Compartir
Publicidad

Vende más en Microstock: 5. Facilítate el trabajo

Vende más en Microstock: 5. Facilítate el trabajo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Continuamos en XatakaFoto con el especial “Vende más en Microstock”. Ya hemos visto donde buscar inspiración, cuáles son las composiciónes que mejor funcionan, el interés de las fotografías de elementos sobre fondo blanco, y la importancia de transmitir un mensaje a través de las fotos. Hoy vamos a hablar de cómo podemos facilitarnos el trabajo.

Facilitarse a uno mismo el trabajo no significa levantarse tarde, no medir la luz o ir disparando al azar sin proponerse ni siquiera salir de casa, no. Facilitarse el trabajo consiste en evitar complicaciones que no apoten nada a nuestras fotografías, o querer tomar fotografías que no están a nuestro alcance.

Vamos a ver entonces qué importancia tiene facilitarnos el trabajo y cómo podemos hacerlo, siempre teniendo en cuenta que nuestras fotografías terminarán en el mercado del microstock y no se tratan ni de obras de arte, ni de encargos en los que sí deberíamos intentar superar la calidad que se espera de nosotros aún teniéndonos que complicar la vida.

¿Por qué debemos facilitarnos el trabajo?


Foto de robertomd en nuestro grupo de Flickr

Estamos hablando de microstock y un día uno puede estar haciendo fotos de mascotas y al día siguiente de edificios, simplemente porque lo prefiere así y no porque nadie se lo encargue, entonces la pregunta casí debería ser ¿por qué complicarnos? Pero bueno, para los que les gusta buscar la foto imposible, vamos a continuar.

Está más que demostrado que en microstock no sirve de nada tener una gran cantidad de fotografías si ninguna alcanza un nivel aceptable en cuanto a calidad, por lo tanto deberemos buscar siempre la máxima calidad posible en cada una de nuestras fotografías que pongamos a la venta. Entonces… ¿no será mejor esforzarse aunque esto suponga complicarse las cosas? Definitivamente no, hay que esforzarse al máximo pero sin complicarse innecesariamente.

Imaginad por un momento que queréis sacar una foto preciosa del Big Ben en Londres pero resulta que vivís en Madrid. Decidís viajar a Londres una semana y os pasáis los siete días delante del Big Ben esperando el momento perfecto. Es muy posible que consigáis un montón de buenas fotografías, pero también es posible que durante toda esa semana, por ejemplo, se asiente la famosa niebla londinense o que no pare de llover y aunque consigáis fotografías muy interesantes con la niebla o la lluvia, puede que el Big Ben ni se vea, con lo que esa foto tendrá poca utilidad comercial. Además al día siguiente de regresar a España, se irá la niebla y llegará esa luz estupenda que estábamos esperando, el inglés bajará de su casa y sacará la foto perfecta que andábamos buscando nosotros.

Con esto no quiero decir que no os esforcéis en tomar una foto, ni que no merezca la pena viajar para tomar fotos, al contrario, pero pretendo hacer ver que querer sacar la mejor foto para microstock es bastante complicado en lo que suele durar un viaje y que salvo excepciones será mejor la foto de una persona que vive ahí todo el año, que puede esperar a las mejores condiciones y que conoce mejor el terreno.

Facilitarnos el trabajo nos permitirá conseguir mejores fotografías pero además hacerlo de una forma mucho más agradable, lo que nos hará sentirnos mejor y transmitir esa sensación a los modelos que tengamos ante nuestras cámaras, por lo que ellos también trabajarán más a gusto y saldrán mejor en nuestras fotos.

¿Cómo facilitarnos el trabajo?

Foto de Beatriz AG en nuestro grupo de Flickr

Tal y como decía, el señor de Londres no deberá esperar toda una semana dando vueltas por la calle. Simplemente se dará un paseo y tomará la foto, si otro día se encuentra una escena mejor, volverá a hacer una foto sin mayor complicación. Convirtámonos entonces en este señor de Londres pero a nuestra manera.

¿Eres el propietario de una frutería? Entonces aprovéchalo, tendrás a tu disposición muchísima más fruta que la mayoría de personas, por lo que es más probable que encuentres la manzana perfecta antes que el resto de tus competidores, por lo tanto intenta hacer fotografías de frutas. Puedes tomar otro tipo de fotografías, pero acuérdate de que tienes esa ventaja.

Muchas veces visitamos una agencia de microstock en búsqueda de motivos que fotografiar y nos encontramos fotografías con fabulosos modelos “superestupendos” y nos empieza a entrar la envidia al pensar que nos gustaría conseguir modelos así, vamos a Google y escribimos “Agencia de modelos en mi localidad”, vemos unos cuantos books, consultamos precios y, normalmente, nos olvidamos de las fotos en las que aparezcan personas.

¿Por qué no buscar a nuestro alrededor? No pensemos que la gente que nos rodea no es interesante, simplemente la tenemos muy vista, pero por ejemplo, nuestro abuelo ¿no encajaría en una foto en la que algún amigo nuestro le ayuda a levantarse? No hace falta que todo sean modelos sonrientes, de hecho, las agencias de microstock están saturadas de fotografías con una apariencia demasiado comercial y están faltas de fotografías más naturales con modelos que no sean tan “superestupendos”. Si no tenemos ningún conocido dispuesto a posar para nosotros, siempre podremos posar nosotros mismos.

En fin, lo que quiero decir es que buscando a nuestro alrededor encontraremos infinidad de recursos a los que tendremos muy fácil acceso y a los que sólo deberemos buscarles la situación en la que encajen mejor. Si ese señor inglés visitara Madrid, terminaría con peores fotos que tú que vives ahí todo el año, miremos a nuestro alrededor.

Además de fijarnos en lo que tenemos más a mano, podemos plantearnos también las cosas de la manera más sencilla en cada sesión. ¿Por qué usar siete flashes carísimos si con uno o dos, o incluso con luz natural y reflectores, somos capaces de conseguir prácticamente los mismos resultados? Vayamos a lo más sencillo, económico y que nos funcione como nosotros queremos. Muchas veces en fotografía, menos termina siendo más y mejor.

Una cosa más: el número de fotos

Foto de Roger Costa en nuestro grupo de Flickr

Actualmente, con la fotografía digital, pasamos muchísimo más tiempo delante del ordenador escogiendo, revisando y editando fotos que haciéndolas, es inevitable, antes también se pasaba mucho tiempo en el laboratorio. Pero en microstock el tiempo cuenta, y al tiempo de edición debemos sumarle el de etiquetado de las fotografías y el de envío o subida a las agencias.

Si para fotografiar una manzana, debemos tomar trescientas fotos, desde todos los puntos de vista, con todos los tipos de iluminación posible, con la manzana sucia y después limpia, etc. nos supondrá una gran inversión de nuestro tiempo primero descargar esas 300 fotos i después ir a buscar las diez o doce que vayan a llegar a la selección final para enviar diez a las agencias y que nos seleccionen una o dos.

¿No será mejor pararnos a pensar antes de tomar la foto? Sí, nos estaremos complicando el trabajo durante la sesión, pero esas trescientas fotos donde doscientas no merecen ni siquiera ser descargadas al ordenador, se verán reducidas a cincuenta fotos más o menos aceptables de las que escogeremos 10 buenas fotos con distintos puntos de vista, editaremos, etiquetaremos y enviaremos cuatro o cinco a las agencias y posiblemente pasarán todas a la venta gracias a la atención que hemos podido prestarle a los errores en cada una de ellas y que hemos corregido a tiempo.

Seguro que al final hemos invertido menos tiempo en la segunda opción que en la primera y eso al fin y al cabo nos permitirá preparás nuevas sesiones o simplemente tomarnos un descanso.

En resumen


Muchas veces envidiamos imágenes que vemos en internet e intentamos tomar algunas parecidas aunque se escapen de nuestras posibilidades. Puede ser muy satisfactorio personalmente conseguir esa fotografía imposible, pero desde el punto de vista de la fotografía de microstock eso únicamente se traducirá en una foto más o menos buena que puede que se venda, o no.

Facilitarnos el trabajo nos permitirá tomar un mayor número de fotografías de calidad que a la larga se traducirán en un mayor número de ventas y de beneficios, así que volvemos al principio, la pregunta a plantearnos debería ser ¿Por qué no facilitárnos el trabajo?

Foto de portada | Carlos Olmedillas en nuestro grupo de Flickr
En Xataka Foto | Vende más en microstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos