20,1 megapíxeles (los otros tres modelos Lens-Style usan captadores de 1 y 1/2,3 de pulgada). Sobre el papel, este sensor debe ser muy similar al que podemos encontrar en las cámaras de sistema compacto de última generación lanzadas por Sony, como, por ejemplo, la interesante A5100 que la compañía japonesa dio a conocer a mediados de agosto. Durante la demo de IFA, además, comprobé que, si se combina con un objetivo a la altura, la QX1 ofrece una calidad de imagen fantástica. Incluso su sensibilidad nos ofrece un margen de maniobra interesante al permitir movernos en el rango que va de 100 a 16.000 ISO.

sony-ilce-qx1.jpg

Con total honestidad, esta nueva QX1 me parece un producto rompedor. Como he explicado al principio del post, las otras tres cámaras Lens-Style de Sony me parecen interesantes para usuarios habituales de cámaras compactas e incondicionales de la fotografía con smartphones, dos grupos con los que no me identifico. Pero, sin embargo, la QX1 es muy apetecible para los usuarios avanzados y profesionales que tienen ópticas con montura E. Incluso me plantearía hacerme con una aunque tuviese objetivos con otra montura porque hay un par de ópticas con montura E que me vienen bien y tienen un buen precio que no me importaría que cayesen en mis manos, y que, además, serían buenas compañeras de aventuras de esta original cámara. ¿Qué os parece a vosotros esta apuesta de Sony? Sería estupendo que compartáis vuestra opinión con los demás en los comentarios del post. Por cierto, la QX1 cuesta 299 euros.

Más información | Sony
En Xataka Foto | Sony QX30 y QX1, las nuevas lens-style de Sony para los smartphones
En Xataka | Sony QX10, análisis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir