Compartir
Publicidad

Truco Express: seis consejos para conseguir «agua sedosa» al fotografiar una cascada

Truco Express: seis consejos para conseguir «agua sedosa» al fotografiar una cascada
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si eres un fotógrafo profesional o un aficionado experimentado, probablemente ya conocerás perfectamente cómo resolver la fotografía que planteamos en este post. Pero, si no es tu caso, lo primero que debes saber es que puedes salir airoso de este reto. Solo debes conocer unos consejos bastante asequibles que incrementarán tu probabilidad de éxito.

Antes de entrar en materia me gustaría apuntar que hace unos años un compañero de Xataka Foto preparó un post que tenía este mismo objetivo, y que os puede interesar consultar como complemento de esta entrada, aunque su enfoque fue ligeramente diferente.

Un último comentario antes de empezar. La fotografía que ilustra el post fue tomada con una Canon EOS 400D utilizando una longitud focal de 18 mm, una abertura de f/16, una exposición de 4 segundos y una sensibilidad de 200 ISO. Una vez dicho esto, vamos allá.

Seis consejos bastan para salir victorioso

  • 1. La clave para conseguir ese efecto sedoso en el agua que tanto embellece estas fotografías consiste en utilizar un tiempo de exposición prolongado. Por esta razón, como os aconsejó mi compañero Fran hace unos días, es una buena idea activar el modo de la cámara de prioridad de obturación. Toma como punto de partida una exposición de uno o dos segundos.
  • 2. La hora del día en que este tipo de fotografías suelen quedar más bonitas es durante los primeros minutos del amanecer, o justo antes de que anochezca. Si no te es posible hacer la fotografía en uno de esos momentos, utiliza un filtro de densidad neutra para reducir la cantidad de luz que incidirá en el sensor, y, así, podrás mantener un tiempo de exposición prolongado.
  • 3. Como es lógico, lo ideal cuando se utiliza un tiempo de exposición prolongado es fijar nuestra cámara con un trípode que evite cualquier vibración. El problema es que con frecuencia no es fácil cargar con uno hasta el lugar en el que se encuentra la cascada, por lo que la mejor opción en este caso es colocar la cámara sobre una superficie estable que nos permita obtener el encuadre apropiado, pero en ningún caso debemos disparar con la cámara en nuestras manos.
  • 4. Otro consejo lógico. Si es posible, utiliza un disparador remoto, o, si no tienes uno, emplea el temporizador de la cámara. Lo que sea para no tener que accionar manualmente el disparador.
  • 5. Si no tienes un filtro de densidad neutra pero sí un polarizador, úsalo. Reducirá la cantidad de luz que entra en el objetivo y te permitirá utilizar tiempos de exposición más largos. Y, además, eliminará los reflejos que puede producir el agua y las superficies húmedas que rodean la cascada.
  • 6. Si decides seleccionar tú la abertura, toma como punto de partida una de f/8, y, si no obtienes el resultado esperado, ciérrala aún más. De esta forma no tendrás problemas con el enfoque.

Imagen | Neils Photography, en Flickr
En Xataka Foto | Truco Express: tres consejos para obtener fotos preciosas de puestas de sol

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio