Sigue a

new-sigma-family.jpg

Aunque Sigma no acostumbra a renovar su catálogo de cámaras fotográficas muy frecuentemente, además del lanzamiento de la SD15, hoy han refrescado su gama de compactas avanzadas con la DP1x y la DP2s.

La DP1x se convierte en la segunda sucesora de la Sigma DP1, ya que ésta tenía ya una sucesora, la DP1s. Contamos con el clásico sensor Foveon de 14 megapíxeles que suele montar Sigma y un objetivo fijo de 16mm con una luminosidad de f4. Bastante poco luminoso para ser un gran angular.

El protagonista en esta cámara es el procesador de imagen: el True II. Al igual que en el resto de cámaras presentadas hoy por Sigma, el True II se convierte en el cerebro principal que las gestiona.

sigma_dp1x_2.jpg

Otras de las novedades se centran en una reestructuración de la posición de la botonería de la cámara y algunas mejoras en cuanto a la velocidad de enfoque.

Sigma DP2s

Conservando el mismo sensor Foveon X3 de 14 megapíxeles que el resto de la familia, la DP2s trae un objetivo de 24 mm (con focal equivalente a 41mm) con una abertura de f2,8.

Sigma nos promete una mejora sustancial en el funcionamiento del autofocus, donde pretende ser uno de los más veloces en su categoría.

sigma_dp2s_3.jpg

Entre la pobre lista de especificaciones, tenemos un sistema de ahorro de energía que promete alargar la vida de la batería y unos pequeños cambios estéticos en la parte posterior, donde algunos botones cambian de lugar.

El vídeo destaca entre sus especificaciones más lamentables, que al igual que su hermana, solo pueden grabar clips de 320×240 píxeles a 30 fotogramas por segundo. Sin duda, aquí se ve ampliamente rebasada por cualquier cámara compacta actual, donde muy pocas prescinden de HD 720p y muchas de ellas se atreven con grabación de vídeo Full HD.

Conclusiones finales

Las nuevas compactas de Sigma se enfrentan a un mercado muy agresivo donde los consumidores siempre piden más y más funciones espectaculares.

Por ello, las DP1x y la DP2s se enfocan más a un público muy determinado que quiera una buena óptica y un sensor de elevadísima calidad, lo que nos hace aventurar que seguro que no son ningún éxito en ventas.

sigma_dp2s_4.jpg

Está claro que si lo que buscas es una cámara con funciones avanzadas de grabación de vídeo, un zoom versátil que cubra un amplio rango focal y con un precio ajustado, las nuevas Sigma no son para ti.

Es más, personalmente me parecen tan poco atractivas, que si ni siquiera su precio es competitivo, sería bastante lógico lanzarse por una EVIL, la cual tiene ópticas intercambiables, graba vídeo en HD y tienen un tamaño compacto.

En el único sitio donde Sigma puede destacar sobre el resto, es en su sensor Foveon que captura mejor los detalles y los colores que el resto de sensores con filtro Bayer. Y esto puede que no le interese a un aficionado avanzado, aunque sí a un profesional; pero estas cámaras no son para profesionales.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios