Publicidad

“Es momento de parar y pensar adónde queremos ir”: hablamos con varios fotógrafos de boda sobre el parón provocado por el COVID-19
Actualidad

“Es momento de parar y pensar adónde queremos ir”: hablamos con varios fotógrafos de boda sobre el parón provocado por el COVID-19

HOY SE HABLA DE

La crisis sanitaria está afectando a todos los sectores de la fotografía, pero hay algunos a los que les toca muy especialmente. Por ejemplo el de la fotografía de bodas, un sector que depende de la celebración de unos eventos que ahora mismo, por cuestiones obvias, están totalmente parados. Por eso, hemos querido hablar con algunas profesionales del sector para que nos cuenten cómo está afectando la delicada situación provocada por el COVID-19 en el ámbito del reportaje social.

Según una encuesta realizada por Bodas.net, más del 90% de las de las parejas que tenían previsto celebrar su boda de aquí a los próximos meses ha pospuesto el enlace para la segunda mitad del 2020 o, en un 8% de los casos, a 2021. Y, eso claro está, afecta a los fotógrafos que debían realizar estos reportajes, y que ahora se encuentran parados a la fuerza y tratan de sobrellevar tan delicada situación. Pero ¿se están posponiendo las fechas de las sesiones fotográficas o, directamente, se están cancelando?

Una pregunta que nos hicimos tras conocer, hace algunos días, la iniciativa ¡No canceles, aplaza! auspiciada por la plataforma de fotógrafos del ramo UnionWep. Y, claro, para contestar a la pregunta, nada mejor que hacérsela a algunos profesionales del sector que están sufriendo las consecuencias de lo que está ocurriendo, y de paso saber qué están haciendo mientras tanto y cómo ven el panorama para este ámbito y, más en concreto, para su negocio, a corto y medio plazo.

¿Cancelaciones o aplazamientos?

En principio, por lo que nos han contado, parece que lo segundo es mayoritario. Así lo confirma por ejemplo José Luis Guardia Vázquez, del estudio Xpression International a quien entrevistamos hace ya algunos años. José Luis nos cuenta que en su estudio se han cancelado “los trabajos confirmados para los siguientes meses y también las parejas están aplazando su boda. Algunas lo hacen para los meses siguientes, buscando más seguridad, y otras para 2021”.

“Por desgracia, muchas de las bodas u otros eventos se han pospuesto o peor aún, cancelado”

Más o menos lo mismo que está sufriendo Víctor Lax, de Lax, Erika & Victor Photography, nombrado “Mejor fotógrafo de bodas del mundo” en 2018 por el portal Fearless Photographer y a quien entrevistamos hace tiempo. Víctor nos comenta que “por desgracia, muchas de las bodas u otros eventos se han pospuesto o peor aún, cancelado. He conseguido aplazar alguna boda (no todas por desgracia), y varias conferencias se han pospuesto para finales de noviembre y, si todo va bien, vamos a poder asistir”.

Algo más de suerte parece haber tenido Daniel Alonso, de People Truelove Tellers, estudio elegido como “Fotógrafo del Año UnionWep 2019” y a quien entrevistamos hace unos meses. Este estudio tenía previsto realizar diez trabajos que se han visto afectados: “nueve de ellos se pueden aplazar, han sido aplazados de hecho al último trimestre del año, y uno de ellos se tuvo que cancelar porque la pareja estaba muy limitada en cuestiones de fechas […] Pero lo más nos estamos encontrando son aplazamientos”.

En una situación similar está Carmen Ríos, la persona al frente de Carmen Ríos Photo & Video Wedding, un equipo madrileño que ofrece servicios integrales de fotografía y vídeo para eventos sociales, que nos cuenta cómo “de momento no han cancelado ninguna boda, la han pospuesto y están encontrando huecos… Osea que de momento bien”.

¿Qué hacer mientas tanto?

Este parón obligado tiene algunas cosas positivas; por ejemplo, que permite a los fotógrafos hacer cosas para las que normalmente no tienen tiempo. Así lo confirman los entrevistados, como Daniel Alonso que nos cuenta cómo está aprovechando para trabajar en su negocio: “por un lado seguir en casa con las cosas que quedaban pendientes, pero sobre todo ha sido más un trabajo a nivel de empresa […] renovar la web, seguir haciendo campañas de marketing, publicando bodas y comunicarnos con nuestras parejas, mantener una comunicación proactiva para que vean que todo va bien, y que estamos a su disposición…

“Es momento para hacer cosas para las que no suelo tener tiempo, o que las hago deprisa y corriendo porque empieza la siguiente temporada”

Lo mismo nos cuenta Carmen Ríos, quien está aprovechando para organizarse: “liberar memorias, archivar todas las fotos y vídeos, hacerme mi agenda de clientes, cosas para las que no suelo tener tiempo, o que las hago deprisa y corriendo en enero porque empieza la siguiente temporada”.

Por supuesto no faltan otras ideas como involucrarse en iniciativas solidarias. Es el caso de Victor Lax que ha creado “una plataforma de educación online en Patreon compartiendo un poquito de nosotros y nuestra forma de trabajar. Compartimos, nos mantenemos activos e intentamos dejar el menor tiempo posible para escuchar noticias”.

Por su parte, José Luis Guardia nos propone pensar y buscar nuevos proyectos. “Siempre me fascino la fotografía de paisaje, arquitectura etc… Tengo un buen archivo que necesitaba tiempo para clasificarse y voy a empezar a ello”. Además, este fotógrafo nos propone tres pautas para aprovechar este tiempo:

  1. No ver la televisión. En nuestro tiempo el mejor método para informarse no es la TV, tenemos otras alternativas digitales que nos ofrecen información más verídica. Y también necesitamos estar positivos (con los pies en el suelo y conociendo la realidad) pero con la ilusión de volver a levantarnos y ser más grandes que antes.

  2. Buscar una distracción para dejar de pensar (hobbies, etc…) yo me he buscado un juego online en el que desconectar varias horas.

  3. Seguir formándote en lo que haces. Con lecturas, cursos online o charlas que ahora están de moda y son muy positivas. Recomiendo la web "Yo me quedo en casa".

El efecto en el negocio

Pero, aunque aprovechen el “tiempo libre” al máximo, está claro que la situación no es para nada ideal, y que el parón puede llegar a ser muy grave para todos los negocios de fotografía relacionados con bodas y otros eventos sociales. No olvidemos que estamos hablando de un ámbito en el que predomina los freelances o las pequeñas empresas, que difícilmente pueden sobrevivir mucho tiempo a una situación como la actual.

“El efecto corto plazo obviamente es muy negativo porque los ingresos son cero, pero creo que lo importante es mantener los clientes”

Por eso, era obligado preguntar a nuestros entrevistados cómo creen que todo esto va a afectar a su negocio; y las respuestas son variadas. Algunos, como Víctor Lax, directamente nos dicen que prefieren no pensarlo, pero otros como José Luis Guardia son más explícitos: “Lamentablemente creo que muy negativamente. Los negocios tenemos gastos mensuales fijos y otros variables. Pero es difícil pagar si no entra dinero. Toca tirar de ahorros o recortar gastos… Y con miedo, siempre está pensar en que si esto dura demasiado quizás toque cerrar tu actividad hasta mejores tiempos”.

Por su parte, Daniel Alonso cree que el efecto a corto plazo es muy negativo, “porque los ingresos son cero, pero creo que lo importante es mantener los clientes, seguir manteniendo la relación con los que ya tenemos contratados, porque lo que más cuesta es obtener un nuevo cliente […] Creo que cuidar de tu negocio y de tus clientes va a ser bueno a medio plazo, porque esta es una situación que tarde o temprano pasará....”

Por otro lado, si (como todo hace pensar) somos capaces de superar esta crisis sanitaria, podemos prever que la segunda mitad del año será complicada: “Creo que se va a hacer un poco cuello de botella y que en cuanto se pase el estado de alarma, que encima son los meses que más bodas hay de todo el año, y se puedan realizar las bodas pues vamos a tener mucho trabajo acumulado —nos cuenta Carmen Ríos— va a ser más fuerte que nunca, serán viernes, sábados, domingos... sin parar me imagino hasta final de año...

Además, la fotógrafa también pronostica un duro 2021las bodas de principios de años se van a retrasar al segundo semestre pero muy probablemente gente que a lo mejor pensaba casarse este año al final no se va a casar, y me imagino que el año que viene habrá más trabajo”.

Sea cierto o no, sí que nos gustaría acabar con algo de optimismo, como el que nos transmite Daniel Alonso, que opina que de toda esta situación negativa también se pueden sacar conclusiones positivas: “Puede ser algo bueno, un momento de parar y pensar hacia dónde queremos ir, para formarnos en nuevas áreas... Y la gente que pueda disponer de tiempo, yo lo que sugiero siempre es que se forme, que aproveche a hacer todos esos cursos que siempre va postponiendo porque no encuentra tiempo para hacerlo, ahora es un buen momento para seguir cuidando de nuestro negocio”.

Carmen Ríos Photo & Video Wedding | Página web | Instagram | Twitter

Lax, Erika & Victor Photography | Página web | Instagram | Facebook

People Truelove Tellers | Página web | Instagram | Facebook

Xpression International | Página web | Instagram | Twitter

Foto de portada | De People Truelove Tellers

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios