Sigue a

cabecera_deportiva.jpg


La buena fotografía de acción en los deportes no es fácil. Muchos deportes como el fútbol, o los deportes de motor ofrecen un acceso limitado para los aficionados. Para poner las cosas más difíciles, conseguir tomas de cerca resulta ser prácticamente imposible. Por lo que, por ejemplo, cuando observamos las retransmisiones de la Fórmula 1, podemos observar auténticos museos de coleccionista en las gradas principales. Además resultan ser, por lo general, este tipo de lentes, los teleobjetivos los de precios más altos. En los partidos de fútbol de alta competición ocurre lo mismo.

Sin embargo, hay deportes de acción como puede ser el Mountain Bike o el Motocross donde esto cambia. Por eso tomaremos como ejemplo estos deportes. Tanto a nivel amateur como a nivel profesional el acercamiento es posible. Por eso, un zoom estandar puede ser suficiente para obtener buenas tomas. Eso sí quizás con el motocross tendrás que tener un poquito más de cuidado, obviamente. Las técnicas que veremos aquí en este artículo son fácilmente aplicables a otros deportes, donde prime la explosividad. Además de que muchas veces competiciones de moto cross o mountain bike suelen darse bastante a menudo por lo que es una buena manera de introducirse a la fotografía deportiva.

Hacer Panning

Es la técnica básica y fundamental para la fotografía de acción de cualquier tipo. El sujeto o motivo de nuestra fotografía se mueve rápidamente pasando delante de nosotros que permanecemos estáticos. Bien, esto puede parecer bastante obvio. La técnica de “panning”, consiste en hacer un seguimiento del sujeto según pasa por delante de nosotros realizando las fotografías (en modo ráfaga normalmente). Utilizar el modo ráfaga te permitirá aumentar las posibilidades de tener una imagne nítida del sujeto así como la de obtener una buena composición.

Oye, Alfonso, pero cuál es el truco. Seguir al sujeto con exactitud a través del visor de nuestra cámara es la clave. Vale, sí, estarás pensando: lo sé, pero no me sale, qué hago mal.

Veamos cómo funciona el proceso. Cuando realizas una toma, el obturador está abierto durante un corto período de tiempo. Durante esa fracción de tiempo las lentes proyectan la imagen del sujeto sobre el sensor. Hasta ahí, es fácil de entender. Ahora viene la miga. Si lo proyectado se está moviendo mientras el obturador está aberto la imagen resultará desenfocada. ¿Entonces? Pues la solución la vais intuyendo ya ¿verdad? Así si lo que queremos es que el ciclista o el piloto aparezcan nítidos según pasan delante nuestro deberemos compensar ese movimiento mientras está aberto el obturador. Así si el movimiento es de izquierda a derecha, como en la fotografía de portada que realicé hace unos años, nosotros giraremos el cuerpo de izquierda a derecha según pasa la moto. Entendido.

Vale. Entendido, Alfonso. Lo he probado pero aún me sale mal.

Bien, probablemente se me olvidaba comentarte: hay que entrenarlo, no suele salir a la primera. Mantén una posición firme con los pies ligeramente ladeados un poquito hacia fuera. Deja la cadera relajada. El movimiento debe ser suave pero firme, como el swing de los golfistas. Cuando pase nuestra presa realiza el movimiento acompasado girando y siguiendo según pasa. Dispara en ráfaga. Una vez haya pasado, revisa las tomas, realiza algo de zoom y verifica la nitidez de las imágenes realizadas. El motivo debe estar nítido y el fondo debe presentar desenfoque de movimiento.

alba-7.jpg

Fotografía de alba-7 en nuestro grupo de flickr

Un pequeño truco. A través del visor no trates de seguir toda la bici o la moto. Concéntrate en una parte concreta, por ejemplo el casco. Esto suele dar mejores resultados además que recuerda que si en los retratos la importancia principal reside en enfocar los ojos, aquí tener bastante enfocado la zona de la cabeza dará imágenes que funcionan visualmente. Eso sí, con una telemétrica a diferencia de una réflex, como me recordaba mi compañero Javier Prieto, no perderás de vista el objeto la vista al disparar las tomas.

Y un consejo, practica la velocidad de rotación. Practica, practica y practica. Esto te dará la técnica correcta para conseguir tanto diversos efectos como imágenes nítidas. Así podremos centrar el enfoque donde queramos. Fíjate en la siguiente fotografía, ¿dónde hay mayor grado de nitidez?

alba-7_2.jpg

Fotografía de alba-7 en nuestro grupo de flickr

Configurar la cámara para hacer un panning correcto

Si bien hemos visto cómo realizar la técnica, es decir, como realizar el movimiento de forma correcta, es preciso conocer exactamente cómo debemos configurar el setup de nuestra cámara.

  • Enfoque continuo es lo más recomendable. Aunque como bien me apunta Jose Barceló, puedes enfocar sobre el suelo por donde pase el sujeto, lo dejas en manual y cuando pase haces el recorrido. Esto lo puedes hacer si tu enfoque continuo no es muy preciso.
  • Es recomendable usar ISOs bajos para minimizar el impacto del ruido. Si tenemos ruido sobre el fondo desenfocado el efecto perderá visualmente.
  • Configurar una velocidad alta de obturación (1/250” o superior) nos permitirá congelar el sujeto perfectamente, aunque hay que decir con una velocidad de obturación tan rápida nos será más fácil realizar el correcto seguimiento del sujeto pero, a cambio, el fondo tendrá un menor desenfoque de movimiento. Para no fallar y conseguir congelar el sujeto, una velocidad de 1/500” es lo indicado. ¡Ojo, si disparas utilizando el flash! Normalmente la sincronización máxima entre el flash y la cámara en la mayoría de las marcas y modelos suele estar entre 1/200” y 1/250” por lo que si vas a utilizar una velocidad superior no podrás o deberás tener la posibilidad de utilizar HSS o sincronización a alta velocidad.
  • Configurar una velocidad lenta como 1/60” te permitirá dos cosas: realizar el seguimiento del sujeto en movimiento es más complicado pero, a cambio, aumentarás la cremosidad del bokeh del fondo. Es decir la sensación de movimiento será mayor.
  • ¿Qué velocidad es la correcta? Prueba y practica con ellas no hay una respuesta. Incluso disparar a 1/15” según giras puede darte muy buenos resultados, siempre que en este caso la cara del sujeto quede bien enfocada. Como podéis ver en esta imagen a continuación.

marco.jpg

Fotografía de macg5555 en nuestro grupo de flickr disparada a 1/13” y f/22.0
  • Un enfoque clásico del tema, como me apunta mi compañero Jose, nos apunta el siguiente truquillo: un coche en ciudad (1/50”), un coche en carretera (1/125”), un fórmula 1 (1/250”). Aunque al final has de calcular y probar para conseguir el efecto deseado.
  • Utiliza aperturas cerradas: f/8 f/9 o f/11 o incluso f/16 … disparar con una apertura muy abierta como f/1.8 reduce mucho la profundidad de campo y por tanto la posibilidad de enfocar bien al sujeto en movimiento se hace complicadísima.

Dos últimos apuntes, que no tienen que ver con la configuración: cuida el ángulo de inclinación. Según sea obtendrás diferentes efectos de desenfoque de movimiento. Y, el segundo, antes de disparar: visualiza el sujeto pasando delante de ti y a ti realizando la toma. Esto te ayudará a concentrarte en un punto focal y realizar mejor el enfoque. A mí me funciona. Aunque esto último tiene algo más que ver con la psicología deportiva.

En la segunda parte hablaremos de la composición, la iluminación y la elección de los objetivos adecuados para este tipo de fotografía. Os esperamos en Xatakafoto, y recuerda, el don está en la mirada del fotógrafo.

Fotografía de portada | Alfonso Domínguez Lavín

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios