“Smartphone kill the camera star”: por qué los teléfonos móviles son el futuro de la fotografía

“Smartphone kill the camera star”: por qué los teléfonos móviles son el futuro de la fotografía
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Los números no engañan: en 2020 finalmente las cámaras sin espejo superaron a las réflex en ventas y todas las previsiones hacen pensar que esto no va sino a crecer. Así que, como ya contamos, las mirrorless han destronado a las DSLR... Sin embargo, hace años que sobre el mercado se cierne un enemigo mucho mayor: los teléfonos móviles.

En 2010 el mercado de cámaras digitales alcanzó su cenit con unas ventas de más de 121 millones de cámaras digitales según datos de la datos de la CIPA (patronal japonesa del sector) mientras que las ventas de móviles superaban ya los 300 millones. A partir de ahí, las cámaras no han hecho sino bajar y los smartphones subir de forma estratosférica.

Los Smartphones Son El Futuro De La Fotografia 02

Para hacernos a la idea, en 2019 se vendieron algo más de 15 millones de cámaras digitales, una bajada más que considerable respecto a 2010 y ya muy lejos de las ventas de móviles, que en 2015 alcanzaron su cenit con casi 1.500 millones de terminales. A partir de 2017, las ventas de móviles se estancaron un poco, pero en cualquier caso se han mantenido por encima de los mil millones de terminales vendidos todos los años. Incluso con la caída producida en 2020, que por supuesto también afectó al mercado fotográfico.

Esto siginifica que en todo el mundo hay más de cinco billones de teléfonos inteligentes (y son datos de 2017). Por supuesto no podemos considerar que todas esas personas que tienen un móvil sean fotógrafos, pero sí que millones de personas en todo el mundo llevan un móvil con cámara de fotos diariamente en el bolsillo.

En FStoppers lo cifran en 7.500 millones de personas que son "potenciales fotógrafos" gracias al móvil; y por ello están convencidos de que, si bien las sin espejo son el futuro de las cámaras, el futuro de la fotografía está en los smartphones.

¿Qué pasa entonces con las cámaras?

¿Significa esto que las cámaras están en camino de desaparecer? No lo creo, aunque desde luego sí parece que van a seguir bajando. El razonamiento es el siguiente: antes cuando alguien quería hacer fotos necesitaba comprarse una cámara; hoy día la cámara ya la lleva en el bolsillo, luego no tiene que invertir nada más. Sin embargo si alguien quiere hacer fotografías de una manera más profesional, intensa o especializada, las cámaras siempre le ofrecerán una herramienta más adecuada.

Los Smartphones Son El Futuro De La Fotografia 03

Por supuesto esto no significa que algunos fotógrafos puedan preferir los smartphones para su trabajo, pero creo que las cámaras siempre serán mejores para hacer fotos porque, básicamente, son una herramienta especializada para ello, con lo que ofrecen algunas ventajas evidentes y difícilmente soslayables para los teléfonos móviles.

Esto es un poco como la crisis del cine cuando apareció el vídeo doméstico; entonces se dijo que iba a ser la muerte del cine y, aunque es cierto que sufrió una crisis, finalmente el cine ha sobrevivido (y lo sigue haciendo ahora a pesar de las plataformas digitales). ¿La razón? Básicamente porque son cosas distintas; ambas giran alrededor de un mismo producto (ver una película) pero ofrecen una experiencia diferente.

Eso sí, tampoco estaría mal que la industria de la fotografía "se pusiera las pilas" de alguna manera. Y es que, tal y como cuentan en el citado artículo de FStoppers, mientras que muchos fabricantes de móviles han buscado la colaboración de marcas especializadas en fotografía, apenas (por no decir nunca) hemos visto hacer lo contrario.

Sólo en los últimos años estamos viendo que la fotografía computacional (sin duda un aspecto central en el apartado fotográfico de los teléfonos inteligentes) llegue de alguna manera a las cámaras convencionales, pero desde luego nada que rivalice con lo que ofrecen los teléfonos de Apple o Google. Está bien que los fabricantes de cámaras innoven y busquen ofrecernos cámaras cada vez más capaces, pero quizá también habría que pensar en buscar un poco más la convergencia con "el enemigo que acecha".

Temas
Inicio