Síguenos

DSLR

Hasta no hace mucho la opción de grabar vídeo con cámaras fotográficas no dejaba de ser algo anecdótico. Una posibilidad que estaba ahí pero pocos usaban debido a la baja calidad. A pesar de la resolución a la hora de hacer fotos, el vídeo dejaba mucho que desear.

Ahora la grabación de vídeo es un opción completamente funcional en la mayoría de cámaras pero sobre todo en las DSLR. Ahí es donde se ha avanzado más gracias a diferentes factores. Y es que, sin duda la posibilidad de usar objetivos intercambiables y la combinación de los sensores con los procesadores actuales han conseguido que explote un nuevo mercado.

Nikon D90 y Canon EOS 5D Mark II, el origen

House 5D Mark II

Si hay dos cámaras que marcaron un antes y un después en esto de grabar vídeo con DSLR fueron la Nikon D90 y la Canon EOS 5D Mark II.

El modelo de Nikon fue la primera DSLR que grababa vídeo en alta definición. Lo hacía en 720p y pese a algunas pegas realmente destacó. Luego llegaría la 5D Mark II y fue el boom! La gama alta de Canon era capaz de capturar vídeo a 1080p con una calidad que se ha usado en numerosos proyectos profesionales.

Desde la grabación de vídeoclips musicales, anuncios de televisión, capítulos de series como House o películas como Iron Man 2.

Ventajas de las cámaras DSLR frente a las tradicionales videocámaras

Las mejoras que han venido sufriendo las cámaras fotográficas han sido notables. Han pasado de los 720p a 1080p, mejores procesadores para manejar cada vez más información a formatos de compresión más óptimos, mejoras también de los sensores, sistemas de enfoque, etc…

Por todo ello para muchos aficionados al vídeo y cineastas independientes la posibilidad de usar cámaras DSLR ha supuesto toda una revolución. Calidad a un precio razonable si lo comparamos con sistemas de vídeo profesionales.

Luego, podríamos resumir como ventajas de las DSLR los siguientes puntos:

  • Peso y tamaño reducido.
  • Opticas intercambiables (angulares, zoom, control sobre profundidad de campo, luminosidad, etc..)
  • Versatilidad y calidad de la grabación.

Pero claro, también hay aspectos negativos. El tamaño y peso hace que necesitemos algún sistema para estabilizar el vídeo (trípodes, steadycam, rig,…). También hay que tener en cuenta el enfoque que es manual. Por último, el audio no es de buena calidad y a veces el micrófono integrado capta el ruido de la lente o manipulación de la cámara por lo que tendremos que recurrir a micros externos.

Guía de grabación de vídeo con DSLR

En los próximos días iremos viendo una serie de aspectos para que todo aquel que quiera comenzar a grabar vídeo con una cámara DSLR pueda hacerlo con los mejores resultados posibles.

Igualmente, todo lo que comentemos será (siempre que sea posible) compatible con otro tipo de cámaras con grabación de vídeo como compactas o las tan de moda ahora cámaras con objetivos intercambiables o CSC.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios