Sigue a Xataka Foto

Esta cámara, diseñada para ser llevada en un dedo a modo de anillo, parece un juguete de niños pero puede ser la base para que algún dia cambie radicalmente la forma en que muchas personas interactúan con el mundo. Si bien se puede pensar que es una cámara de espionaje por su pequeño tamaño, en realidad está concebida para ayudar a los discapacitados visuales.

La idea es que el portador la lleve puesta de forma que el dispositivo envía continuamente fotografías via bluetooth a un smartphone, que será capaz de realizar operaciones como reconocer el texto de los carteles (OCR), detectar un obstáculo o distinguir el importe de un billete.

Este artilugio está actualmente siendo desarrollado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts a través del MIT Media Lab, un laboratorio dedicado a investigaciones relacionadas con el diseño, la multimedia y la tecnología enfocadas en los últimos años a las causas sociales. Según comentan sus desarrolladores, están pensando incluir en él más sensores, que fueran capaces de captar aún más información del entorno.

Via | Engadget
En Xataka Foto | IKEA nos presenta una cámara digital pero de cartón

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios