Sigue a Xataka Foto

R0DE

Visto los principales aspectos a tener en cuenta cuando vamos a grabar vídeo con una cámara DSLR nos toca seguir avanzando. El siguiente punto a tratar es el audio. El audio que capturan estas cámaras no es bueno. Para algunas cosas puede tener un pase pero el micro incluido captura una calidad de sonido insuficiente. Pese a que, en el caso de las NEX, no es tan malo.

Por ello es necesario contar contar con un micrófono externo. La mayoría de cámaras incorporan una entrada de línea auxiliar, conector jack de 3,5mm. Ahí podremos conectar el micrófono que hayamos decidido usar, bien uno específico para cámaras (incluyen la posibilidad de fijarlos a la zapata para el Flash externo de la cámara) o hacer uso de cualquier otro micro que luego montaremos en un pértiga.

Grabadora de audio

Si nuestra cámara no incluye entrada de línea entonces podemos optar por algún accesorio oficial como el micro que Sony fabrica para su gama NEX o hacer uso de una grabadora de audio. Que es la opción que recomiendo ya que podremos usar micros de calidad. La única pega será que tendremos archivos separados, uno para el vídeo y otro para el audio.

Sincronizando el audio en posproducción

Si hacemos uso de una grabadora de audio luego, en posproducción, tendremos que sincronizar ambas pistas. Si el sonido es ambiente será más sencillo sincronizar incluso a mano ya que un ligero retraso o adelanto no es tan perceptible como cuando hemos grabado una entrevista, dialogo, etc. Si por el contrario es una situación en la que debemos hacer coincidir de forma perfecta los movimientos de boca con el sonido entonces debemos andar finos.

Aún así, gracias a los actuales editores de vídeo el proceso se simplifica. La mayoría incluyen una herramienta para sincronizar el audio de forma automática que funciona realmente bien. Esta se encargan de analizar la onda de ambos archivos (el audio grabado con el micro de la cámara y el obtenido mediante una grabadora externa) y sola sitúa ambos clip para que las ondas coincidan en la línea de tiempo.

Sincronización de audio

Si por el contrario vuestra aplicación no dispone de dicha opción podéis usar un sencillo truco durante la grabación. Consiste en iniciar la grabación tanto de vídeo como audio y antes de comenzar la acción dar una palmada o, como en el cine, hacer uso de la claqueta y 3, 2, 1, acción! Así, aun habiendo comenzado a grabar antes el audio que el vídeo, veremos como en la onda de sonido habrá un pico que indica un aumento del sonido, ese será el punto para realizar la sincronización.

Bonus extra

Por último, si no disponemos o no queremos invertir en una grabadora siempre podremos hacer uso de nuestro smartphone al que conectaríamos el micro externo o de solapa. Muy útil si estamos empezando y no queremos hacer un desembolso económico, también para grabar el audio de alguien que se encuentra lejos de la cámara, etc… Es decir, usar el teléfono a modo de “micro inalámbrico”.

¿Qué grabadoras y micros podemos adquirir? Eso en el siguiente artículo sobre accesorios para la grabación de vídeo DSLR.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios