Publicidad

Canon Powershot G7X Mark III, análisis: una buena compañera para viajar que mejora sus prestaciones y cumple en calidad de imagen
Análisis y pruebas

Canon Powershot G7X Mark III, análisis: una buena compañera para viajar que mejora sus prestaciones y cumple en calidad de imagen

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Presentada junto a su hermana mayor a principios de verano, la Canon Powershot G7X Mark III es la renovación de uno de los modelos de compacta premium (con sensor de una pulgada y objetivo luminoso) con la que este fabricante quiere seducir al público en un sector muy competido últimamente. Nosotros la hemos probado y os contamos qué nos ha parecido.

Review Canon G7x Ii 013

Así como la Powershot G5X Mark II rompe el diseño del modelo precedente, el modelo que vamos a analizar supone un relevo “tranquilo” de la Powershot G7X Mark II. Es decir, es una renovación sin grandes cambios externos, manteniendo casi calcadas aquellas líneas y sólo con una novedad destacable: un nuevo acabado en dos colores que es precisamente el que hemos podido probar.

El resto de cambios (tampoco revolucionarios) los tenemos en su interior, destacando la incorporación del procesador más potente de la casa (DIGIC 8) que es responsable de muchas de las mejores de rendimiento que incluye la cámara, y que vamos a comentar más adelante. Ahora, como siempre solemos hacer, os dejamos con el cuadro de especificaciones principales:

Especificaciones técnicas de la Canon PowerShot G7X Mark III:

Sensor de imagen:

CMOS apilado tipo 1,0 de 20,1 MP

Procesador de Imagen:

DIGIC 8

Sensibilidad ISO:

125 – 12.800 (ampliado 25.600)

Sistema de enfoque:

TTL AiAF con 31 puntos AF

Objetivo:

8,8 – 36,8 mm (equivalente en 35 mm: 24 – 100 mm) f/1.8 - f/2.8

Pantalla LCD:

Pantalla LCD (TFT) táctil abatible de 3”, 1.040.000 píxeles y tipo capacitivo

Disparo en ráfaga:

Máximo 20 fps

Formato de imagen:

RAW y JPEG

Resolución máxima vídeo:

4K 3840 x 2160, 29.97/25 fps

Almacenamiento:

SD, SDHC, SDXC (compatible con UHS Speed Class 1)

Conectividad:

Wi-Fi y Bluetooth de bajo consumo

Dimensiones:

105,5 x 60,9 x 41,4 mm

Peso:

Aprox. 304 g (con batería y tarjeta de memoria

Precio:

829,99 euros

Diseño y construcción

Review Canon G7x Ii

El diseño de la Canon Powershot G7 X Mark III es prácticamente idéntica a su antecesora salvo por el cambio de look del modelo analizado

Como decimos, salvo por el nuevo look del modelo analizado, externamente apenas ha cambiado nada de esta Canon Powershot G7X Mark III respecto a la versión anterior. Es decir, es una cámara con un tamaño y peso adecuados para llevarla con nosotros de viaje sin que pese ni abulte.

Por tanto, se mantiene prácticamente idéntico el diseño, incluyendo además elementos como el objetivo (un 24-105 mm equiv. ƒ1,8-2,8), que derivan del modelo original que data de hace cinco años (aunque es un hecho que las ópticas no sufren tanto el paso del tiempo). A pesar de todo, en principio ninguna pega a la robustez y acabado, que combina un tacto gomoso (en la parte inferior, de color negro) con uno de tipo metálico (en la zona superior).

Review Canon G7x Ii

Tampoco al diseño, donde destaca el gran anillo multifuncional alrededor de la lente, una rueda doble de modos de disparo/ compensación de exposición, y un pequeño grip que (combinado con una protuberancia en la parte posterior) hace bastante seguro el agarre. Por lo demás, como se aprecia en las fotos, la mayor parte de botones se agrupan en la zona derecha de la pantalla.

Aunque buena parte de las funciones recaen en la interfaz táctil de ésta, una característica que ya tenía su antecesora, como también contaba con la pantalla basculante que (cómo no) nos permite hacernos selfies o autograbarnos en vídeo.

Review Canon G7x Ii

Manejo y rendimiento

Puestos en la tarea de hacer fotos, y ante la ausencia de visor (un elemento que echamos mucho de menos), nos centramos en esta pantalla que a pesar de ocupar buena parte de la zona trasera se nos queda pequeña, entre otras cosas porque la información que muestra es muy abundante (un problema si no se ve bien de cerca).

Review Canon G7x Ii

La pantalla es táctil capacitiva, lo que significa que responde muy rápidamente a nuestros dedos. Sobre todo si pulsamos en algún punto para indicarle donde queremos que enfoque (operación que lleva a cabo muy rápidamente y de forma efectiva en una gran mayoría de casos) o seleccionar alguna opción del menú (que, por cierto, es como el de las Canon EOS).

Por contra, nos ha parecido que la capacidad táctil no es tan buena en el modo de reproducción, tanto para pasar las fotos como si lo que queremos es hacer zoom en ellas, aunque esto se ve perjudicado por el pequeño tamaño de la pantalla (que apenas deja hacer el gesto de la “pinza”).

Review Canon G7x Ii

Pero lo peor es que resulta muy fácil activar cosas sin querer (eso sin estar en el modo “sensible”), sobre todo si estamos de paseo con ella y la estamos sacando/ guardando en la bolsa. No es algo exclusivo de esta cámara, ni mucho menos, pero no deja de ser un problema que deben conocer los posibles compradores.

Por cierto que a lo largo de nuestras pruebas comprobamos que habíamos hecho bastantes fotos sin querer, no sabemos si por culpa de la pantalla táctil o por un disparador demasiado sensible. En cualquier caso el tacto de éste no es muy agradable.

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0139 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/250 seg, ƒ4.5, ISO 125 con el objetivo en 33 mm

Eso se nota por ejemplo en uno de las apartados más novedosos de la Powershot G7X Mark III que no podíamos dejar de probar. Nos referimos al Modo Ráfaga RAW, mediante el cual es posible capturar una secuencia rápida de acción (30 fps hasta 70 fotos) y extraer de ella la imagen (o imágenes) elegida(s).

Es algo que también tiene la G5 Mark II (como pudimos probar en esta toma de contacto) y aunque la idea es muy similar a lo que ofrecen otras marcas, aquí tenemos la ventaja de poder obtener la instantánea que queramos en la máxima calidad.

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0035 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/60 seg, ƒ4.0, ISO 3.200 con el objetivo en 8,8 mm

El modo rágafa RAW es perfecto para capturar escenas de gran velocidad obteniendo una secuencia de fotos donde elegir a la máxima calidad

El uso es sencillo aunque al principio resulta raro. Una vez activado, se trata de disparar “a todo lo que se mueva”. Sin embargo, cuando disparas no eres consciente de las fotos que estás haciendo, de hecho la impresión es que la ráfaga es demasiado corta (enseguida termina y nos dice que está grabando datos) aunque luego comprobemos que tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de fotos para elegir (un máximo de 70).

Lo mejor es que entre ellas tendremos unas cuantas previas al momento de apretar el botón de disparo a fondo, lo que nos viene muy bien por ejemplo para capturar los imprevisibles rayos como en la imagen de abajo. Lo peor, que es incómodo que la operación de elegir los archivos a extraer sólo se pueda hacer en la cámara (al menos que sepamos), que no se puedan extraer al tiempo en formato RAW y JPEG.

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0609 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/60 seg, ƒ2.0, ISO 800 con el objetivo en 8,8 mm

También resulta algo lioso que las fotos extraídas en JPEG se guarden con un nombre consecutivo a la última “normal” que hayamos hecho y, cómo no, es un problema que los archivos resultantes de una ráfaga de este tipo pesen entre 600 y 700 megas, lo que hace que las tarjetas se agoten rápido. Aún así, son inconvenientes que se pueden soslayar si a cambio obtenemos diversas instantáneas de una secuencia de movimiento muy rápido en gran calidad.

Vídeo, autonomía y conectividad

Si estabais esperando que valoráramos el rendimiento en vídeo, sentimos decepcionaros porque nosotros la hemos usado básicamente como cámara de fotos, en situaciones de calle y viaje (las más comunes en este tipo de cámaras). Sin embargo, es cierto que esta cámara está orientada muy directamente a videoblogueros “y cualquiera que publique contenido en Internet”. Para ellos se han incorporado diversas novedades (grabación 4K sin recorte, entrada de micrófono, posibilidad de hacer livestreaming directo para YouTube y otras) de las que apenas podemos comentar pero que, qué duda cabe, son interesantes en este terreno.

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0254 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/100 seg, ƒ2.8, ISO 200 con el objetivo en 36,8 mm

Lo que sí hemos probado son los otros dos apartados que reza el título del epígrafe y donde nos hemos encontrado con “una de cal y otra de arena”. La parte positiva la tenemos en el lado de la conectividad, donde pudimos conectar la cámara de forma rápida y bastante sencilla con el smartphone para pasar fotos y controlar las tomas.

La parte negativa la tenemos en la autonomía, ya que vimos que nos quedábamos sin batería en dos ocasiones “a media sesión”. Ya sabíamos que a una cámara que “tira” tanto de pantalla no le podíamos pedir horas y horas de uso, pero sí al menos que avisara de una forma más fiable de que la batería se está descargando. Y es que la Powershot G7X III prácticamente pasa de mostrar todas las barras llenas a que el color se torne rojo avisando de la inminencia del “desastre”. Sin duda un punto a mejorar.

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0099 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/125 seg, ƒ2.8, ISO 160 con el objetivo en 20 mm

Ruido y calidad de imagen

Pasando ya a este determinante apartado, no podemos sino olvidarnos de todos los “problemillas” mencionados (o casi todos, porque si nos quedamos sin batería…) para comprobar que los resultados que ofrece la PowerShot G7X Mark III son muy buenos. Así, las fotos obtenidas presentan muy buena calidad, un buen contraste y unos colores atractivos y realistas.

Img 0180 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/160 seg, ƒ4.0, ISO 125 con el objetivo en 8,8 mm
Img 0180 100 Recorte al 100% de la foto anterior. Canon Powershot G7 X Mark III a 1/160 seg, ƒ4.0, ISO 125 con el objetivo en 8,8 mm

En la línea de la casa, todo hay que decirlo, porque Canon nos tiene acostumbrados a que (normalmente) sus cámaras hagan muy buenas fotos. Sólo tenéis que echar un vistazo a las muestras que adjuntamos, pero ya os decimos que el nivel detalle es muy bueno, siempre pensando que estamos hablando de una compacta, con un sensor grande pero una compacta (no lo olvidemos).

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0629 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/400 seg, ƒ4.0, ISO 12.800 con el objetivo en 19,66 mm
Img 0629 100 Recorte al 100% de la foto anterior. Canon Powershot G7 X Mark III a 1/400 seg, ƒ4.0, ISO 12.800 con el objetivo en 19,66 mm

Por eso que incluso podamos hacer fotos a 12.800 ISO sin perder demasiado detalle en las formas, demuestra que el procesador trabaja bien para mantener una muy buena relación señal-ruido que hace que los JPEG directamente extraídos de la cámara estén muy limpios. Ayudado, claro está, por un tandem sensor-objetivo que rinden correctamente en este modelo.

Canon PowerShot G7X Mark III, la opinión de Xataka Foto

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0424 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/1.000 seg, ƒ1.8, ISO 125 con el objetivo en 8,8 mm

Así que, visto lo visto, nos encontramos una cámara muy interesante para lo que solemos recomendar las cómpactas premium: un modelo muy compacto pero con grandes prestaciones y posibilidades de control manual para los fotógrafos avanzados que se lo quieran llevar de viaje. Eso sí, para usuarios más “generalistas”, seguramente el zoom se queda demasiado corto para cámara de viaje.

Sin embargo, para usuarios acostumbrados a una cámara más "seria", ofrece prácticamente todo lo que se puede necesitar en momentos de ocio. Cierto que nos ha dejado un sabor de boca un poco agridulce por los diversos problemas comentados, pero a la hora de ver las fotos se nos han olvidado casi por completo.

Así las cosas, sólo nos queda un inconveniente, su precio de 829,99 euros (PVP recomendado). Una cifra que (como suele suceder) nos resulta algo elevada no tanto porque nos parezca que la cámara no valga eso, como porque nos gustaría que costara menos.

Muestras Canon Powershot G7x Mark Iii Img 0321 Canon Powershot G7 X Mark III a 1/160 seg, ƒ6.3, ISO 200 con el objetivo en 8,8 mm

Eso sí la diferencia con la Powershot G5 Mark II es de solo 160 euros (hablando de precios recomendados), lo que puestos a gastarse esta cantidad de dinero no nos parece demasiado. Por ello, nos decantaríamos por la G7X si tenemos claro que no vamos a utilizar el visor y que vamos a sacar partido de las capacidades para la grabación de vídeo.

Canon PowerShot G7X Mark III, la nota de Xataka Foto

8.2

Características8.2
Diseño y ergonomía8,5
Controles e interfaz7,5
Rendimiento8,5
Calidad de imagen8,2

A favor

  • Prestaciones
  • Calidad de imagen
  • Agarre

En contra

  • Autonomía
  • Interfaz táctil sensible y abarrotada
  • Ausencia de visor

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Canon España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir