Compartir
Publicidad
Atrévete con el vídeo: cámaras, soportes y accesorios (parte 3)
Guías

Atrévete con el vídeo: cámaras, soportes y accesorios (parte 3)

Publicidad
Publicidad

Tras ver cómo empezar en vídeo, y echar un vistazo rápido a los movimientos de cámara, vamos con una pequeña guía de las herramientas imprescindibles en vídeo, tanto las cámaras dSLR hoy más recomendadas como los diversos soportes que nos permitirán realizar esos movimientos que hablamos y que añaden tanto a nuestra imagen. Aún estáis a tiempo para cambiar vuestra lista de Navidad, así que si queréis algo de vídeo, mirad estas recomendaciones.

Cámaras

Una herramienta que no necesita presentación: equivocadamente tiende a ser a la única a la que se le presta atención. Es comprensible mediáticamente, pero inconveniente para los usuarios. Vamos a echar un vistazo a las cámaras que particularmente, me parecen mejor opción según nuestra economía y nuestras pretensiones.

Canon 700D: Para aficionados y entusiastas, por menos de 600 euros

Canon700d

Hasta que llegamos a cierto nivel, no nos queda más que lidiar con cámaras que de fábrica, vienen muy poco preparadas para grabar con vídeo y madurar con necesarios controles. Pero lo bueno de algunas Canon es que podemos instalarle Magic Lantern, una especie de firmware no oficial que desde la SD nos permite mucho mayor control sobre varios elementos, mejorar el bitrate, e incluso grabar en RAW.

Gracias a ello, podemos mejorar nuestra cámara cuando veamos que, como viene por defecto, se nos queda corta. O si simplemente, somos muy curiosos. La Canon 700D es compatible con Magic Lantern y la analizamos hace un tiempo, dejándonos buenas sensaciones. La podéis encontrar en Amazon, objetivo incluído, por 556 euros.

Panasonic GH4: una cámara para aspirantes a profesionales

Gh4

Éste es otro nivel, aquí ya estamos ante una cámara pensada para el mundo profesional. Nos garantizamos estabilidad, ya que Magic Lantern puede dar algún que otro problema, y como no, gran calidad, sino leed la review que le hicimos hace unos meses. En Amazon está por 1445 euros, solo cuerpo.

Sony A7s: la reina de la noche, y con capacidad de futuro

Sonya7s 1

El monstruo de las nocturnas, tiene tres ventajas principales sobre la GH4: un perfil de color plano, un funcionamiento a ISO alto increíble y un sensor de mayor tamaño. Sin ser perfecta, se ha vuelto un fenómeno mediático, y ha obtenido excelentes reviews de su modo de vídeo, podéis ver la que le hicimos nosotros en este enlace. En Amazon podéis encontrarla por 1955 euros.

Otra cosa importante de la Sony A7s es que, mediante la grabadora Atomos Shogun podemos grabar 4K sin compresión. Son otros 1.800 euros, pero lo importante es la capacidad de amplación, poder mejorar nuestra cámara sin tener que sustituirla.

Trípodes y rótulas

Es el accesorio con el que se cometen los mayores errores a la hora de la elección. De aquí en adelante os voy a decir algo que ya lo decía mi abuela: lo barato, a veces, sale caro. Y es que a poco perfeccionistas que seamos, veremos como los dispositivos baratos tienen una serie de inconvenientes que destrozan los planos. Mi recomendación: no os la juguéis. Un buen trípode y una buena rótula duran muchos años, y en vídeo, debido a los movimientos de cámara y accesorios que ponemos a la cámara, debemos escoger mucho mejor que en fotografía.

Un mal trípode se moverá al panear, una mala rótula no nos permitirá paneos fluidos. Otro apunte: no os fiéis de los pesos máximos, especialmente con las rótulas. Algo que hacemos muchos, es dividir por dos la siempre optimista cifra que nos da el fabricante. Cuando nos acercamos al límite, tienden a no ir tan bien y, aparte, al someterla a mayor estrés, reduciremos su vida útil.

Benro A3573F

Benro

Con un precio de 299€ en Amazon, puede parecer demasiado pero es realmente un mínimo con garantías. Soporta solo hasta 6Kg, así que tenedlo en cuenta si vais a usar lentes pesadas o un slider.

Manfrotto 504HD 546BK

Manfrotto546

Aquí estamos ya con un buen kit, bastante fiable, especialmente la rótula. Aumentamos a 12kg el peso máximo soportado, y puede contrabalancear hasta 7,5 Kg. Aparte, las patas son dobles, y tienen un sistema de fijado intermedio que les otorga aún mayor rigidez. Su precio asciende a unos 764 euros en Amazon, y creedme, en trípodes para vídeo, esto aún se considera muy barato. Pesa 6,3 Kg, tenedlo en cuenta si pensáis moveros mucho con él.

Manfrotto Midi CF

81kub4pulzl Sl1500

Algo más caro, por 850 euros en Amazon, éste trípode está hecho en una aleación de magnesio, lo que le deja en 5 Kg de peso. Aparte, con 10cm más de altura que el anterior, permite llegar hasta 185cm. Tiene una versión larga (Midi CF L), bastante más cara, pero que pasa de los 2,10m. Tienen muy buena crítica, especialmente para producciones con muchos cambios de localización o aventureros que necesitan moverse constantemente y cargar con todo el material a sus hombros.

Sliders

Un dispositivo casi imprescindible, y otro en el que ahorrar nos puede salir caro. Lo primero que os digo es que no hace falta mirar un slider si no tenemos un buen trípode. Aunque se puede poner sobre una mesa o sobre el suelo, el trípode será necesario en muchas ocasiones. Tened en cuenta que con los slider, desplazamos el peso de la rótula, cámara y accesorios de un lateral del trípode al otro.

No os volváis locos con el tamaño, no hace falta un slider de un metro. En vídeo basta con 60cm, y eso que ganamos en rigidez y portabilidad. Con un slider de 60cm, tendremos suficiente para realizar los movimientos travelling más empleados, como por ejemplo, para añadir dinamismo a las conversaciones.

Konova K2

Konova 2

Quizás el más popular de los sliders, junto a su hermano el K3. Su precio lo ha hecho tremendamente popular. Es ligero, solo 1,45 Kg en su modelo de 60cm (tienen varios, hasta 1,20m), pero sus barras son algo finas, lo que hace que no sea el más estable. Para una rótula sencilla con una dSLR y un objetivo prime, es suficiente no obstante. De nuevo no confiéis en los pesos máximos permitidos, están muy lejos de la realidad. Otra cosa: este slider requiere algo de mantenimiento. De vez en cuando hay que engrasarlo bien.

Lo podéis encontrar en la página de Konova desde 214$ por el modelo de 60cm, envío gratuito.

Cinevate Duzi

Cinevateduzi

Cinevate ya son palabras mayores. Si queréis un slider de calidad, pero no queréis desembolsar un dineral, es una gran opción. Sólo disponible en versión de 60cm, el Duzi es quizás uno de los sliders mejor valorados. Está construido en fibra de carbono, y lo podéis encontrar a un precio de 439 dólares en la página web de Cinevate.

Follow Focus

Fotga Dp500ii
En imagen, el Fotga DP500-2s

El follow focus es un accesorio que nos permite variar el enfoque (pull-focus) con suavidad, algo casi imposible de hacer si lo hacemos agarrando la lente. Es otro accesorio vital en vídeo. Se puede emplear con ópticas ya adaptadas para ello, como las de vídeo de Samyang, o añadiendo una goma sobre el aro de enfoque de nuestra lente. Se montan sobre railes de 15mm generalmente (lo que llamamos rigs de forma genérica, que forman parte del soporte de hombro).

Hay muchas opciones, como el asequible Fotga DP500-II por 109 euros en Amazon. Cuenta con hard stops, topes que nos sirven para marcar el punto donde empezamos y donde terminamos, algo muy útil. Otra opción, más cara pero muy fiable (llevo años con ella), es el Lanparte FF-02, aunque asciende a 477 € en Camaralia.

Rig

Lanparte Kit
Un interesante y fiable kit para empezar de Lanparte

El comunmente llamado soporte de hombro, pero me empeño en el uso de la palabra rig ya que es un sistema modular que puede convertirse soporte de hombro, pero se emplea principalmente para poner accesorios como monitores o el follow focus a nuestra cámara, y luego todo ello sobre nuestro tripode o slider. Si lo que buscáis es un soporte de hombro, os va a salir caro, ya que necesitaréis contrapesarlo.

Hay muchísimas opciones aquí. Yo siempre recomiendo emplear buenas marcas aquí, siendo Lanparte una de las marcas asequibles pero de buena calidad, y Zacuto un referente a precios algo prohibitivos. Para empezar, solo necesitaréis un sistema con el módulo para montar la cámara y unas barras para el follow focus, partiendo de ahí podéis ir añadiendo accesorios, de forma que hacéis un gasto gradual. En Amazon podéis encontrar un kit de Lanparte, que incluye el follow focus FF-01, agarraderas y soporte de hombro, todos básicos, por 500 euros.

Monitores, EVF y grabadoras externas

Ninjablade
No solo es una buena grabadora, es un gran monitor, calibrable y con monitor en forma de ondas entre otras muchas opciones

Las englobo todas en una categoría aunque no parezca lógico, ya que las mismas grabadoras externas sirven además como monitores. En una producción con buen presupuesto, se emplean las tres, pero para iniciarnos, escogeremos una sola. Para ayudaros a tomar la decisión, os recomiendo haceros unas preguntas:

  • ¿Trabajo mucho en exteriores? Si la respuesta es sí, el EVF (visor electrónico) es la mejor opción.
  • ¿Necesito que alguien vea lo que estoy grabando aparte de mi? Si la respuesta es sí, descartamos el EVF.
  • ¿Prefiero tamaño de pantalla o mejorar la calidad de lo que graba mi cámara?
  • Si nuestra cámara tiene salida limpia HDMI, podemos emplear una grabadora externa como monitor. La Atomos Ninja Blade, por 899 euros en Casanova Foto, además viene calibrada y puede volver a calibrarse con un accesorio. Pero si cinco pulgadas se te queda corto, puede ser más interesante un monitor de siete pulgadas, como el AC7 de SmallHD (desde 599 dólares). Si lo que quieres es garantizarte el plano, lo mejor es un EVF como el Alphatron.

    No hay recomendación buena para elegir entre estos tres dispositivos, tenéis que ver qué es lo más importante, y qué sacrificáis en el camino si el presupuesto no os da para todo.

    Otros soportes y accesorios

    Steadicam Merlni
    Este tipo de steadicams, muy populares, cansan mucho el brazo. El gimnasio no va incluído, tenlo en cuenta

    De momento solo he hablado de los elementos quizás más importantes. Pero seguro que conocéis otros muchos más que me he dejado en el tintero. Quizás la Steadicam sea la estrella entre todos, y tiende a ser uno de los primeros soportes que se compra mucha gente. Y también de los que más polvo pasan a pillar.

    Si vais a mirar una steadicam, debéis tener unas cuantas cosas en cuenta. Lo primero es que es un soporte que lleva unos 20-30 minutos para poder empezar a utilizarlo bien. Cualquier cambio de enfoque, nos obliga a volver a equilibrarla. Hace falta tener un buen físico, y si la queremos usar sin chaleco, ni lo intentéis con cámaras u ópticas pesadas.

    Un invento más moderno son los soportes con gimball, como el DJI Ronin. Son más fáciles de equilibrar (parte es un proceso manual, el resto lo hacen unos motores) y podemos modificar el enfoque, pero también son mucho más caros, y aquí las copias chinas aún tienen un proceso largo por delante para ser utilizables sin darnos dolores de cabeza.

    Un juguete que cada vez más pasa a formar parte de muchos kits, es el drone. Un drone nos sirve para incorporar tomas aereas, y hay buenas opciones de DJI como el recientemente anunciado DJI Inspire 1, algo caro en comparación con el Phantom, pero a poco que vemos lo que hay que añadirle al Phantom, al margen de la GoPro, para poder ver lo que grabamos y tener algo más de control, vemos que el Inspire 1 puede ser la mejor opción.

    Sigo dejándome más en el tintero: grúa, dolly, travelling son accesorios que hoy solo manejan productoras o empresas de alquiler. Por supuesto, no olvidéis la importancia de los filtros ND en vídeo, y a los sliders les podéis añadir tantos accesorios que podéis acabar vendiendo el coche para pagarlo.

    Como veis, el vídeo no solo es complicado que nos saque de pobres: hay más probabilidad de que acabe dejando nuestras cuentas en números rojos. Mi recomendación es que siempre dudéis de todo lo que no tenga gran reputación, y de lo que la tenga, también. Leed opiniones en diversos foros, reviews de distintos medios y personalidades. Y si vais a gastar, no penséis solo en cámara y lentes: fijaos en el coste del trípode y la rótula, el slider o el follow focus. Elementos necesarios, y que van a marcar la diferencia en tus vídeos mucho más que un códec, o el 4K.

    En Xataka Foto | Atrévete con el vídeo: Parte 1 | Parte 2

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio