Compartir
Publicidad
Publicidad

Fotografía forense: ¿Qué es y cómo se hace? (Parte I)

Fotografía forense: ¿Qué es y cómo se hace? (Parte I)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La fotografía forense es una disciplina no muy conocida. A muchos les vendrá a la memoria el trabajo del mexicano Enrique Metinides, famoso fotógrafo de nota roja, pero la fotografía forense es mucho más que fotografiar muertos. El caso es que se trata de un tipo de fotografía documental que vamos a explicar para conocerla mejor.

Permitidnos un pequeño viaje a 1866 para contextualizar, cuando Allan Pinkerton se convirtió en el primer detective de Chicago. Su figura es destacada porque fue el que innovó en sus investigaciones introduciendo el uso de la fotografía como método de reconocimiento facial. Una práctica que se extendió y, entre otras especialidades, dio lugar a la que hoy conocemos como fotografía forense.

Compartido bajo licencia CC por ResoluteSupportMedia en Flickr Fotógrafo forense militar trabajando tras un atentado. Compartido bajo licencia CC por ResoluteSupportMedia en Flickr

Definición y concepto

Seguramente a muchos de nosotros lo primero que nos viene a la cabeza al escuchar hablar de fotografía forense, es un tipo de imágenes más propias del género gore que del documental, y pese a que hay veces que en la escena de un crimen hay sangre, no es este el único foco de atención de este tipo de fotografía. Su objetivo principal es mostrar fielmente los elementos que conforman un escenario y que pueden pasar desapercibidos a simple vista.

La fotografía forense, como avanzábamos antes, es una especialidad que pretende documentar las condiciones en las que se encuentra el lugar de la investigación cuando llegan las autoridades, y pretende registrar los indicios localizados en él, de tal modo que si se modifican, pierden o deterioran, queden registrados.

Tipos de fotografía forense

La fotografía forense tiene fines de investigación, es por eso que no se recrea en el morbo, no busca espectacularidad ni desarrolla facetas artísticas. Tampoco se centra únicamente en el muerto, si lo hubiera. Podemos distinguir varios tipos de fotografía forense:

Fotografía científica. Para los científicos las fotografías tomadas en la escena de un crimen sirven como documento de consulta (habitualmente no todos han visitado el lugar), como registro de información, complemento de otras fuentes documentales o método para difundir la información a otros compañeros. Las fotografías, al estar exentas de subjetividad, sirven directamente como objeto de análisis.

Forget Csi This Short About Forensic Photography Reveals How Real Life Crime Scenes Are Documented Imagen extraida del vídeo "The Forensic Photographer"

Fotografía judicial. Hasta hace poco la fotografía servía como prueba irrefutable en un juicio, pero el desarrollo en las técnicas fotomontaje y manipulación hace que cada vez tengan menos valor. Hasta ahora cuando se aplicaba a criminalística, las condiciones que debía cumplir este tipo de fotos eran: exactitud y nitidez, ya tenía como fin obtener imágenes que sirvieran a los investigadores como herramienta primaria para el esclarecimiento de una conducta delictiva a través de la imagen.

Fotografía en el lugar de los hechos No es en si misma un "tipo de fotografía forense" pero es un tipo de procedimiento general a todas ellas. Se trata de obtener panorámicas generales de las zonas del lugar, luego, como veremos más adelante, estas se complementas con otras fotografías con planos más cerrados. Los peritos forenses llaman a las imágenes que se toman cuando aúnno ha habido ninguna modificación en la escena: imágenes preliminares.

Forma de trabajo

No debemos imaginar el trabajo del fotógrafo forense como el que han realizado fotógrafos como Wegee, como hemos dicho, y visto en el vídeo, no en todas las escenas habrá muertos, ni siempre encontraremos escenas dantescas, veces hay que fotografiar un vehículo que ha sido robado y utilizado en un robo, otras sí tendrán víctimas mortales, la tónica habitual en todos estos trabajos es la siguiente:

Planos generales de la escena, planos medios, en el caso de víctimas humanas se harán primeros planos, por último primerísimo primer plano de aquello que sea relevante. Se seguirán una serie de pautas.

  1. Importancia. Un experto perito forense sabrá cuales son las fotos "necesarias" en cada escena. Es un trabajo metodológico que requiere de un alto grado de observación y conocimientos forenses, balísticos y científicos. Hay que tener en cuenta que las imágenes deben documentar la historia completa de lo sucedido, por lo que el más mínimo detalle puede ser una pieza importante.

  2. Imágenes que informan del lugar de los hechos. Se trata de planos generales que nos ubican, con ellos sabremos si estamos en un interior, en un exterior, si nos rodea un paisaje natural o artificial, por lo que deben mostrar elementos significativos que sirvan como referencia inequívoca sobre el lugar en el que nos encontramos.

Manual Unico de Criminalística  Un plano general da información sobre dónde ha ocurrido el evento, en el caso de la foto una explosión en un edificio. Foto: Manual Único de Criminalística, Fiscalía de Colombia.
  1. Imágenes de intrusión. Se llaman así a aquellas imágenes que progresivamente nos van metiendo en la escena. Se van tomando fotografías de planos cortos que van a permitirnos avanzar sin que estemos allí. Estas imágenes deben tener “puntos de transición” que nos permitan pasar de una imagen a la siguiente.
Foto: Manual Único de Criminalística, Fiscalía de Colombia. Las imágenes de intrusión nos permiten hacer un recorrido por la escena. Foto: Manual Único de Criminalística, Fiscalía de Colombia.

Seguramente la realidad aumentada, similar a la realidad virtual, no tardará en implantarse en este tipo de técnicas, pero para ello habrá que conseguir reducir el tiempo de toma de imágenes.

  1. Imágenes aéreas y/o cenitales. Si queremos mostrar la ubicación de unas pruebas debemos hacer un plano cenital, explicativo. Estas fotos darán al experto cierta interrelación entre las evidencias. No es raro ver a los fotógrafos hacer fotos desde algún balcón cercano a la escena o subidos en improvisados andamios o escaleras.

  2. El punto de vista del testigo. No siempre es posible hacer este tipo de imágenes porque no siempre hay un testigo que pueda ofrecernos su punto de vista, pero si lo hubiera es importante hacer fotografías con un tiro de cámara a la altura de los ojos del testigo, desde la ubicación que nos diga y con una distancia focal que se asemeje a la del ojo humano, como vimos en este artículo esta podría ser aproximadamente de 35 mm. En este punto debemos tener muy en cuenta también la perspectiva, ya que esta puede influir en el tamaño relativo de los objetos.

  3. Documentar por escrito. Si nos fijamos en el primer vídeo todos los fotógrafos llevan, además de la cámara, un block para notas, en algunos países se ha establecido una ficha técnica fotográfica en las que se anotan características técnicas de la toma. Los procesos digitales han simplificado mucho esto gracias a que los archivos incorporan datos EXIF pero otros como distancia a la que se toma, si se sigue un orden fotográfico concreto o las dificultades que pueden surgir a la hora de hacer la foto deben reflejarse en esa ficha.

  4. El testigo métrico. Todos hemos visto en películas y series diferentes elementos que se sitúan en la escena que señalan las pruebas. A veces tienen números, otras una regla métrica. Pueden ser de colores, formas y tamaños diferentes, se usarán unos u otros dependiendo de varios factores como el tipo de luz que usamos para la foto o el grosor y tamaño del objeto.

Fotografía forense Uso de testigos métricos y marcadores

Su uso a la hora de hacer fotografías es importante, ha de colocarse sobre el mismo plano que el objeto que vamos a fotografiar, no debe tapar ninguna parte de la evidencia y no puede ser más pequeño que el objeto que queremos mostrar.

Ejemplo Ejemplo breve de tipos de imágenes en una escena simulada.

Hasta aquí llegamos con esta primera parte sobre fotografía forense. En el siguiente artículo diferenciaremos entre las fotografías a personas, la diferencia con la que se realiza a objetos, cómo se trabaja cuando hay que documentar evidencias como huellas de neumáticos y el nexo de unión entre la fotografía forense y cierto tipo de fotografía periodística llamado "Nota roja".

Foto de inicio | Chema Sanmoran

En Xataka foto | Letizia Battaglia, la fotógrafa que más se acercó a la mafia italiana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos