Compartir
Publicidad
Publicidad
Fotografía médica: así se trabaja para hacer fotos en clínicas dentales
Trucos y consejos

Fotografía médica: así se trabaja para hacer fotos en clínicas dentales

Publicidad
Publicidad

Las vemos en anuncios, tanto en carteles gigantes en carreteras o paradas de metro como en revistas o vallas publicitarias, pero seguramente pocas veces nos hemos parado a pensar cómo se hacen las fotografías odontológicas que las clínicas dentales utilizan para su publicidad y los médicos para sus congresos.

Aunque, como ya veremos, no tienen nada que ver las fotografías dentales que tienen como objetivo una finalidad comercial o publicitaria que las que tienen objetivos académicos o científicos. Nosotros nos centraremos en las primeras, aunque es conveniente saber que las segundas han ido adquiriendo cada vez más relevancia en este tipo de publicaciones, para eso analizaremos las necesidades del colectivo de profesionales de la estomatología para centrarnos luego en la técnica que debemos utilizar como fotógrafos.

Caraterísticas de la fotografía odontológica

La fotografía dental es una herramienta muy útil para el odontólogo porque le sirve para comunicarse con el laboratorio y/o para documentar su trabajo. A la hora de llevar estas imágenes a una convención se requieren varias tomas, no todas del interior de la boca, así que podemos concretar dos tipos de fotografía dental: fotografía intraoral y extraoral.

Ejemplos de fotografía interoral Ejemplos de fotografía interoral

La Academia Americana de Odontología Cosmética lleva años publicando una serie de volúmenes con consejos para la toma de fotografías odontológicas. Puede parecer que no hay mucho campo como para publicar las 6 guías diferentes que llevan ya, pero en ellas dan consejos a los profesionales tanto para documentar a nivel general como para casos clínicos concretos. Nosotros no profundizaremos tanto, nos quedaremos en cosas como que recomiendan una serie de 12 puntos de vista de los preoperatorios y 12 puntos de vista de los postoperatorios con el fin de poder hacer fotos del "antes y el después", que son las que más se utilizan para fotografía publicitaria.

Las 12 fotografías se repiten antes y después del tratamiento de la manera más similar posible y entre ellas tiene que haber

  • Fotografías extraorales de la cara, a modo de retrato, pidiendo al modelo (o paciente) que sonría de forma natural, tomaremos fotos de frente y de ambos perfiles, a 45º. Haremos ahora un primer plano de la sonrisa de frente y a 45º

  • Fotografías intraorales: aquí es donde la cosa se hace más interesante. Necesitaremos varias herramientas de las que hablaremos después. Este grupo de fotografías se compone de: fotos de dientes superiores e inferiores, fotos solo de los dientes superiores, fotos del arco de dentadura superior e inferior.

Ortognatica De arriba a abajo de izquierda a derecha: Fotografía extraoral antes de tratamiento, Fotografía extraoral después de tratamiento, Fotografía intraoral antes de tratamiento, Fotografía intraoral después de tratamiento. Foto: Jose María Llamas, compartida bajo licencia CC en Wikimwdia Commons

Consejos para la toma de fotografías dentales intraorales

Nos centraremos en la toma de fotografías intraorales, para ello es necesario que tengamos claros los conceptos básicos como velocidad de obturación, abertura de diafragma, profundidad de campo e ISO.

Pretendemos obtener imágenes claras, con el menor ruido posible, sin trepidaciones y, a poder ser, con unos colores que sean fieles a la realidad, por lo que una configuración correcta sería la mayor velocidad que nos permita la sincronización con el flash, el diafragma cerrado a partir de f/8 y el ISO más bajo posible, esta configuración variará dependiendo de la cámara, el objetivo y la luz externa, por lo que es complicado dar unas especificaciones exactas.

El equipo fotográfico que podemos usar es básico, basta con una cámara, un flash y un trípode, pero, como suele pasar, podemos ir configurándolo a medida de nuestras necesidades, para ello contamos con varias alternativas.

mattiaswinbladh Foto: mattiaswinbladh compartida bajo licencia CC en Flickr

La cámara. Es recomendable que usemos una que conozcamos bien. No es muy determinante que sea réflex, mirrorless e incluso compacta, pero sí que sea versátil, con calidad suficiente para posibles retoques posteriores (en el caso de publicidad) y una resolución con suficientes megapixeles si necesitamos hacer ampliaciones.

El Objetivo. Por regla general utilizaremos teleobjetivos medios, en esta ocasión que sean luminosos no será nuestra prioridad, ya que se aconseja el uso del flash y para tener todo en foco utilizaremos diafragmas cerrados, aunque hay opciones como los objetivos retroiluminados tendremos que estar muy seguros de lo que vamos a hacer porque estos suelen ser de focal fija.

Canon EF-S 35 mm f/2,8 Macro IS STM Objetivo retroiluminado Canon EF-S 35 mm f/2,8 Macro IS STM

El flash más utilizado es el anular, se evita el uso del flash de zapata para no crear sombras no deseadas. Aunque no se trate de teleobjetivos, las opciones de flashes retroiluminados como el Canon EF-S 35 mm f/2,8 Macro IS STM y el Canon EF-M 28mm f/3.5 Macro IS STM pueden ser útiles ya que al estar diseñados para la fotografía macro nos permiten enfocar a distancias muy cercanas del objeto a fotografiar.

Metz 15 MS-1 Metz 15 MS-1

Hay una serie de herramientas que son imprescindibles para realizar las fotografías intraorales. Como si de un fondo de estudio se tratase para las fotografías de la dentadura superior es aconsejable utilizar un plástico negro esterilizado con el fin de evitar que se vea la lengua. Esto ayuda a centrar la atención y evitar distracciones.

Plastico Negro Un plástico negro ayuda a centrar la atención y evita distracciones.

El resto de herramientas forman parte del instrumental médico. Los separadores, o retractores de mejillas, son fundamentales para poder realizar las imágenes.

A veces, si el cliente nos pide que fotografiemos "la cara vestibular superior derecha de la superficie facial" nos encontraremos con una dificultad, ya que se refiere a la cara de los molares o premolares que está en contacto con las mejillas, lo mejor en este caso es el uso de espejos como el modelo lingual o el que nos permite capturar la imagen del arco completo, que es una de las fotografías que hemos visto aconseja la Academia Americana de Odontología Cosmética. Se aconseja este tipo de material porque están diseñados para ser esterilizados en máquinas profesionales que todo odontólogo tiene en su clínica.

Técnicas express si eres odontólogo y no tienes equipo fotográfico

Una vez más la cámara de nuestro teléfono nos puede sacar de un apuro. Si eres un profesional de la odontología y necesitas hacer fotos pero no tienes equipo seguramente usarás el móvil, para hacerlo te proponemos que eches un vistazo a este vídeo en que dan consejos útiles como el de tamizar la luz o cómo colocarla para no tener que retocar.

Si prefieres no utilizar la lámpara de iluminación intraoral que incorpora la unidad dental para iluminar las imágenes, puedes adquirir un flash de anillo para el teléfono con iluminación LED.

Las fotografías extraorales

Tienen el mismo "peso profesional" que las intraorales, con ellas los expertos pueden ver como el tipo de mordida afecta a la morfología de la cara. Pero tienen una exigencia técnica menor, ya que no requeire de herramientas específicas para hacerlas.

Extraoral Fotografía extraoral

Este paquete de fotografías se componen de fotos de Cara completa, frontal, cara completa lateral, sonrisa completa frontal y sonrisa completa lateral. Deben cumplir las siguientes características según la ya mencionada Academia Americana de Odontología Cosmética:

  • Orientación Horizontal Solamente. La imagen debe ser enmarcada con la barbilla cerca del borde inferior. La cabeza, para la mayoría de los pacientes, debe estar a la vista. Con una ampliación de 1:10 (1:15), el cuello del paciente probablemente estará fuera del marco.
  • El paciente debe exhibir una sonrisa natural completa con los músculos faciales relajados.
  • La nariz del paciente debe estar en el centro de la imagen.
  • La línea interpupilar y la línea media vertical de la cara son las referencias que debemos tomar para orientar la cámara, no los labios o los dientes ya que son referencias menos fiables para la orientación.
  • No debe aparecer sombra en el fondo o pared trasera.
  • El fondo debe ser uniforme, sin distracciones, a poder ser negro o blanco.
  • La imagen debe tomarse directamente delante del paciente, en las laterales que sea él quien gire. Si angulamos el tiro el resultado puede afectar la apariencia del plano incisal.
Cm0702 Dental Photography 05 Ejemplos de fotografía extraoral

Pero si no somos profesionales de la odontología y tenemos cliente que lo es y nos contrata para hacer fotografías para su web es aconsejable que realicemos fotografías ficcionadas, no con un cliente real ni en una situación real. Ficcionar las fotos nos permite ciertas licencias, como decirle al supuesto paciente que gire un poco la cara o dirigir la luz con propósitos fotográficos y no clínicos.

Comparativa Izquierda: Imagen tomada durante una intervención real. Derecha: Imagen ficcionada con fines publicitarios.

Que la foto sea clara, que el supuesto paciente salga relajado, que no de sensación de agobio y, sobretodo, que no parezca que se va a sufrir, son algunas de las claves para conseguir una foto publicitaria eficaz.

Esta es un pequeño avance que resume mucho el universo de la fotografía dental, u odontológica, que tiene una metodología y un protocolo detrás si dichas fotos se van a emplear con fines científicos. Si no es así deberemos tener un dominio de Photoshop que nos permita saber quitar manchas, como con la técnica de separación de frecuencias, por ejemplo.

En Xataka Foto | Un día en la vida de un fotógrafo de publicidad: Iván Hidalgo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos