Compartir
Publicidad
Las virtudes de los objetos inteligentes de Adobe (I)
Tutoriales

Las virtudes de los objetos inteligentes de Adobe (I)

Publicidad
Publicidad

Adobe es una de las empresas más importantes para la fotografía digital. Ha conseguido que dudemos de lo que vemos. Las posibilidades que ofrece para revelar nuestros archivos es legendaria. Los límites ya solo los pone el usuario, la pericia del fotógrafo. Una de las cosas más interesantes son los objetos inteligentes. Muy poca gente los utiliza pero vamos a ver las virtudes de los objetos inteligentes.

Los objetos inteligentes llevan la edición no destructiva a otro nivel. Es un enlace directo al archivo bruto. Y no os imagináis la de cosas que permite hacer. Quizás lo más importante es que permiten un revelado con arrepentimientos, como hacen los pintores. Si algo no nos gusta cómo queda, tenemos la posibilidad de volver a la fuente original sin dejar rastro de nuestros errores pasados.

Otra cosa muy cosa muy interesante que permiten los objetos inteligentes es que se puede trabajar también con filtros inteligentes. Es decir, si nos pasamos con los efectos, si los vemos exagerados, siempre podremos volver al filtro en cuestión y bajar el parámetro que haya convertido la fotografía en un pastiche.

¿Qué son los objetos inteligentes?

Como siempre, lo mejor es acudir a esa fuente de sabiduría que es el manual de instrucciones de la propia empresa creadora. A veces es muy críptica, pero en esta ocasión es bastante clara:

Los objetos inteligentes constituyen capas que contienen datos de imagen procedentes de imágenes rasterizadas o vectoriales como, por ejemplo, archivos de Photoshop o Illustrator. Los objetos inteligentes conservan el contenido original de la imagen con todas sus características originales, de tal modo que posibilitan la edición no destructiva de la capa en cuestión.

Quizás la mejor forma de entenderlos es que son contenedores de la información original, con todo lo que supone. Gracias a ellos, como hemos dicho antes, siempre tenemos acceso al origen del archivo, independientemente de que sea un RAW (lo más lógico), un TIFF o incluso un jpeg. Así que vamos a ver cómo podemos abrir cualquiera de nuestros archivos como objeto inteligente o transformarlo en uno.

Cómo abrir como objeto inteligente

Hay varias formas de convertir cualquier archivo en un objeto inteligente para aprovechar sus virtudes. Vamos a verlos en una suerte de clasificación personal. Más que nada por las veces que los utilizo. Ninguna es mejor que otra, desde luego:

Oiiv El icono que identifica una capa como objeto inteligente
  1. Si estamos trabajando con un archivo RAW seguro que lo revelamos en Adobe Lightroom. Así que hacemos todos los ajustes pertinentes y cuando terminemos vamos al menú Fotografía>Editar en>Abrir como objeto inteligente en Photoshop. En un momento el archivo irá a Adobe Photoshop y en la ventana Capas veremos como la miniatura tiene el pequeño icono que lo identifica como tal.
  2. Si preferimos revelar con Adobe Camera RAW nuestro archivo crudo lo que tenemos que hacer es ajustar la barra de Opciones de flujo de trabajo del plugin y marcar la casilla Abrir en Photoshop como objetos inteligentes. Así el botón Abrir imagen se convertirá en Abrir objeto. Otra opción es dar a Mayús para que dicho botón cambie.
Oiiii Cómo abrirlo desde Adobe Lightroom

Estas dos opciones son perfectamente aplicables a cualquier formato de imagen, como imaginareis.

Si estamos ya en Adobe Photoshop y queremos aprovechar las virtudes de los objetos inteligentes -poder volver a la información original y modificar los datos reales- existe la posibilidad de hacerlo desde el propio programa, por supuesto. La virtud de hacerlo es que desde el momento de convertir el archivo -o una capa- siempre podremos volver sin problemas a ese punto en concreto.

Oii Convertir en objeto inteligente

Es fácil, solo tenemos que ir al menú Capa>Objetos inteligentes>Convertir en objeto inteligente. Desde ese momento estará el archivo marcado con el icono correspondiente y podremos hacer muchas cosas con él, desde trabajar con filtros inteligentes a aprovechar los modos de apilamiento, los objetos enlazados y otras cosas que veremos en el siguiente capítulo de esta serie.

En Xataka Foto| Las cuatro reglas que hay que tener presentes antes de revelar a fondo una fotografía

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio