Síguenos

Kcherif

Sí, el mundo de la fotografía también se ve salpicado por la moda y las tendencias, cosa que nos gustará más o menos pero que al fin y al cabo es necesario para asegurar la salud de la misma. Algunas tendencias se imponen naturalmente porque las vemos en el trabajo de algún autor influyente y tendemos a imitar lo que apreciamos, otras vienen impuestas por la industria.

Vamos a dar un repaso a las tendencias que dominan el panorama fotográfico o que han venido haciéndolo de un tiempo a esta parte sin la más mínima intención de vilipendiarlas gratuitamente porque para gustos los colores y como no podía ser de otra manera, todas las opiniones son respetables.

Tilt-Shift

Uno de los efectos más inocuos para la sensibilidad del fotógrafo, aunque quizá sea porque no se ha extendido tanto como otras modas y su existencia aún no puede considerarse una plaga. El efecto que produce esta técnica es realmente llamativo y curioso, básicamente nos engaña de tal manera que creemos ver una maqueta allí donde se usa.

Aunque deberíamos contar con un equipo específico, como puede ser un objetivo descentrable, para conseguir este efecto gracias a los programas de edición podemos simularlo jugando con enfoques y desenfoques extremos. Os recomiendo probar porque entre otras cosas es una manera de mejorar vuestra habilidad con la edición de imágenes.

Draganizado


ßッ

Este es un verdadero fenómeno mundial del que ya hemos hablado. Andrzej Dragan es un fotógrafo polaco centrado en el retrato y es padre y creador del efecto que, como no podía ser de otra forma, lleva su nombre. Parece que cada vez se ve menos este tipo de revelado pero aún sigue dando guerra.

Con un efecto similar al del HDR, del que luego hablaremos, pero centrados casi exclusivamente en los retratos nos encontramos con unas imágenes, a mi entender, altamente irreales cuya primera impresión es realmente espectacular pero que se va diluyendo conforme se abusa de él. El Draganizado satura, es muy pesado de ver, no apto para usar en todos los retratos.

Es normal y está bien inspirarse en trabajos que nos gustan pero es más reconfortable, una vez que habéis dominado un procesado tan particular como este, añadir un toque personal y buscar algo original y propio.

Time-Lapse

Los Time-Lapse, he de confesar, me gustan y es posible que sea por el mismo motivo por el que me gusta el efecto Tilt-Shift, porque aun no es un campo sobre-explotado, quizá porque requiere de un trabajo que no todo el mundo está dispuesto a realizar y de un buen gusto que no está al alcance de todos.

Fotográficamente hablando entendemos que el Time-Lapse es una sucesión de fotografías tomadas a cierto intervalo de tiempo y que luego unimos digitalmente para producir una especie de vídeo, cuando lo hacemos además con buena música y una historia que contar el resultado es maravilloso.

HDR


Nick Harris1

El HDR es, desgraciadamente, el procesado más popular de todos y digo desgraciadamente porque cuando no se usa bien produce unos resultados ciertamente dantescos en la fotografía, aunque hay que reconocer que bien aplicado crea imágenes espectaculares, irreales pero espectaculares.

Huelga explicar cómo funciona porque es altamente popular y se fundamente en mostrar el máximo nivel de detalle posible tanto en las luces como en las sombras. Para llevar a buen puerto este procesado, aunque si contamos con un RAW no es estrictamente necesario, es recomendable contar con varias tomas de la misma escena tomadas con distintos valores de apertura y/o velocidad para luego unirlas digitalmente.

Practicar el HDR requiere hacer un profundo ejercicio de autocrítica y contención porque no se puede aplicar a cualquier situación, no siempre es acertado su uso y menos veces el resultado merece tanto la pena como para preferirlo al original.

Lomografía

Cuando antes me refería a modas o tendencias impuestas hablaba, en parte, de la lomografía que sobrevive auspiciada por toda una industria a su alrededor que vende desde merchandising hasta cámaras propias.

No me gusta nada la lomografía y voy a ser sincero y muy crítico con esta moda que considero absurda en su concepción aunque siempre respetando a los aficionados a la misma, que sé que los hay.

La lomografía presume, orgullosa, de hacer fotografías técnicamente cuestionables que se sirven de un enfoque defectuoso, una dolorosa interpretación de los colores nada fidedigna y un sinfín de dudosas cualidades y encima cuenta con multitud de aficionados que pagan dinero por cámaras que hacen malas fotografías cuando podrían conseguir el mismo efecto revelando los negativos digitales. ¿Es o no abusrdo?

Seguro que me dejo alguna tendencia en el tintero pero esta pasarela de la moda fotográfica es muy selecta, en años venideros seguro que tenemos que añadir nuevas e interesantes corrientes. Ahora por ejemplo está surgiendo, gracias a la introducción del vídeo en las DSLR, una serie de secuencias que simulan el efecto de las grabaciones a cámara super lenta. He visto cosas muy interesantes al respecto, le seguiré la pista.

Fotos | kcherif, ßッ y Nick Harris1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios