Sigue a Xataka Foto

sumergibles.jpg

Ahora que llega el buen tiempo, apetece ir a la piscina, al rio o al mar a pegarse un chapuzón. Pero incluso dentro del agua, nuestro hobby puede acompañarnos.

La fotografía submarina no sólo está destinada a equipos caros y ultra-modernos, sino que en el mercado también podremos encontrar un buen abanico de cámaras compactas, con unos precios no excesivamente altos y perfectamente sumergibles. Una buena opción para encontrar un punto de vista diferente en la fotografía.

Para realizar este tipo de fotografía, también podemos hacernos con una carcasa especial para nuestra reflex, pero este no es el caso.

Por lo tanto en esta ocasión, os voy a dar una selección de varias cámaras compactas sumergibles, con las que meteros en el agua este verano:

Canon Powershot D10

Resolución de 12,1 megapíxeles y procesador Digic 4. Tiene una pantalla de 2,5 pulgadas de diagonal y lleva una cubierta de 2 mm de grosor, con la que consigue sumergirse hasta 10 metros. También es resistente a caídas desde 1,22 metros y aguantar temperaturas de hasta 10 grados bajo cero.

Sin duda, una todoterreno que nos podrá acompañar hasta en las expediciones más extremas.

Su precio está alrededor de los 300 euros.

Rollei X8 Sports

Puede sumergirse durante 60 minutos en una profundidad de hasta 10 metros. Se trata de un modelo de ocho megapíxeles con óptica equivalente a 34-114 mm (3,3x) y pantalla TFT de 2,5 pulgadas. Perfecta para buceo con tubo, o para zonas sin demasiada profundidad.

Su precio es de 270 euros.

pentax optio

Panasonic SDR-SW20

Puede sumergirse hasta 1,5 metros bajo el agua y resistir impactos producidos por caídas de hasta 1 metro. Tiene un zoom de 10 aumentos y un monitor LCD panorámico de 2,7 pulgadas de diagonal.

Incorpora un sensor CCD de 1/6 de pulgada y graban vídeo en formato MPEG2 con un tamaño de cuadro de 640 × 480 píxeles.

Ideal para fotografía y para video en pequeñas profundidades.

Su precio recomendable es de 330 euros.

Pentax Optio W60

Cuenta con un sensor de 10 megapíxeles y un zoom óptico de 5 aumentos. Con un objetivo de 28-140 milímetros.

Puede funcionar sumergida bajo el agua durante dos horas, una profundidad de 4 metros.

Grabación de vídeo en alta definición, con una resolución de 1280 × 720 píxeles.

Tiene un precio de 200 euros.

Podéis ver, que hay cámaras realmente asequibles con las que podremos encontrar un nuevo interés fotográfico durante las vacaciones de verano.

Y vosotros ¿Tenéis alguna experiencia con este tipo de cámaras?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios