Compartir
Publicidad
La fotografía presente en los Premios Goya con 'La sombra de la ley' y 'Un día más con vida'
Actualidad

La fotografía presente en los Premios Goya con 'La sombra de la ley' y 'Un día más con vida'

HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad

El pasado fin de semana se han celebrado los Premios Goya 2019, los premios del cine español. Me hubiera gustado poder ver todas antes de los premios pero es imposible. Hay mucho cine bueno por estas tierras. Y como estamos en Xataka Foto, vamos a centrarnos en la fotografía. Vamos a conocer el premio a la Mejor Dirección de fotografía y una película que ha recibido el premio a la Mejor Película de animación que cuenta la historia de un fotógrafo que terminó siendo un gran escritor: Ryszard Kapuscinski. Estamos hablando de 'La sombra de la ley' y 'Un día más con vida'.

El tema de los premios es complicado. Por ejemplo, para nosotros los fotógrafos puede que nos duela que 'El fotógrafo de Mauthausen' no tenga ni un solo reconocimiento en forma de 'cabezón' (como se llama cariñosamente al premio diseñado por el escultor José Luis Fernández).

Los premios cambian según el jurado. Pueden parecer justos o injustos. Si leemos en las redes sociales nos encontramos de todo. Desde gente encantada, personas que no están de acuerdo y luego seres anónimos y maleducados que no dudan en expresar su ira porque la película premiada no les gusta.

Goya2019v Las dos películas premiadas

Pero como fotógrafos tenemos que estar contentos por el reconocimiento del director de fotografía Josu Incháustegui por su trabajo en 'La sombra de la ley', la película de Dani de la Torre. Y por supuesto por el premio a la Mejor película de animación a 'Un día más con vida' que adapta a formato animado la novela de Ryszard Kapuscinski.

Josu Incháustegui, director de fotografía de 'La sombra de la ley'

Esta película, que narra los convulsos años 20 en Barcelona, está filmada con el aire inconfundible de las películas de gangsters de las épocas doradas de Hollywood. Pocas veces se ha rodado así en España. Así que acertar con la estética y la fotografía era fundamental. Precisamente también ha ganado a Mejor dirección artística y Diseño de vestuario.

La fotografía es milimétrica. Muy compleja para poder abordar los planos secuencia con tantos cambios de luz y de puntos de vista. En todo momento te sientes transportado al cine clásico. A las luces de Brian de Palma, a los planos de Sergio Leone y a la ambientación de las películas en las que algunas veces te ponías al lado del malo y otras caías rendido ante el buen policía que lucha contra la corrupción imposible de los que mandan. De hecho no hay inspiración alguna del cine patrio.

Es un claro homenaje al cine clásico pero con un tinte personal y poco explotado. Ya no ocurre en los bajos fondos de Chicago o nueva York, sino en la ciudad de Barcelona ambientada a partir de las fotografías de Brangulí, el genial fotógrafo de la época. Si encima contamos con los efectos especiales de El ranchito, los mismos que trabajan en 'Juego de tronos' os podéis imaginar lo que nos vamos a encontrar.

Goya2019ii Fotograma de la película

Y todo esto debe mucho al trabajo de Josu Incháustegui, ya curtido en mil batallas como 'Ágora', 'Las brujas de Zugarramurdi' o 'Vicky, Cristina, Barcelona'. En esta ocasión ha trabajado con la cámara Arri Alexa Mini (sensor de 35 mm capaz de grabar en 4k con una sensibilidad de 800 ISO) con la ópticas Cooke que destacan por su reproducción del color, especialmente los tonos piel y por la suave transición entre las zonas enfocadas y desenfocadas.

'Un día más con vida' de Damian Nenow y Raúl de la Fuente

Esta película ha recibido el Goya a la Mejor película de animación por adaptar la historia de una de las novelas del polaco Ryszard Kapuscinski, escritor Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2003.

¿Y qué es lo que cuenta que puede llamar la atención de nosotros los fotógrafos? Pues su visión de la guerra de Angola en 1975 desde el punto de vista de un fotógrafo que decidió convertirse en escritor.

Porque Kapuscinski, aunque no lo digan en la wikipedia, era muy aficionado a la fotografía, como se puede ver una y otra vez en la genial película que parece que ha gustado hasta a Carlos Boyero:

Cuando, como periodista, recojo materiales para una crónica y hablo con el jefe de un clan, me interesan sus opiniones, sus impresiones, sus pensamientos. Pero si voy a su encuentro como fotógrafo me interesan cosas muy distintas: la forma de su cabeza, los rasgos de su rostro, la expresión de sus ojos

Goya2019i Fotograma de la película

La película animada está hecha con la técnica del motion capture. Todo parte de la interpretación real y luego se adorna con el dibujo, dando una sensación de hiperrealidad, muy acorde con el tema de la película. Y además combina la acción con imágenes reales.

Todo lo que vemos es lo que sintió el reportero durante su viaje de tres meses por el comienzo del horror del tercermundismo, tal como él lo definió. Allí terminó por confirmarse el horror. Y su cámara fue testigo.

Así que no queda más remedio que acercarnos al cine, o mirar en las plataformas digitales, para disfrutar de más películas donde la fotografía es importante, tanto en el nivel estético como en el argumental. El cine no es otra cosa que pura vida.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio