Compartir
Publicidad

Siete Casos en los que es recomendable disparar en los modos automáticos

Siete Casos en los que es recomendable disparar en los modos automáticos
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando compras una cámara de gama alta, sea réflex o CSC-EVIL, puedes observar que incluye modo automático, algo que puede chocar al usuario con conocimientos, por pensar que un profesional no necesita más que modo manual (M). Aparte de los modos semiautomáticos: Prioridad a la apertura (A), Prioridad a la velocidad (S) y modo programado (P). Aunque hablando con cualquier profesional de cualquier rama fotográfica podrás oír que el modo automático no está de más nunca.

Una cámara de fotos con ajustes manuales: iso, apertura, velocidad, balance de blancos, modos de imagen,... siempre ofrece los mejores resultados cuando se conocen sus posibilidades, se conoce el funcionamiento de todos sus parámetros y cuando se disfruta buscando la mejor foto en cada ocasión. Para ello se usa en manual en casi todas las ocasiones, en otras pueden usarse los modos P,S,A. Para fotos algo más rápidas o en las que la luz ambiente puede cambiar y deseamos que la cámara tome algunas decisiones por nosotros. Pero en otras ocasiones podemos disparar totalmente en automático:

7 Casos que justifican el uso del modo automático o los semiautomáticos:

  1. Making of

    Cuando estamos disparando en Manual con flashes o focos y de repente, deseamos hacer una foto rápida para no perder el instante, las condiciones de luz son muy diferentes y no queremos tener que cambiar todos los parámetros para, después de la foto, volver a seguir con los flashes. Disparamos en modo A (automático) esa fotografía, generalmente de making of.
  2. Clima cambiante

    Cuando estamos disparando en Manual un paisaje o edificio, necesitamos hacer varias tomas pero no paran de pasar nubes, pasando de nublado a soleado constantemente, usar el modo A (prioridad a la apertura) para que la cámara asigne la velocidad en función de la luz, es una opción muy válida.
  3. Deportes con telezoom

    Cuando estamos haciendo deportes con un telezoom tipo 70-200mm, podemos usar el modo P (programado) en el que asignemos por ejemplo: 1/90 f8 para cuando disparamos de cerca a 70mmm y con tres toques de dial de control, pasar a 1/200 f5,6 para disparar a 200mm. Es una opción usada por algunos profesionales, aunque otros disparan con valores de velocidad y apertura fijos y que sea el iso el automático cuando disparan al aire libre.
  4. Efecto seda

    Cuando estamos haciendo un paisaje con un río, mar o cascada, deseamos que salga el agua como seda, así que montamos la cámara sobre trípode y fijamos una velocidad muy lenta, podemos usar el modo S (prioridad a la velocidad) y que la cámara fije la apertura en función de si hay sol o nubes. Si es un día muy estable, sin cambios, mejor disparar en manual (M). Pero en cualquier modo hay que asegurarse que la apertura sea f8 o más cerrado para que todo el paisaje salga a foco.
  5. Momento irrepetible

    Cuando vas a empezar una sesión de fotos de retrato, aún no has medido para asignar parámetros, pero el modelo te ofrece un momento único que no quieres perder, usas el modo A (automático) o P (programado) para luego ajustar en el RAW si fuese necesario.
  6. En bodas

    En una boda, con luces diferentes para cada invitado
    durante el cocktail, la ceremonia o la cena, si no queremos perder un momento importante de los novios, su familia o amigos, disparamos muy rápido en varias direcciones, cada una de ellas con una luz. En ese caso lo mejor es usar el modo S (velocidad) para asegurarnos que no trepide ninguna, pero dejamos que la cámara asigne automáticamente la iso o la iso más la apertura.
  7. Foto urbana

    Por último cuando haces foto urbana, social en estado puro, lo que ocurre a tu alrededor no espera a que ajustes la cámara para la mejor luz, ni que tomes decisiones. Todo es rápido y no puedes esperar o repetir, el momento se pierde si no disparas en el acto. Usa cualquier modo donde la cámara te ayude en la toma de decisiones, hacerlo en manual sería complicado ya que aun estando el cielo estable, todo cambia cuando lo que fotografías está a un lado de la calle o el otro, la escena cambia mucho si la luz le llega de frente o de contraluz, si el fondo tras los protagonistas es muy claro u oscuro,...

Conclusión:

Todo fotógrafo debe hacer las fotos como le apetezca, es el principio fundamental de este arte, lo que no quiere decir que existan técnicas o formas de actuar que te faciliten en rapidez o fiabilidad los resultados finales. Por encima de todo, practicad y usad los consejos que os gusten o que os den buenos resultados, siempre decidís vosotros.

Foto inicio | Phil Long

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio