Publicidad

Fujifilm X-T1, todos los detalles de la CSC todoterreno con visor electrónico OLED

Fujifilm X-T1, todos los detalles de la CSC todoterreno con visor electrónico OLED
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El despliegue realizado por Fujifilm en el CES a principios de enero fue bastante impactante. Presentó nada menos que cuatro bridge, una cámara de acción y la versión en negro de la X100S, entre otros lanzamientos, pero aún se guardaba un as en la manga bajo la forma de una cámara sin espejo con estilo «retro» pero avalada por unas especificaciones a la última: la X-T1.

Esta apuesta de la compañía japonesa luce un chasis de aleación de magnesio sellado que protege los delicados componentes electrónicos alojados en el interior de la cámara del polvo y la humedad, lo que la convierte en una auténtica cámara «todoterreno». Además, incorpora un sensor CMOS APS-C de 16 megapíxeles efectivos y un visor electrónico OLED de alta resolución. Echemos un vistazo con más calma a sus especificaciones.

  • Sensor X-Trans CMOS II APS-C (23,6 x 15,6 mm) con filtro de color primario y 16 megapíxeles efectivos
  • Limpieza del sensor por vibración ultrasónica
  • Montura para objetivos: Fujifilm X
  • Sensibilidad: ISO 200 - 6.400 (100, 12.800, 25.600 y 51.200 extendida)
  • Compensación de la exposición: -3.0EV - +3.0EV, pasos 1/3EV
  • Estabilizador de imagen: Admitido con objetivos OIS
  • Velocidad de obturación: 30 a 1/4.000 s
  • Disparo en ráfaga: Hasta 8 FPS
  • Visor electrónico OLED de 0,5" (2.360.000 puntos) y ampliación de 0,77x
  • Pantalla TFT LCD de 3 pulgadas (1.040.000 puntos)
  • Grabación de vídeo de hasta 1.080/60p
  • Flash externo EF-X8 incluido
  • Tarjetas de almacenamiento: SD, SDHC y SDXC
  • Modos de grabación fotografía: RAW, JPEG (Exif 2.3) y RAW + JPEG
  • Grabación de vídeo: MOV (H.264)
  • WiFi 802.11b/g/n
  • Conectores: micro-USB 2.0, mini-HDMI (tipo C), micrófono y miniconector estéreo
  • Batería Li-Ión NP-W126
  • Dimensiones: 129 x 89,8 x 46,7 mm
  • Peso: 440 g (con batería y tarjeta de memoria)

Sensor X Trans II y procesador EXR II

La X-T1 incorpora el mismo sensor que late en el interior de la X-E2, y que tan buen sabor de boca nos dejó en nuestra primera toma de contacto. Este sensor recurre a una matriz de filtro de color original con una disposición de los píxeles aleatoria para mantener el muaré bajo control y evitar las aberraciones cromáticas, lo que ha hecho posible eliminar el filtro óptico de paso bajo en esta cámara.

Fujifilm X-T1

Por otra parte, el procesador EXR II permite abordar la corrección del enfoque incluso en los bordes del objetivo con precisión, minimizando, a la par, el desenfoque por difracción. Fujifilm también habla en su nota de prensa de la tecnología LMO, concebida para mejorar la calidad de imagen mediante un complejo optimizador de modulación del objetivo. Sobre el papel pinta muy bien, pero tendremos que esperar hasta que esta cámara caiga en nuestras manos para evaluar su incidencia en la resolución efectiva de la X-T1.

Nuevo visor en tiempo real

El visor electrónico que incorpora esta cámara se apoya en una pantalla OLED de 0,5 pulgadas que destaca por su alta resolución (2.360.000 puntos), lo que garantiza una calidad de imagen y una nitidez muy elevadas. Sin embargo, lo que realmente puede marcar la diferencia con otros visores electrónicos que podemos encontrar en el mercado es su mínimo retardo, de tan solo 0,005 segundos, lo que le permite acercarse un paso más a las prestaciones que ofrecen los visores ópticos en este escenario.

Fujifilm X-T1

No obstante, según los ingenieros de Fujifilm, los modos de disparo que contempla su visor electrónico ofrecen una experiencia más atractiva que la proporcionada por los visores ópticos. El modo Completo saca partido a la relación de ampliación del visor, mientras que el Normal incluye los ajustes de disparo, y el Doble ofrece una vista dividida inteligente concebida expresamente para mejorar la experiencia de los entusiastas que prefieren el enfoque manual.

Enfoque automático ultrarrápido

El sensor X-Trans CMOS II de la X-T1 está preparado para ofrecer una respuesta de solo 0,08 s al enfocar automáticamente mediante detección de fase. Por otra parte, el procesador de imagen EXR II permite a la cámara arrancar en 0,5 s, y su retardo frente al disparador es de 0,05 s. Además, el intervalo de disparo es de 0,5 s, lo que posiciona a la nueva cámara de Fujifilm como una de las más rápidas de su categoría.

Fujifilm X-T1

Más datos interesantes. La velocidad máxima de disparo en ráfaga asciende a 8 fotogramas por segundo con seguimiento de enfoque automático, lo que no está nada mal. También nos parece una buena idea que los responsables del diseño de esta cámara hayan optado por hacerla compatible con las tarjetas de memoria sólida de tipo SDXC UHS-II. Y es que la velocidad de escritura en estas tarjetas de almacenamiento en modo continuo es prácticamente el doble que en las unidades convencionales, una característica importante si queremos sacar el máximo partido al disparo en ráfaga de esta cámara.

Concebida para soportarlo casi todo

Como he mencionado al principio del post, el cuerpo de la X-T1 ha sido fabricado utilizando aleación de magnesio, lo que le confiere una gran rigidez y una elevada resistencia. Además, incorpora 80 puntos de sellado hermético, lo que lo hace resistente al polvo, al agua (imagino que realmente saldrá indemne de salpicaduras de cierta intensidad), a la suciedad y a la humedad.

Fujifilm X-T1

También resiste temperaturas de hasta -10 grados centígrados, lo que sitúa a esta cámara como una opción atractiva para aquellos fotógrafos a los que les atrae la fotografía de naturaleza y no quieren verse atenazados por las circunstancias climatológicas. Otro detalle de agradecer: la cobertura de la pantalla LCD es de cristal templado, lo que también asegura una gran resistencia a arañazos y golpes.

Fujifilm X-T1

En cualquier caso, una cámara preparada para trabajar a la intemperie sin inmutarse, como es la X-T1, puede perder parte de su interés si no cuenta con objetivos que ofrezcan esa misma robustez. Afortunadamente, Fujifilm también lanzará tres objetivos zoom resistentes a las inclemencias climatológicas con las siguientes características: el XF18 de 135 mm f/3.5-5.6 R OIS WR, el XF16 de 55 mm f/2.8 R OIS WR y el XF50 de 140 mm f/2.8 R OIS WR. El primero de ellos, el XF18, estará disponible en junio, y los demás llegarán a las tiendas a lo largo de 2014.

Manipulación totalmente tradicional

En la parte superior de la cámara residen cinco diales mecánicos, y en la frontal y trasera dos de control, lo que, sobre el papel, debería proporcionar una experiencia de uso similar a la que ofrece una cámara clásica. Los diales son de aluminio, y, a la vista de las imágenes que nos han enviado los responsables de Fujifilm en España, están impecablemente mecanizados.

Fujifilm X-T1

Los diales mecánicos alojados en la parte superior de la cámara permiten ajustar la velocidad de obturación, la sensibilidad ISO, la compensación de la exposición, y los modos de medición y funcionamiento.

Precio y disponibilidad

La nueva X-T1 de Fujifilm estará disponible a lo largo del próximo mes de marzo a un precio de 1.199 euros para el cuerpo, pero también llegará un kit que, junto a la cámara, ofrecerá un objetivo XF 18-55 mm por 1.599 euros.

Fujifilm X-T1

Más información | Fujifilm En Xataka | Fujifilm X-T1

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir