Sigue a

portada 5d

Estos días hemos tenido la oportunidad de probar la Canon EOS 5D Mark III. La 5D es todo un buque insignia de Canon por varias razones. El lanzamiento de la primera versión, allá por 2005, fue todo un acierto por parte de Canon: una réflex Full Frame a la mitad de precio que la más barata existente en ese momento que se convirtió en un éxito de ventas.

Después, en 2008, liberó la 5D Mark II revolucionando de nuevo el sector a través de la incorporación de la función de grabación de vídeo en Full HD (entonces la Nikon D90 grababa video, pero no Full HD), función que posteriormente imitarían el resto de fabricantes, pero tarde, porque ya la 5D había constituído todo un hito introduciéndose con fuerza en el sector profesional.

Y hasta hoy…4 años. Mucho tiempo para renovar su gama Full Frame o 36×24mm, que quizás haya desesperado un poco a algunos usuarios

Dadas las expectativas que se han creado hasta llegar a la Canon EOS 5D Mark III, el que vea sobre el papel este nuevo modelo podrá pensar que no aporta ninguna innovación importante. Es posible que esta cámara no invente nada, pero a cambio se ha mejorado considerablemente en todos los aspectos técnicos.

tabla

Canon EOS 5D Mark III: primeras impresiones

La primera impresión, al tenerla en la mano y encenderla por primera vez, es la de una cámara con una construcción muy sólida. El diseño es algo más redondeado y los materiales de muy buena calidad. Enciende muy rápido (4 veces más rápido que su predecesora) y tiene un visor muy luminoso.

TRASERA 5D

La pantalla trasera gana en tamaño (aproximadamente un 10% más grande que la de la 5D Mark II) y resolución (1,040 puntos frente a los 920 puntos del modelo anterior). Este aspecto, que puede parecer poco importante, provoca un fenómeno que cada vez observo más en nuevas cámaras: que la pantalla nos muestra la fotografía mejor de lo que luego se ve en la pantalla del ordenador.

Respecto a la pantalla, una última observación personal: los que hemos disfrutado de nuevos modelos de Canon en gamas más bajas (por ejemplo la 60D), no entendemos como no se extiende al resto de modelos la gran idea de la pantalla desplegable, que por otra parte es una gran aliada de la grabación de vídeo.

Pasando a cuestiones más relacionadas con su funcionamiento, la 5D Mark III utiliza el mismo sistema de enfoque iFCL que la 7D (Enfoque Inteligente de color e iluminación), con una medición de doble capa en 63 zonas que analiza los datos de enfoque, color y luminosidad, proporcionando así una medición precisa y consistente. Un gran trabajo por parte de Canon en este punto.

puntos enfoque canon

El sistema de medición de la EOS 5D Mark III utiliza dos algoritmos para conseguir esos los resultados. Un algoritmo de medición evaluativa cubre el AF de 61 puntos y el AF de Zona. Cuando seleccionamos que el punto AF sea automático, la cámara cambia a un algoritmo que utiliza información del enfoque en los 61 puntos AF.

Por supuesto, este sistema, heredado de la Canon 7D, podría tener sus detractores, pero a mí personalmente me gusta, y además me ha sorprendido especialmente la precisión con la que consigue reproducir los colores y los tonos de piel.

lcd 5d

La batería suministrada es el mismo modelo que la Mark II, la LP-E6. No sorprende porque por su calidad aporta a la cámara energía más que necesaria para funcionar óptimamente.

En la parte derecha, disponemos de dos tipos de ranuras: una Compact Flash de alta velocidad (protocolo UDMA 7) y una SD. Sobre este tema hay que decir, que aunque se agradece el hecho de haber mejorado la ranura CF permitiendo altas velocidades de transferencia, me ha resultado incomprensible que la ranura SD se haya montado sin el estándar UHS.

tarjetas 5d

Esto tiene dos implicaciones: la tarjeta SD no tiene alta velocidad de transferencia (nunca pasará de los x133 aunque pongamos una de x600), y si ponemos una tarjeta en la ranura SD, obtendremos el mismo problema con la CF. ¿Que quiere decir esto? Que si ponéis a la vez una SD y una CF, la velocidad de vaciado del buffer de memoria de la CF se verá lastrada por la velocidad de la SD. Algo que desde el punto de vista de la electrónica tiene cierto sentido, pero que pone en evidencia la incomprensible decisión de no haber dotado la 5D de un zócalo SD de alta velocidad.

A parte de este detalle, y teniendo en cuenta que la 5D Mark II no disponía de zócalo SD, hay que decir que el CF va mucho más rápido en la Mark III que en su predecesora, haciendo uso del protocolo UDMA 7. Y además, x133 para la SD tampoco está nada mal.

Rendimiento a diferentes ISO de la Canon EOS 5D Mark III

La siguiente muestra la realicé en bajas condiciones de luz, con un Canon EF 70-300 mm. f/4-5,6 L IS USM. El área coloreada de rojo corresponde a las muestras a diferentes ISOS.

isos

comparativa ISOS

Aquí asistimos a uno de los grandes puntos fuertes de esta cámara. Estas muestras se han realizado en condiciones bajas de luz, para poner a prueba los ISO. Me ha sorprendido que hasta 3200 la cámara maneja el ruido de una manera más que digna, e incluso a ISO 6400 ya hay bastante grano, pero no es todavía desagradable. Además, disponer de un ISO 102400 hará más fácil la vida a los fotógrafos nocturnos, ya que estos valores de ISO son ideales para calcular la exposición de una manera rápida.

Rango dinámico

rango dinamico 5d

Este ha sido uno de los puntos fuertes de este modelo. Aquí tenemos un sensor que en RAW experimenta rendimientos muy superiores a la 5D Mark II, e incluso podríamos decir que se situaría más cerca de la gama EOS-1. Esta mejora respecto a su precedecesora se ha notado especialmente a ISOS altos (>1600). En la siguiente gráfica de DxOMark podréis ver la comparación con varios modelos de Canon:

rango dinamico markiii 5d

En este punto hay que decir que la D800 tiene ya fama de estar por encima, y por tanto Canon tendrá que ponerse las pilas en el futuro si no quiere que Sony (el fabricante del sensor de la Nikon D800) les adelante por la derecha.

Calidad óptica

calidad optica 5d

Si algo caracteriza a las Canon, es la calidad y variedad de ópticas que la acompañan. Obviamente, esta no es una cámara a la que se le pueda sacar todo el partido si no es con una óptica de tipo L montada. Así que si vas a invertir ese dinero en esta cámara, debes saber que tendrás que realizar también una importante inversión en buenas ópticas que expriman el sistema.

Pero una vez asumido este gasto, hay que decir que la calidad óptica de esta cámara jugando en equipo con una buena lente, está muy por delante de su predecesora, e incluso puede competir tranquilamente con la serie EOS-1.

El enfoque es rápido y preciso, aunque hay que avisar que este modelo sigue la estela de las Canon con su limitación del f8 (la cámara perderá la capacidad de autoenfoque en lentes cuya máxima apertura sea menor a f5.6). Es una pena para aquellos fotógrafos que realizan tomas de fauna, y que ven como ciertas ópticas son incompatibles con un duplicador, ya que la cámara deja de enfocar automáticamente.

Vídeo

Otro de los puntos fuertes de este modelo, y no es casualidad, ya que era el gran buque insignia del la 5D Mark II. A simple vista hay dos ventajas que muestran que la gente de Canon ha querido dar un gran protagonismo al vídeo: por un lado un botón de acceso inmediato a esta función, muy práctico. Y por otro, una nueva pestaña en el menú específica para vídeo, que nos permitirá cambiar ajustes de forma ágil incluso durante la grabación.

Tenemos más posibilidades a la hora de elegir formatos de vídeo (podéis verlos en la tabla que he puesto al principio del artículo), posibilidad de seleccionar imágenes fijas durante la grabación del vídeo pulsando el disparador, compatibilidad con el códec MP4, capacidad para ajustar y grabar el código de tiempo (formato SMPTE) y así tener la facilidad de sincronizar las pistas de vídeo y de audio en los programas de edición, se aprecia la combinación del sensor y el procesador “DIGIC 5+” y eso se ve, por ejemplo, en el muaré; en fin, la cantidad de mejoras es enorme, y darían para un artículo independiente. Un gran trabajo por parte de Canon en lo que respecta al vídeo.

Canon EOS 5D Mark III: conclusión

Si hubiera que resumir la conclusión en una frase, sería: una apuesta por mejorar la calidad de imagen de la Mark II pero con la polivalencia de la 7D.

Con este modelo Canon parece pretender ofrecer algo muy importante para los que ya son usuarios de Canon: la continuidad de su gama EOS 5, a través de un nuevo modelo muy maduro y equilibrado. El que quiera perderse en ver si es o no mejor que la Nikon D800, encontrará opiniones en ambos sentidos, y dependiendo de sus preferencias y los puntos fuertes que necesite, inclinará la balanza a un lado o a otro.

Pero la realidad es que la Canon con su EOS 5D Mark III consigue apuntalar un hecho: el que ahora mismo trabaje con Canon puede seguir utilizando sus ópticas porque este modelo constituye una buena actualización de la Canon EOS 5D Mark II. Canon ha mejorado lo que ya era de por sí muy bueno y el resultado es excelente. ¿Es necesario más?

En Xataka Foto | Canon EOS 5D Mark III, toda la información sobre la nueva reflex profesional de Canon

Deja un comentario

Ordenar por:

34 comentarios