Sigue a

Foto de Luisk Rubio

Muchos fotógrafos de arquitectura están influenciados por la consigna de la Bauhaus “la forma sigue a la función”, es decir, la mayoría de fotografías arquitectónicas se caracterizan por resaltar el valor funcional del edificio, pero sin dejar de acentuar sus formas estéticas. Por otro lado, tal como os comenté en otro post muchos fotógrafos siguen una línea similar al matrimonio Becher, la seriación de la imagen. Por tanto, estamos acostumbrados a que la fotografía de arquitectura muestre el edificio en su totalidad para resaltar su funcionalidad. No obstante la sociedad va cambiando y también lo hace nuestra forma de ver las cosas. Hoy en día el diseño gráfico está muy presente en todos nosotros y eso ha hecho que la fotografía actual sea mucho más gráfica y visual.

La importancia de los detalles

Podríamos afirmar que existe una fotografía arquitectónica influenciada por el diseño gráfico, lo que se conocería como fotografía de arquitectura abstracta, donde se enfatiza más la idea de lo gráfico y estético que lo funcional. Es decir, se realizan imágenes de arquitectura más urbanas, mucho más gráficas donde la importancia reside en los detalles de las líneas y en la composición de los colores y no tanto en el edificio. Dentro de este estilo podemos mencionar a tres jóvenes fotógrafos cuyas imágenes se caracterizan por su minimalismo y por un claro predominio del color. Al observar sus fotografías vemos claramente que estos jóvenes están influenciados por el diseño gráfico, ya sea por como trabajan los detalles de los edificios o como hacen uso de los colores para dotar cualquier elemento arquitectónico en algo gráfico.

Así pues nos encontramos a Matthias Heiderich, joven fotógrafo autodidacta que reside en Berlín, ciudad en que basa la mayoría de sus proyectos. Al observar el trabajo de Heiderich nos damos cuenta que está influenciado tanto por la arquitectura como por el diseño gráfico. Fotografía las formas geométricas de los edificios y hace uso de colores desaturados. De esta manera resalta la sencillez del edificio de una manera simple y con una composición impecable, centrándose en un detalle y no en todo el edificio.

También es de destacar el trabajo del fotógrafo sueco Patrik Lindell. Al igual que Heiderich descontextualiza el edificio a través de fotografiar una parte de su arquitectura. Es decir, da más importancia al detalle destacando las líneas geométricas del edificio. Además, al igual que Heiderich juega con el color para crear una imagen más visual.

Y por último nos encontramos a Tom Blachford, podríamos decir que es más de lo mismo. Sus fotografías de edificios llaman la atención por el magnifico uso del color y de las texturas captadas. Como los dos fotógrafos anteriores Blachford fotografía la parte por el todo, muestra un detalle de todo el edificio para descontextualizarlo y dotarlo de una imagen gráfica y no tanto de una fotografía arquitectónica.

En resumen

Como estamos viendo hay muchas formas de fotografiar un edificio o cualquier elemento arquitectónico, podemos plasmarlo en su totalidad o centrarnos en un detalle para enfatizar sus curvas y sus rectas, también se puede jugar con las líneas, texturas y colores para crear nuevas formas. Así pues, espero que este artículo os inspire para realizar fotografías de arquitectura desde una visión más gráfica, y os motive para visitar la web de estos jóvenes fotógrafos.

En Xataka Foto | El legado de los Becher: La seriación de la imagen | Algunos consejos para conseguir buenas fotografías de arquitectura abstracta

Foto | Luisk Rubio de nuestro grupo de Flickr
Fotógrafos | Matthias Heiderich, Patrik Lindell y Tom Blachford

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios