Compartir
Publicidad
El bloqueo de exposición automática (AE-L) ese gran desconocido
Trucos y consejos

El bloqueo de exposición automática (AE-L) ese gran desconocido

Publicidad
Publicidad

Muchísimas cámaras digitales disponen de una función que se utiliza bastante poco, por lo general, al menos desde el punto de vista aficionado. Dicha función es el bloqueo de exposición automática (normalmente referenciado por las siglas AE-L).

Esto tiene muchas ventajas aunque no lo parezca a primera vista y puede que sea una de las funciones más usadas por fotógrafos callejeros, de eventos, retratistas así como fotoperiodistas. Gente que muchas veces tiene que leer(o medir inteligentemente) la luz muy rápidamente en la escena. Por que, al fin y al cabo, la cámara mide automáticamente según unos algoritmos preeestablecidos que no cubren las infinitas variables posibles. Ahí es donde entra el instinto, la experiencia y el buen hacer de un fotógrafo, como cuando nos encontramos situaciones de muy baja luminosidad.

¿Qué es el bloqueo AE (AE-L)?

Pues pordríamos definirlo como una función de la cámara que nos permite "elegir y bloquear" la exposición de un punto de la escena y que éste valor se tome como referencia, midiendo por ejemplo, a la cara del modelo, como en la fotografía de portada que os muestro, donde en apenas una fracción de segundo medí, bloqueé (había sol con nubes) y esperé un par de segundos.

Ae Af Lock Big

Esto nos permite que podamos tener ese valor como referencia incluso si cambian rápidamente las condiciones de luz. Su aplicación más habitual resulta en contraluces o en situaciones muy cambiantes de luz como en un concierto. Tened en cuenta que en condiciones muy cambiantes de luz o escenas que presenten muchos matices una medición matricial de la escena nos daría, no un valor erróneo, sino un valor equivocado. Es decir, me explico, un valor que seguramente no coincida con lo que quisiéramos obtener.

Además, por esa razón, se suele usar de manera conjunta con la medición ponderada, pero sobre todo con la medición puntual. De esa forma obtendremos algo más cercano, seguramente, a lo que imaginábamos antes de realizar la toma. Presionamos el obturador a la mitad,

También, resulta muy interesante medir la exposición en un sitio y, bloqueando el enfoque (ya que podemos asignar el bloqueo del enfoque habitualmente sobre este mismo botón), reencuadrar y disparar. Muy útil a la hora de realizar contraluces.

Esta acción, nos permite realizar la escena rápidamente sobreexponiendo o subexponiendo. También el bloqueo de la exposición es muy interesante cuando realizamos fotografías panorámicaas con el fin de que todas las imágenes tengan los mismos ajustes de exposición y puedan ser "cosidas" más fácilmente.

Xataka Foto | Siete consejos para usar tu cámara en condiciones de baja luminosidad sin recurrir al flash Foto de portada | Alfonso Domínguez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio