Sigue a

Exposición vídeo DSLR

Siguiendo con los ajustes que afectan a la calidad final del vídeo con cámaras réflex vamos a hablar sobre la apertura del diafragma, la exposición y los valores ISO.

Aquí, vuestra experiencia en fotografía hace que prácticamente ya sepáis lo que debéis hacer. Y es que, si hay una ventaja para el fotógrafo que se introduce en el mundo de la grabación de vídeo, es su conocimiento sobre como la luz afecta a las imágenes.

La apertura del diafragma y los valores ISO

El diafragma ya sabemos que nos permite controlar la cantidad de luz que entra o no al sensor. Además, la apertura es inversamente proporcional a la profundidad de campo. Así, cuanto más abierto esté menor profundidad y viceversa.

Con la apertura de diafragma podremos jugar también a la hora de grabar vídeo, lo único que tenemos que tener en cuenta es que, según lo abramos o cerremos, no podremos compensar con un mayor o menor tiempo de exposición como haríamos en fotografía. Por tanto, si una vez fijada la velocidad de obturación y apertura de diafragma la escena está oscura tendremos que variar otros parámetros como los valores ISO para compensar.

El problema es que si aumentamos excesivamente los valores ISO estaremos metiendo demasiado ruido a nuestros vídeo. Por lo que mejor contar con alguna fuente de luz continua. Pero en el caso de no disponer de ella y necesitar variar los valores ISO hay una serie de detalles a tener en cuenta.

Lo primero es usar siempre múltiplos de valores ISO nativos. Es decir, si nuestra cámara es una Nikon podremos usar ISO 100, 200, 300, etc… sin pasar de 800. En Canon serían valores ISO múltiplos de 160 (160, 320, 480,…) y así igual con el resto de marcas.

Y como hemos dicho, siempre intentando no superar el valor ISO 800. Valor que podríamos definir como máximo ya que a partir de ahí el ruido en el vídeo será excesivo. A continuación veréis un vídeo que a pesar de comparar el ruido en vídeo de dos cámaras Canon es suficientemente aclaratorio para ver como, según aumentamos la ISO también lo hace el ruido en el vídeo.

La exposición

Debido a que la grabación de vídeo no cuenta con un formato tipo RAW en el que no sufrimos compresión y mantenemos toda la info posible es importante cuidar la exposición. Ya que, correguir zonas sobreexpuestas o subexpuestas no será tan sencillo.

Normalmente los vídeos en exteriores suelen quedar sobre expuestos. Para evitarlo es interesante hacer uso de filtros de densidad neutra. En el interior, ocurre al contrario y la mayoría de vídeos quedan subexpuestos por lo que ahí aun siendo aconsejable el uso del filtro nos requerirá una iluminación adicional.

Por último, pese a buscar una exposición correcta es interesante instalar perfiles de color planos que nos permiten una mejor posproducción. Uno de los más usados es el perfil Techinicolor, sólo disponible para cámaras HDSLR Canon. La finalidad es conseguir el mayor rango dinámico posible.

Si no fuese posible su instalación entonces modificaríamos uno de los perfiles de forma manual para que quede lo más neutro posible e incluso con un tono “grisáceo” en la imagen (bajando contraste y saturación). No os preocupéis, en posproducción con el uso de esos perfiles o modificaciones podremos tocar la imagen y conseguir un resultado magnífico.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios