Publicidad

Trucos y consejos para conseguir siluetas en nuestras fotografías
Trucos y consejos

Trucos y consejos para conseguir siluetas en nuestras fotografías

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Normalmente cuando hacemos una foto en la que aparece una persona queremos que se la aprecie perfectamente, por lo cual si tenemos un contraluz o similar tenemos que recurrir al flash de relleno o a alguna otra técnica para compensar la iluminación. Sin embargo, hay veces en las que hacer que el sujeto se convierta en una silueta recortada sobre un fondo brillante puede ser mucho más efectivo para conseguir una imagen impactante. Veamos cómo conseguirlo.

Lo cierto es que las siluetas son una forma estupenda de transmitir misterio, emoción o incluso drama a una fotografía gracias a su simplicidad y a su capacidad para sugerir una historia. Porque, más que contar, este tipo de fotos dejan al espectador que reconstruya la parte “que falta” en la imagen gracias a su imaginación.

Conseguir Siluetas En Fotografia 02 Foto de Mohamed Nohassi

La técnica básica para conseguir este tipo de fotografías es colocar al sujeto que quieres que aparezca como silueta con un fondo de luz normalmente muy intensa y exponer la imagen para la parte más brillante (el fondo) en vez de para el sujeto “principal”. Al exponer para la zona más iluminada haremos que el sujeto en cuestión quede subexpuesto y, con mucha probabilidad, aparezca como una silueta negra.

La técnica no es difícil de conseguir, pero hay que tener en cuenta diversas variables, además de buen ojo para evaluar correctamente la escena (teniendo en cuenta que el ojo compensa las diferencias de iluminación de forma increíblemente rápida). Básicamente podemos valernos de la exposición manual para exponer en la zona correcta o bien “forzar” a que la cámara lo haga de otras maneras (hay varias), aunque también es importante saber medir bien la luz de la escena. Así que vamos con ello:

Lo primero, elegir bien el tema

Conseguir Siluetas En Fotografia 06 Foto de Jlhopgood

Casi cualquier cosa es susceptible de convertirse en una silueta, pero es evidente que hay sujetos que son mejores que otros. Por eso lo ideal es escoger una forma que tenga fuerza y que sea al mismo tiempo reconocible y lo suficientemente interesante como para mantener el interés del espectador. Piensa que una silueta es un objeto bidimensional, sin color ni textura que pueda hacerla atractiva, por lo que debe ser distinta.

Prohibido usar el flash

Conseguir Siluetas En Fotografia 05 Foto de Negative Space

Si eres un fotógrafo con ciertos conocimientos no hará falta que te lo digamos, pero si eres novato tienes que saber que debes desechar totalmente el uso del flash. Si sueles utilizar tu cámara en modo automático es probable que ya hayas visto que tiene cierta tendencia a levantar el flash incorporado para usarlo en cuanto la luz decae, y ésta es una de esas situaciones en las que querrá usarlo, arruinando tu silueta. Piensa que lo que necesitas es tener la menos cantidad de luz posible iluminado al sujeto que va salir como silueta desde su parte frontal.

Busca la mejor luz

Conseguir Siluetas En Fotografia 09 Foto de Daiana Lorenz

Como decíamos, no nos interesa que el sujeto principal tenga iluminación frontal, sino más bien posterior. Es decir, por decirlo de otro modo, lo que necesitamos es que haya mucha más luz en el fondo que en el primer plano. Por eso, la luz perfecta para esto es ubicar al sujeto frente a una puesta de sol o un amanecer, aunque cualquier luz brillante en el fondo sirve para lograr una silueta.

Procura que las siluetas no se solapen

Conseguir Siluetas En Fotografia 12 Foto de David McEachan

Si la imagen que quieres capturar contiene más de un objeto que va a aparecer en sombra se corre el riesgo de que se solapen perdiendo fuerza por su propia idiosincracia (al perder de alguna manera la tercera dimensión) por lo cual conviene mantenerlos separados. Por ejemplo, si quieres que aparezca una persona y un árbol y haces la foto mientras que la segunda se apoya en el primero es posible que el resultado sea confuso y que se fusionen las formas confundiendo al espectador.

Siluetas en modo automático

Conseguir Siluetas En Fotografia 03 Foto de burak kostak

Como sabrás, las cámaras digitales suelen leer las escenas a fotografiar y exponen de tal manera que todas las zonas salgan medianamente bien expuestas (decimos medianamente porque como sabéis esto es imposible en muchos casos). Por eso ante un caso como el que estamos contando lo usual es que, en modo automático, la cámara exponga para sacar al sujeto principal con detalle, lo cual hará aumentando la exposición o tratando de usar el flash.

Como de lo que se trata aquí es de que el sujeto principal salga subexpuesto, pues no te quedará más remedio que “engañar” a la cámara. Una forma es encuadrar la imagen sin que aparezca el sujeto principal, centrándose en la parte más iluminada, y pulsar el obturador hasta la mitad (de manera que la cámara mida la luz para esa zona). Acto seguido recompondremos la foto para incluir al sujeto y dispararemos. Otra manera de hacerlo en modo automático es empleando el botón de compensación que suelen incluir casi todas las cámaras digitales. Bajamos el nivel varios puntos hasta que veamos que la imagen se oscurece y el sujeto principal aparece como una silueta, y simplemente disparamos.

Ojo con el enfoque

Conseguir Siluetas En Fotografia 10 Foto de Pixabay

Normalmente la idea será que, a pesar de salir completamente en negro, el sujeto principal aparezca perfectamente enfocado, lo que complicará el proceso que os comentábamos de encuadrar la zona brillante y reencuadrar con el obturador pulsado hasta la mitad. Si lo intentas es posible que la foto te salga enfocada al fondo, donde mediste la luz. Afortunadamente puedes evitarlo de dos maneras. La primera es utilizar el enfoque manual, porque esta es una de esas situaciones en las que viene muy bien. La segunda es tratar de utilizar una profundidad de campo muy amplia (gracias sobre todo al uso de un diafragma muy cerrado), incluso recurriendo a la hiperfocal.

Siluetas en modo manual

Conseguir Siluetas En Fotografia 07 Foto de Pixabay

Todo lo anterior sería la forma de proceder si no tenemos muchos conocimientos y disparamos en modo automático. Pero si esta técnica no funciona o queremos controlarla mejor lo ideal es disparar en modo manual, incluyendo el enfoque de esta manera. De este modo podremos medir la luz en la zona brillante de la escena, determinar la exposición adecuada para esta zona, recomponer la imagen y disparar.

Dicho así suena parecido a lo anterior pero el control que se consigue es mayor y está menos sujeto a error, sobre todo porque debemos combinarlo con el uso de los distintos modos de medición de la luz que casi seguro tiene nuestra cámara. Gracias a ellos podemos medir la luz en una zona pequeña (usando el modo puntual) de tal manera que la exposición se ajuste de forma más exacta a la parte de la imagen que queremos que esté perfectamente expuesta.

Hay otras posibilidades como hacer varias tomas usando el horquillado de la exposición, pero las descritas arriba son las más aconsejables para lograr bonitas siluetas y que, con suerte, ni siquiera necesites retocar la foto a posteriori.

Últimos consejos

Conseguir Siluetas En Fotografia 04 Foto de Indi Samarajiva

Como os contamos hace unos meses, utilizar marcos es una buena manera de mejorar la composición ya que ayuda a focalizar la atención, entre otras posibilidades. En fotografías de siluetas también es muy efectivo así que no desdeñes utilizar los elementos que puedas encontrar para ello.

Por otro lado, piensa también que aunque tengas la idea de una silueta completa y perfectamente perfilada sobre una preciosa puesta de sol, tampoco deberías desdeñar el uso de siluetas parciales en las que el sujeto no aparezca completo. A veces un toque de luz sobre ellos los hace un poco más tridimensionales y “reales” y permite conseguir imágenes igualmente bellas y, tal vez, menos convencionales.

Foto de portada | jill111

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir