Sigue a

grefeno

Según revela una patente publicada por Nokia, la compañía finlandesa podría estar desarrollando un nuevo sensor de fotografía basado en grafeno. Se trataría de una nueva tecnología mucho más barata y potente que la actual basada en CMOS o CCD. Esto parece confirmar el interés de la compañía por potencia la capacidad fotográfica de los teléfonos, como ya se vio en el caso del PureView 41MP 808.

La repentina moda y el interés científico por el grafeno puede dar la impresión de que se trata de un material muy novedoso. En realidad es conocido desde hace al menos medio siglo. Se trata de un material compuesto por átomos dispuestos en forma de panal de abeja que por ello adopta la forma de láminas con el mismo grosor que un átomo. Esto lo convierte en el material más delgado del mundo, que además tiene una gran dureza.

Recientemente equipo de investigadores del Reino Unido descubrió que las estructuras de las capas atómicas del grafeno son prácticamente perfectas. Entonces muchos científicos apuntaron a que el hallazgo podría facilitar el desarrollo de una nueva generación de chips informáticos. Precisamente uno de los científicos que encabeza estos avances es el español Pablo Jarillo-Herrero, desde el MIT.

Ahora parece que por fin esta tecnología ya va a empezar a dar sus frutos en productos dirigidos al gran consumo, en este caso de la mano de la fotografía (entendemos que vinculada a un dispositivo móvil).

Según se vislumbra en la patente, el sensor estaría formado por varias capas, cada una de las cuales podría captar longitudes de onda de los distintos colores primarios, de forma que el sensor podría capturar cada pixel a todo color, de la misma forma que los sensores Foveon (una tecnología que trata de igualar la calidad de la película analógica).

Via | Slashgear

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios