Compartir
Publicidad
Publicidad

Sony Cyber-shot DSC-WX1: primera toma de contacto

Sony Cyber-shot DSC-WX1: primera toma de contacto
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si ya tuvimos la oportunidad de analizar en profundidad la nueva Cyber-shot DSC-TX1, ahora le toca el turno de comentar los aspectos más destacados del otro modelo que Sony anunció el pasado mes de agosto, y que también incorpora el sensor CMOS Exmor R. Con menos tiempo con esta nueva cámara Cyber-shot DSC-WX1 queda evidente que guarda gran similitud en sus principales características con la ya mencionada.

El citado sensor muy luminoso, mismo procesador Bionz y con unas funciones similares, ambos modelos están concebidos para extraer el máximo partido a las fotografías con poca luz, al tiempo que simplificar, por ejemplo, la toma de panorámicas.

Principales características

Se distingue de la serie T más por su aspecto que por su comportamiento, pero la DSC-WX1 también dispone de un cuerpo muy reducido y una construcción sólida y robusta, a pesar de la aparente fragilidad que evidencia su tamaño. Está disponible en dos colores: negro y gris, con una pantalla LCD de 2,7 pulgadas y un lente G de Sony que otorga un zoom de 5 aumentos, un gran angular de 24 mm (equivalente en 35 mm) y una apertura notable de f/2.4. Sin duda, su principal diferencia con su hermana la TX1. Y se agradece a la hora de tomar grandes paisajes o lograr una reducida profundidad de campo con la máxima abertura, por ejemplo, a la hora de disparar en macro (capaz de enfocar a un centímetro).

Esta lente G de Sony es una nueva apuesta del fabricante y parece que en esta pequeña compacta se comporta con bastante calidad, lo que sumado al luminoso sensor Exmor R, logra una asociación ideal para la toma de fotografías en condiciones de baja luminosidad. El flash queda casi olvidado cuando con un buen pulso somos capaces de capturar buenas tomas en interior o en lugares oscuros. Y todo eso a pesar de que también es capaz de alcanzar 3200 ISO, aunque tan sólo medianamente aceptable hasta 1600 ISO. El enfoque es veloz, efectivo y unido a funciones como la detección facial mejorada y el disparador de sonrisas, tomar retratos se hace muy sencillo.

Otras características

La DSC-WX1 también incorpora la grabación de vídeo en alta definición (720 p), ráfagas a toda resolución de hasta 10 fotogramas por segundo y estabilizador de imagen SteadyShot, idénticas características a la DSC-TX1. Igualmente, incorpora dos funciones, que tras probarlo, resultan las más llamativas, efectivas y quizás su mayor logro, que son el modo panorámico de barrido, capaz de combinar de forma automática una ráfaga de imágenes en alta velocidad. Muy veloz, sencillo y francamente útil para paisajes. La cámara combina varias tomas mientras nosotros tan sólo dejamos pulsado el disparador y movemos la cámara en la dirección que elijamos. Es conveniente para que se realice bien la panorámica hacerlo con buen pulso y mover la cámara no demasiado lenta. Es una función muy interesante y capaz de capturar una panorámica de hasta 256 grados, gracias al gran angular (la TX1 alcanza 185 grados).

Sony cyber-shot dsc-wx1 back

Asimismo, la DSC-WX1 dispone del modo penumbra manual, que también es capaz de combinar en una sola toma, hasta 6 fotogramas por segundo, logrando tomas en situaciones de escasa luz, con gran nitidez y con muy baja señal de ruido. También es una función muy efectiva, sencilla de usar, y en apenas unos segundos combina las tomas para dejarnos imágenes con extraordinaria nitidez. Eso sí, tanto esta función como la panorámica requieren que no haya nada en movimiento. De ser así, la toma de penumbra manual aparece como una doble exposición y la panorámica con objetos cortados o ligeramente deformados.

Lo más destacado

Tras una primera toma de contacto, se puede destacar que la DSC-WX1 logra las mismas prestaciones que la analizada TX1, es decir, la toma de imágenes nítidas en situaciones de baja luz y las panorámicas, además de un tamaño reducido, con una calidad sobresaliente. Todo ello, combinado con un manejo muy sencillo, intuitivo (dispone de un modo inteligente capaz de detectar la escena a fotografiar con gran velocidad) y la calidad que ofrece la lente G de Sony, además de destacar su gran angular y la luminosidad que hacen que nos olvidemos casi por completo del uso del flash.

La batería es capaz de permitir hasta 350 imágenes por carga, lo cual no está nada mal (si la comparamos con la escasa duración de la que incorpora la TX1).

Por lo tanto, también se trata de una cámara para llevar siempre encima, de uso rápido y sencillo, que con la tecnología Exmor R, hace sorprendentes imágenes en situaciones difíciles.

La Sony Cyber-shot DSC-WX1 llegará en breve al mercado a un precio aproximado de 350 euros.

Sony cyber-shot dsc-wx1 up

Más información | Sony

En Xataka Foto:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos