Síguenos

Desnudos femeninos

Poneos en posición del Pensador de Rodin y ejercitar vuestra memoria a la caza de fotógrafos que se hayan hecho famosos por autofotografiarse desnudos. Pienso en autores del género masculino. Tras unos segundos, sólo me vienen imágenes de este tipo de fotografía pero ningún autorretrato conocido, miento, Alberto García-Alix, pero los tiros van por otro lado.

Ahora pienso en femenino, me vienen imágenes de Flickr, de Marina Abramović y de tantas otras que han utilizado su cuerpo para hablarnos de su condición de mujer, como acto provocativo y reivindicativo, no tanto como ideal de belleza que quiere dar el hombre cuando retrata mujeres, sino para exaltar la feminidad. Y así es como me vienen a la mente Yulia Gorodinski y Erica Simone. Dos fotógrafas que conocí hace tiempo y que gracias a sus autorretratos desnudos saltaron a las páginas de los periódicos.

Yulia Gorodinski, de modelo a fotógrafa

Conocí su obra porque hablaban de ella en un blog de contenidos masculinos, quizá de deportes, no recuerdo el medio, pero sí me fijé en cómo vendían su trabajo, algo así como “modelo se pasa a la fotografía para ofrecernos autorretratos donde aparece desnuda”. Describían además su talento y la puesta en escena de sus imágenes.

Quise conocer su fotografía un poco más, por lo que accedí a su web y pude comprobar que efectivamente tenía talento. Sus imágenes, a caballo entre lo vintage y las poses de moda a las cuales estaba familiarizada, unido a un cuerpo bonito y a unas localizaciones atractivas, conferían los ingredientes necesarios para atraer la atención del público.

Os invito a conocer sus cuatro galerías que tiene colgadas en su página web. Vistas desde la distancia del tiempo, os puedo asegurar que en cierto modo nos hemos ido acostumbrando a este tipo de imágenes, sobre todo gracias a los filtros y a Instagram, pero no me gustaría quitarle mérito puesto que de algún modo se antepuso a esta moda y porque tiene algunas estampas de una gran inteligencia compositiva. Y al fin al cabo, son bellas y, a veces, el goce estético es lo que nos mueve a observar fotografía.

Erica Simone, desnuda frente a la rutina

Saltó a la fama a principios del año 2011, o al menos es cuando la conocí inmersa en todo su boom mediático. Fue gracias a unas fotografías donde aparecía desnuda en las calles de Nueva York, realizando tareas cotidianas tales como ir a la compra, tirar la basura o consultar libros en la biblioteca.

Lo interesante de su fotografía radicaba en ese hecho, el de aparecer sin ropa, fue lo que atrajo la mirada del público y de la Dash Gallery (Nueva York) que le dedicó una exposición cuyas puertas se abrieron el 14 de abril del año pasado. Lo sé porque fui invitada al evento pero terminé no entrando por la afluencia de público que me habría tenido esperando durante un tiempo, el cual preferí dedicarlo a visitar la ciudad. Pero sí, tuvo mucho éxito, ni siquiera en las inauguraciones de PHotoEspaña he encontrado tanta gente.

Si os dais un paseo por su página web, veréis otro tipo de series un tanto distintas, pero en general, sobre todo las comerciales, da mucha importancia al color y a la luz. Echadle también un vistazo a los medios que se hicieron eco de su trabajo, como os comentaba fue un proyecto (“Nue York: Self-Portraits of a Bare Urban Citizen”) de bastante interés mediático tanto en la prensa escrita como en la televisiva.

En resumen

En ambas fotógrafas hay coherencia en sus autorretratos, sobre todo en el caso de Erica Simone donde existe una homogeneidad en toda la serie, pero vista la repercusión que tuvieron estos dos trabajos, yo me pregunto, ¿es necesario desnudarse para alcanzar la fama?

Fotografía | Fotograma de Yulia photographing herself
Fotógrafas | Yulia Gorodinski | Erica Simone

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios