Compartir
Publicidad
Ejercicios y juegos para practicar consejos fotográficos: Gymkana para aprender
Trucos y consejos

Ejercicios y juegos para practicar consejos fotográficos: Gymkana para aprender

Publicidad
Publicidad

Cuando estás aprendiendo fotografía puede ser muy frustrante tener la sensación de que la cámara te controla a ti y no al revés. En este artículo te proponemos una serie de juegos y ejercicios que puedes hacer con tu cámara para afianzar ciertos conceptos.

Me gusta mucho enseñar fotografía a gente desde cero. Me provoca cierta satisfacción personal comprobar como la incomprensión y el escepticismo dejan paso a la curiosidad y más tarde a las ganas por seguir aprendiendo. Estos ejercicios cuando se hacen en grupo con personas que tienen el mismo nivel son muy divertidos, pero también podemos practicarlos nosotros solos. Para estos juegos hay que tener una ligera idea sobre los tres conceptos básicos: velocidad, diafragma e ISO.

1. Las estelas

Si tenemos interiorizado que las velocidades lentas dejan el obturador abierto durante el tiempo suficiente como para captar una estela de luz, este ejercicio será sencillo.

Si lo hacemos durante el día tendremos que tener cuidado para que no se queme la imagen. Consejos: Deja el ISO fijo y pon una velocidad por debajo de 1/60, cierra el diafragma si ves que la foto se quema.

En grupo gana quien consiga una estela más larga sin que el resto de la imagen esté movida o quemada. Truco: usad trípode. Si tenéis dudas podéis consultar nuestra guía para realizar fotografías de larga exposición

3. Equilibrio

Muchas veces ocurre que tras hacer unas cuantas fotografías con unas especificaciones cambiamos de escenarios y se nos olvida volver a medir la luz, esto hace que las fotos no salgan bien porque han cambiado las condiciones de luz y nosotros no hemos modificado los parámetros de la cámara.

equilibrio

Este ejercicio consiste en conseguir que el medidor de exposición de nuestra cámara señale siempre en punto medio. Hay varias maneras de conseguir esto, para comprobarlo haremos cinco fotografías en las que el único valor que modificaremos será la velocidad, otras cinco donde solo nos fijaremos en la apertura del diafragma y las mismas ayudándonos tan solo de los valores ISO.

Es importante hacer este ejercicio en zonas con diferentes iluminaciones y sombras. Variante: si este ejercicio se supera facilmente se pueden modficar los patrones de medición y comprobar los diferentes comportamientos al seleccionar la medición evaluativa (o matricial), la ponderada al centro y la medición puntual.

4. Profundidad de campo

A veces comprender los principios de la profundidad de campo puede resultar un tanto abstracto.

Vinoth Chandar Foto: Compartida bajo licencia CC por Vinoth Chandar en Flickr

En este ejercicio tendremos que buscar 4 objetos: una piedra, una farola, un edificio y una flor. El reto consiste en hacer las modificaciones necesarias en el diafragma para conseguir la misma foto con mucha y poca profundidad de campo. El objeto seleccionado, obviamente, tiene que estar siempre enfocado.

5. Retrata a desconocidos

Durante la gymkana en la calle hay que intentar perder el miedo a fotografiar gente.

Veracruz. Chema Sanmoran Foto: Chema Sanmoran

Enfrentarnos a hacer fotos a desconocidos es algo complicado si eres una persona tímida, pero aún así habrá que conseguir 5 fotos donde aparezcan personas desde planos generales a retratos de, como mínimo, un plano medio.

6. El color de las cosas

Tanto si usamos una velocidad muy lenta como si usamos una muy rápida, es posible que veamos diferencias entre la claridad del color de la fotografía y la de la realidad que fotografiamos, pero eso no es lo único que altera los colores.

WB

Aquí los participantes tendrán que hacer fotos en interiores y exteriores, en situaciones de sombra y sol cuando estén en la última de las opciones y con distintos tipos de iluminación cuando estén bajo techo. Si no se te ocurre qué hacer para cambiar el tono léete este artículo.

7. Ráfaga vs disparo único

El nombre de esta prueba ya lo dice casi todo; vamos a hacer fotografías en el modo ráfaga y luego intentaremos copiar una de ellas. Si por ejemplo hacemos una foto a alguien que está patinando y salta sobre un objeto, en el modo ráfaga habremos capturado el recorrido desde el antes hasta el después de ese salto. Ahora buscaremos una de las fotos en las que está en el aire y trataremos de conseguir una igual, o parecida, con un único disparo.

RafagaVSdisparo único

Estas son algunas de las pruebas que, a una persona que está empezando a conocer la cámara, podrían venirle muy bien para darse cuenta de los usos que pueden darle a las diferentes variables que hay que tener en cuenta para tomar una foto. Una vez que se automatizan estas acciones y sabemos qué usar en cada momento para conseguir lo que queremos podemos pasar al siguiente nivel.

En Xataka Foto | Dominar el modo manual: Sí o sí

Foto inicio | Chema Sanmoran

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos