Compartir
Publicidad

Los mejores métodos para convertir fotos a blanco y negro (Parte II)

Los mejores métodos para convertir fotos a blanco y negro (Parte II)
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la primera parte de este post os propusimos dos métodos muy sencillos, pero eficaces, para pasar vuestras fotografías digitales en color a blanco y negro sin que su calidad se viese seriamente comprometida. En esta segunda entrega nos gustaría compartir con vosotros dos procedimientos adicionales. Son un poco más complejos que las conversiones que ya hemos tratado, pero el resultado final suele ser algo más satisfactorio.

Aunque ya hicimos hincapié en ello en la primera entrega, os recordamos que no es aconsejable utilizar la conversión a blanco y negro o sepia que incorporan muchas cámaras de fotos. Si lo hacéis, vuestras instantáneas perderán mucha calidad y tendrán un aspecto mucho más plano que si os decantáis por alguno de los métodos de tratamiento que os estamos proponiendo. Sigamos adelante.

3. Mezcla los canales

Si nos decantamos por el canal rojo en el método de selección de uno de los tres canales RGB en el que profundizamos en la primera parte de este post, incrementaremos el dramatismo de la toma. Esta opción puede resultar muy apetecible, pero en algunos casos puede no ser lo que estamos buscando.

Una buena forma de realzar el cielo y mejorar el aspecto general de un paisaje consiste en utilizar el filtro de color naranja que emplean muchos fotógrafos especializados en paisajes. Su dramatismo no es tan intenso como el de un filtro rojo, y la estética de la imagen es muy atractiva. Precisamente, este es el filtro que os proponemos aplicar en esta ocasión.

Lo primero que haremos es hacer clic en los menús Imagen y Ajustes, para, a continuación, pinchar en Mezclador de canales. Ahora debemos habilitar la casilla Monocromo y seleccionar una proporción de los canales rojo, verde y azul que nos satisfaga (el filtro naranja podemos obtenerlo mezclando los colores primarios rojo y verde en distinta proporción). No obstante, comprobad que la suma de los porcentajes de los tres canales es 100, pues, de lo contrario, alteraremos la luminosidad de la imagen.

Para concluir, dirigíos de nuevo al menú Imagen, pero, en esta ocasión, pinchad sobre Modo. Rematad la faena seleccionando la función Escala de grises.

Un retoque digital cuidadoso puede ofrecernos una conversión a B/N muy convincente

4. Manipula las capas de ajuste

El último método que os proponemos en este post es el que, a nuestro juicio, suele ofrecernos el mejor resultado debido a que respeta buena parte de la información de la imagen original y ofrece un resultado con mucho volumen.

Lo primero que debemos hacer es crear una capa de ajuste dirigiéndonos al menú Capa y haciendo clic en Nueva capa de ajuste. Ahora, pincharemos en la función Tono/Saturación y aceptaremos en OK. Después, crearemos una segunda capa de ajuste exactamente de la misma forma, y, cuando la tengamos preparada, modificaremos el parámetro Saturación asignándole el valor -100 para desaturar totalmente la imagen.

A continuación, seleccionaremos en la paleta de capas la primera capa de ajuste que creamos y cambiaremos el modo de fusión a Color. Si hacemos doble clic sobre esta misma capa podremos manipular el control deslizable Tono hasta asignarle el valor que nos proporciona el acabado que más nos gusta.

Para concluir solo tenemos que completar el ajuste del tono modificando la saturación hasta que consigamos el resultado que queremos. Y remataremos este procedimiento acoplando las dos capas desde el menú Capa/Acoplar capas, y convirtiendo a escala de grises desde Imagen/Modo/Escala de grises.

En Xataka Foto | 48 alternativas a Adobe Photoshop, 22 programas de escritorio y 26 servicios online

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio