Compartir
Publicidad
Publicidad

Lucha contra el ruido, aprendiendo a exponer bien

Lucha contra el ruido, aprendiendo a exponer bien
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente hablamos mucho del ruido de las cámaras digitales y de los algoritmos que incorporan los nuevos modelos de cámaras para reducirlo incluso utilizando altas sensibilidades.

Cuando hacemos fotografías con malas condiciones de luz, no nos queda otra opción que subir el ISO y entonces comienza a aparecer el ruido, pero hay otras situaciones en las que aun disparando a ISO:100 aparece ruido en nuestras fotografías. ¿Cómo puede ser esto? Si mi cámara es la “ultramegaquetecagasD” con antiruido de serie.

La causa es muy sencilla, no hemos expuesto bien la escena y el ruido malote ha venido a recordárnoslo. Pero no hay que preocuparse, porque la solución también es sencilla, sólo hay que aprender a exponer bien para luchar contra el ruido.

Seguramente habréis oído hablar de derechear el histograma, que no tiene nada que ver con tendencias políticas. Explicado de manera rápida, es una técnica que consiste en situar el histograma lo más a la derecha posible sin llegar a quemar las altas luces, de esta forma conseguimos mayores niveles de información en toda la escena y minimizamos la aparición del ruido.

Básicamente es lo que vamos a intentar conseguir, exponer correctamente la imagen para evitar la aparición de ruido y lo vamos a hacer subiendo el ISO, ¿curioso no?

Exponer en la zona correcta

Vamos a ver un ejemplo de una escena con zonas con distintas iluminaciones:

centro125fin.jpg

Si medimos la luz en la zona seleccionada, esa zona concreta nos saldrá correctamente expuesta, pero el resto de la imagen estará claramente subexpuesta. Para solucionarlo lo único que tenemos que hacer es realizar la medición en una zona más oscura, así tendremos correctamente expuesta toda la fotografía:

esquina400fin.jpg

Para que la imagen tuviera la suficiente luz y no saliera movida hemos tenido que seleccionar la máxima abertura y una velocidad de obturación de 1/50 segundos. En el primer caso el ISO seleccionado fue de 125 mientras que en el segundo ha sido de 400. El ISO empleado no es excesivamente elevado y la imagen no tiene ruido y ha ganado en detalle.

Vamos a ver un ejemplo más detallado para ver que no hay que tener miedo a subir el ISO para conseguir una exposición correcta.

Aumentar el ISO para bajar el ruido

Cuando disparamos en RAW tenemos la opción de corregir la exposición de la toma en el postproceso, pero no debemos olvidar que se trata de una corrección artificial y que implicará un deterioro en la imagen resultante.

Si la imagen inicial está sobreexpuesta, podremos compensar la exposición en nuestro programa de procesado y recuperar información en las altas luces sin mayores problemas. Pero si la imagen está subexpuesta esa compensación y recuperación, que también es posible, conllevará la aparición de ruido en las zonas de sombra, incluso utilizando ISOs bajos.

iso100rec.jpg

histo100.jpg

Para ilustrar el ejemplo he hecho dos fotografías con el mismo encuadre que las primeras, pero en este caso vamos a analizar un recorte de una zona de sombras para poder apreciar con más detalle las diferencias entre una y otra. Ambas están realizadas con la reducción de ruido de la cámara desactivada para que no interfiriera en el resultado.

La primera fotografía ha sido tomada a ISO:100, f:1,8 y t:1/50. No podía abrir más el diafragma para captar más luz, ni bajar la velocidad de obturación ya que hubiera salido trepidada. En la cámara ya observé que estaba claramente subexpuesta pero decidí disparar así y luego compensar el RAW en el postproceso.

La imagen que pongo arriba es la resultante de haber compensado en más de dos puntos, como muestra la captura del histograma de la derecha. He conseguido una exposición correcta pero si observamos con detalle, vemos que aparece bastante ruido incluso a ISO:100.

Ahora vamos a disparar la misma escena, con los mismos parámetros de velocidad y abertura: t:1/50 y f:1,8; pero vamos a subir el ISO sin miedo hasta que la imagen esté correctamente expuesta.

iso1000rec.jpg

histo1000.jpg

Como podéis observar, la segunda imagen tiene aproximadamente la misma iluminación que la primera, pero en este caso no hemos tenido que compensar la exposición ya que habíamos expuesto correctamente en el momento de la captura. Observad como el histograma está totalmente a la derecha de la tabla.

Si comparamos ambas imágenes vemos que las dos tienen ruido, pero en la de arriba se aprecia más, incluso aparecen algunas bandas verticales, mientras que en la de abajo el ruido es más suave, propio de haber utilizado un valor de sensibilidad elevado que en este caso fue ISO:1000.

Como se ha visto en este sencillo ejemplo, no hay que tenerle miedo a subir el ISO cuando la situación lo requiera, es preferible tener una fotografía correctamente expuesta con un ISO mayor, que una subexpuesta con un ISO menor, ya que la recuperación posterior de información en esta última llevará unida una pérdida de calidad con aparición de ruido.

Si queréis ampliar información, os sugiero que leáis algunos artículos sobre este tema de la página de Guillermo Lujik, son muy interesantes.

En Xataka Foto | Cinco consejos para reducir el ruido en tus fotografías

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos