Sigue a

Slumdog Millionaire

Anthony Dod Mantle recogió ayer el Óscar a la mejor fotografía por su trabajo en Slumdog Millionaire, una película que nos pone en la piel de Jamal Malik, un adolescente pobre de Bombay (India) que concursa en el programa “¿Quiere ser millonario?”. A lo largo de la película, plagada de flashbacks, iremos conociendo como aprendió Jamal las respuestas a las preguntas, y como se desarrolla su historia de amor.

En el aspecto visual, Slumdog Millionaire impresiona. Desde su ritmo vibrante, hasta la expresividad del color. Si te gusta la fotografía, no te resultará difícil imaginar cada plano, cada escena, como una fotografía perfecta. Es más, yo volvería a ver la película nada más que para dejarme inspirar un poco.

No debió ser fácil rodar en los suburbios de una de las ciudades más frenéticas de la India. Para capturar la esencia de la vida en esos barrios, y el dinamismo y energía de sus habitantes, Danny Boyle, director de la película y Anthony Dod Mantle, director de fotografía, no quisieron usar grandes cámaras de 35mm en todas las escenas. En lugar de eso, para las escenas urbanas usaron cámaras digitales más discretas y compactas que les permitieran mezclarse con la gente, recreando para el espectador una atmósfera muy especial.

Mención aparte merece el uso de la luz, el color y la perspectiva. Uno sale de la sala de cine imaginando fotografías nocturnas con luz casi mágica, escenas urbanas al atardecer o amanecer con tonos dorados, picados, contrapicados, e impresionantes paisajes a vista de pájaro.

Slumdog Millionaire

Slumdog Millionaire

De las otras cuatro películas nominadas al Óscar a la mejor fotografía (El curioso caso de Benjamin Button, El intercambio, El caballero oscuro y El lector), he visto las tres primeras. Pese a que no sabría decir cual es mejor o peor, o si el premio es merecido o no para Slumdog Millionaire, sí puedo decir que son las de ésta y El curioso caso de Benjamin Button las que más me han impactado. Aquí tenéis algunos fotogramas de ésta última:

El curioso caso de Benjamin Button

El curioso caso de Benjamin Button

El curioso caso de Benjamin Button

Si ir al cine es ya a veces una experiencia genial, lo es más cuando uno trata de empaparse de la estética de sus imágenes, y cuando trata de dejarse inspirar por la luz, encuadres, expresividad o color.

Más información | Oscars 2009, en Blog de Cine

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios