Compartir
Publicidad

Vende más en Microstock: 8. Algunos consejos breves

Vende más en Microstock: 8. Algunos consejos breves
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de siete artículos del especial "Vende más en microstock" en los que hemos visto paso a paso cómo podíamos ir adaptando nuestras fotografías para que se vendiesen mejor a través de las agencias, dando un repaso a las composiciones más comerciales, el etiquetado de las fotografías o incluso a las ventajas que puede aportarnos acercarnos a un editor o diseñador gráfico, vamos a ver en éste último artículo del especial, una serie de consejos más breves que nos pueden ayudar a que nuestras fotografías se vendan bien y continúen vendiéndose con el paso del tiempo.

Se trata de cuatro consejos que no tienen tanto que ver con la forma de tomar o editar las fotografías y que puede que no se relacionen directamente con el número de fotografías vendidas, pero que sí nos ayudarán a llevar a cabo una serie de prácticas que pueden hacer nuestras imágenes más atractivas y visibles y a conocer mejor el mercado del microstock para que nuestras fotografías se adapten a sus exigencias y necesidades.

Mantente actualizado

Foto de lulilaly en nuestro grupo de Flickr

En un mundo como el de la imagen, las cosas cambian continuamente. Los editores y publicistas buscan siempre nuevas formas de llamar la atención de su público y una de sus mejores herramientas son las fotografías. Por eso conviene conocer bien qué es lo que están buscando estas personas en cada momento para utilizar en sus diseños y así adaptarnos como podamos a las exigencias del mercado.

Para mantenernos al día podemos fijarnos en revistas y folletos o vallas publicitarias como decíamos en el primer artículo de este especial, buscar en los anuncios de la televisión hacia donde se mueven los publicistas e incluso visitar las agencias de microstock (o en las de macrostock) en búsqueda de las fotografías más vendidas durante el último mes o la última semana.

En cuanto al equipo que utilizamos podríamos hablar de comprar la última cámara del mercado o la más cara. Si puedes permitírtelo y quieres, hazlo, las marcas comerciales estarán encantadas, pero tampoco es necesario cambiar la cámara, objetivos, flashes, etc. cada año o cada dos años para conseguir vender nuestras fotos. Una cámara con más megapíxeles nos permitirá vender las fotografías a un tamaño mayor y por lo tanto más caras, pero si esas fotografías no son buenas no se venderán ni grandes ni pequeñas.

Lo que sí conviene es intentar mantener el firmware de nuestro material actualizado, tanto de las cámaras como de los flashes. Las actualizaciones de firmware por un lado pueden corregir algunos errores que han ido surgiendo desde que salió la cámara al mercado y por otro lado pueden darnos acceso a nuevas acciones o configuraciones que anteriormente no tenía nuestro material.

Crea colecciones y cajas de luz

Foto de Cálamo en nuestro grupo de Flickr

Las colecciones y/o cajas de luz (lightboxes) en principio están destinadas a facilitar la organización y selección de fotografías por parte de los compradores. Ellos van seleccionando las fotografías que más le gustan sobre un tema y las agrupan en una caja de luz o colección para descargarse después las que necesiten.

Pero nosotros, como vendedores, también podemos sacar provecho a estas herramientas para facilitarle el trabajo a los compradores. Pongamos por ejemplo que tenemos en nuestro portfolio muchas fotografías con motivos navideños. Podemos crear una colección que agrupe todas nuestras fotografías sobre este tema. Incluso podríamos llegar a agrupar todas las fotografías que tengamos de bolas de árboles de navidad. Pero ¿para qué nos sirve a nosotros una colección?

Al crear una colección (o caja de luz) sobre un tema, podremos acceder a ésta como si de cualquier otra página de la agencia se tratara, por lo que dispondremos de una dirección web o URL que podremos promocionar como se nos ocurra, por ejemplo en nuestro sitio web o en redes sociales.

Pero además de tener este enlace, podemos crear una especie de imagen publicitaria (o banner) e incluirla en la descripción de las fotografías que tengamos a la venta en iStockphoto. Siguiendo con el ejemplo anterior, podríamos crear un cuadro con unas ocho miniaturas de las mejores fotografías de navidad que tenemos en venta para luego ponerlo en la descripción de cada una de las fotos que pertenezcan a esa colección y enlazar la imagen con la URL de la colección.

Crear colecciones cuando tenemos muchas fotografías a la venta lleva mucho trabajo, pero si vamos organizando nuestro portfolio poco a poco, a medida que vamos teniendo nuevas fotografías a la venta no se hace tan pesado. Además si añadimos esa imagen de la colección a la fotografía que tenemos en venta, puede que algún comprador al que no termina de convencerle la foto que está viendo pero le guste nuestro estilo, visite esa colección y termine comprando otra foto relacionada con la primera, por lo que puede merecer la pena ese trabajo extra.

Infórmate en los foros y newsletters de las agencias

Foto de nachofabiani en nuestro grupo de Flickr

Algunas agencias disponen de un foro en el que los usuarios pueden lanzar consultas que podrán responder otros usuarios o la propia organización. En estos foros frecuentemente encontramos una sección que se llama algo así como "¿Por qué me rechazaron esta foto?" que puede ser de gran utilidad para corregir futuros errores y evitar que nos rechacen algunas fotos en las agencias por detalles insignificantes y fáciles de corregir.

Además en estos foros suele haber una sección de novedades en la que puedes informarte sobre la situación actual de la agencia en relación a sus colaboradores. Algunas agencias incluso añaden al foro una sección de demanda de fotografías, en las que los compradores solicitan imágenes muy concretas y nosotros podemos ofrecerle el enlace a nuestra foto en nuestro portfolio o aprovechar y crear una fotografía tal y como solicita.

Los newsletters son esos correos que generalmente suelen estar llenos de publicidad camuflada en forma de "últimas novedades", pero en los que de vez en cuando encontramos algo de información interesante como que pasarán a aceptarse un tipo de fotografías que antes no se aceptaban, por ejemplo Shutterstock ahora está aceptando fotografías en las que aparecen palabras en un idioma distinto al inglés y lo notificaron a través de un newsletter (además de en su blog).

Visualiza tus fotos también en miniatura

Foto de Jesus Belzunce en nuestro grupo de Flickr

Al editar una fotografía estamos acostumbrados a verla lo más grande que permita nuestro monitor y además ampliarla al 100% para ver bien los detalles, pero los compradores al realizar una búsqueda reciben un montón de fotografías con un tamaño reducido (unos 120 píxeles en su lado mayor), que si alguna consigue llamar su atención, al hacer click sobre la imagen, podrá acceder a la ficha de la fotografía donde aparecerá a un tamaño un poco más grande (unos 400 píxeles en su lado mayor).

Salvo algunas agencias que permiten hacer zoom sobre estas fotografías, en la mayoría de las ocasiones el comprador termina descargándose una imagen de diez, doce o treinta megapíxeles después de haber visto únicamente una miniatura de la misma.

Puede ser interesante entonces que nosotros también echemos un vistazo a nuestras fotografías a esos tamaños tan reducidos para comprobar qué tal se ven y plantearnos si esa miniatura es lo suficientemente potente como para que primero llame la atención entre el resto de fotografías de un resultado de búsqueda, y después para que convenza al comprador de que esa es la foto que necesita.

Conclusiones

Con este artículo terminamos el especial "Vende más en microstock", que no pretende ser más que una recopilación de información y experiencias personales que nos pueden ayudar a adaptar ligeramente nuestras fotografías de stock a este mundillo tan de moda como es el microstock.

Está claro que en un especial como este no está todo escrito, ni mucho menos, se trata de plantear algunas cuestiones para intentar comprender mejor cómo y para qué se utilizan los millones de fotografías que se descargan a diario en las agencias de microstock.

Existen libros realmente buenos que hablan acerca de la fotografía de microstock. Si alguno de vosotros desea comprar o pedir prestado alguno, os recomiendo que os fijéis especialmente en la fecha de publicación de la primera edición ya que la fotografía de stock o de microstock está cambiando día a día y puede que en un libro escrito hace unos años encontremos algunos errores que son simplemente fruto del paso del tiempo. Por eso intentaría hacerme con libros lo más modernos posible.

Aunque seguiremos hablando de fotografía de microstock en el futuro, os invito a repasar mientras tanto los ocho artículos de este especial para comprobar por un lado que no se os ha pasado ninguno por alto y por otro que estáis adaptando en la medida de lo posible vuestras fotografías al mercado del microstock.

Foto de portada | Pecata  Minuta en nuestro grupo de Flickr En Xataka Foto | Vende más en microstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio