Compartir
Publicidad
Cómo trabajar y gestionar tus fotos en el smartphone (I)
Guías

Cómo trabajar y gestionar tus fotos en el smartphone (I)

Publicidad
Publicidad

La fotografía móvil, le pese a quien le pese, está copando uno de los lugares más importantes en el panorama fotográfico. Las largas luchas acerca de si era un producto o una herramienta seria empiezan a agotarse, y los avances en esta tecnología están comenzando a sepultar teorías apocalípticas sobre ella.

Por todo y por eso, hoy os quiero traer un pequeño resumen de lo que podríamos catalogar como un flujo de trabajo fotográfico con el smartphone. En este caso, voy a intentar traeros el que yo uso y el que considero más eficaz para una gestión apropiada de los archivos, al igual que una buena forma de compartir todas las imágenes junto con su cuidado.

Configuración del formato de disparo

Cuando vamos a disparar una fotografía en un smartphone debemos ser exactamente igual, o más, de cautos con la configuración de nuestro smartphone que si lo hiciéramos con con una cámara normal. ¿Qué significa esto? Pues que, al igual que sucede con las cámaras, existen algunas configuraciones que debemos definir antes de empezar con el proceso fotográfico para que no nos pille por sorpresa. También cabe indicar que, dependiendo del fin de dicha fotografía esa configuración debemos tenerla más presente si cabe.

Un claro ejemplo. En las aplicaciones de disparo tenemos las opciones de configurar el formato de la fotografía a realizar. Pueden ser formatos nativos del sensor, que en este caso dependerá del formato del mismo; o formatos que se realizaran haciendo “recortes” del que lleva el sensor nativo. Porqué debemos tener esto en cuenta. Por dos motivos. El primero de todos es el fin fotográfico y otro el formato de salida.

Procameraproporcion Elección de proporción o formato en la app de disparo para iOS ProCamera

El fin fotográfico es un aspecto que debemos definir antes de ponernos a fotografiar, y es sin duda la idea que queremos acabar plasmando. En cualquier dispositivo, debemos tener en cuenta esto siempre, pero más si cabe en un smartphone. Si tenemos una idea en la que las composiciones de nuestra toma vayan a necesitar un formato cuadrado para enfatizar la idea o el concepto, sabemos claramente que formato será el elegido. La composición aquí es importante, y el tener la previsualización en pantalla es un aspecto positivo. Aprovechémosla.

En segundo orden se encuentra el formato de salida. Cuando me refiero a esto es que, y aunque parezca casi imaginario, las fotografías de un smartphone se pueden IMPRIMIR. El problema es que se asocia sólo este tipo de fotografías a la pantalla de un mismo móvil; pero esto es quizá uno de los errores que hacen que este tipo de fotografía se tome menos en serio. Ni que decir que, aquí, los megapíxeles nos importan; y es por eso que, dependiendo del tipo de sensor que tengamos tendremos que saber cómo realizar una toma de una forma u otra.

Cabe recordar que, mientras en pantalla para una óptima visualización no necesitaremos de más de 5-6 megapíxeles (a menos que queramos visualizar algo en una nueva y flamante TV/monitor 4K), en papel u otro soporte de similares características estaremos condicionados por el tamaño de impresión en él. Así que, debemos saber muy bien que factores influyen. Ejemplos como si podemos recortar o no cortando pixeles es por ejemplo un buen ejemplo de este punto. Así que sabiendo esto, pensemos en los megapíxeles y los archivos de guardado y la calidad (existen varias apps de disparo que nos permiten elegir la calidad de compresión del JPEG o TIFF al que guardar)

Screenshot 2015 03 16 14 56 28 Elección de la proporción y por tanto resolución en la app de disparo para Android Camera FV-5

En otros post, hablaremos de algunas aplicaciones interesantes o que nos ayudan a cumplir este y otras funciones más cercanas a la experiencia del disparo.

Aunque es un tema que puede ser importante, el formato RAW instalado en varios terminales actuales nos da calidad y puede ser una gran opción. Por desgracia, existen aún pocas apps para sacar el mayor partido a la edición de los mismo en los propios smartphones. A pesar de todo, es un punto que si dispones de él y tu fin fotográfico es conseguir la mayor calidad fotográfica, es hora de que empieces a utilizarlo; aunque posteriormente el archivo tenga que ser llevado a un ordenador para conseguir su decodificación y mejor edición.

La edición y factores a tener en cuenta

Aunque la edición fotográfica es un punto que puede realizarse fuera del smartphone (de hecho hay mucha gente que la realiza en Adobe Photoshop u otros programas de de edición fotográfica para ordenador), en este caso vamos a tratar la edición fotográfica en el mismo dispositivo.

Un punto a favor de poder realizar esto es la facilidad que nos da el mismo dispositivo para no tener que mover el archivo a un ordenador y todo el engorro que eso supone. Además de esto nos ayuda a acortar la inmediatez de tener la imagen final (si es que nuestro fin lo requiere).

En esta situación vamos a dejar algunos factores que inciden en la importancia de una edición óptima y los cuidados a tener cuando llegamos a este punto. Además, antes de llegar a la edición, los smartphones, debido a su sensor, pueden conseguir que el ruido sea un problema en sus tomas. Si este ruido a aparecido después de la toma y queremos reducirlo de alguna manera algunas apps como Noise Master para iOS nos pueden ayudar a reducirlo en parte (seamos cautos con esto, esto no hace magia).

En primer lugar, la edición es un punto que marcará mucho nuestro estilo personal o propio. Es obvio que, la composición y otros elementos realizados en el disparo también, pero quizá uno de los más visibles sea este. Es por tanto que, es punto en el que debemos prestar especial cuidado. Sin ir más lejos la elección de una aplicación/es adecuada/s para nuestras pretensiones es muy importante. Aunque en este momento hay una cantidad ingente de apps para editar fotografías en casi todos los sistemas operativos, nos encontramos que no todas se acercan a lo que necesitamos o que pretendemos conseguir para nuestras fotografías en una sóla.

Enlight Aplicación de edición para iOS Enlight

Es por eso que, probar varias apps de edición y ver cual se asemeja más a nuestro estilo o fin es la primera de mis recomendaciones. El saber esto es importante porque, a veces, para llegar a nuestra imagen final puede que necesitemos más de una app y conseguir saber cuales son las más indicadas es un trabajo que depende más de un sentido propio y personal orientado a cada tipo de fotografía.

En este caso, el mayor consejo es probar varias apps que realicen lo mismo y ver cual de ellas lo realiza más a nuestro gusto. Aunque lo mejor de todo es conseguir una app que tenga la mayor de las opciones para conseguirlo y no tener que guardar un archivo JPEG y tener que volverlo abrir en otra. En iOS y Android comienzan a aparecer apps con estas características, a pesar de ser algo más complejas (aquí es donde quizá está el reto de los desarrolladores, conseguir la sencillez con las mayores opciones posibles).

Un factor muy importante es tener en cuenta según el fin de nuestras fotografías, y que debemos tener muy en cuenta, es la degradación de la imagen. Recordemos que, un JPEG cuanto más y más se edite más se degrada y más píxeles de imagen rompemos; sobre todo por el factor de compresión del mismo.

Con la incursión del RAW, en algunos terminales, esto comienza a ser menos problemático; aunque sucede igualmente. Yo, actualmente, no uso el RAW en ninguno de mis disparos, pues mi flujo de trabajo suele requerir de calidad pero también mucha rapidez. Este punto aún no da una experiencia muy fluida para determinados flujos de trabajo o edición, pero si puede ser muy bueno para otros.

Photo Editor Interpolación de imagen en la app de Android Photo Editor

Igual que ocurre con el disparo, el fin de la fotografía debe marcarnos nuestro tipo de edición y nuestro cuidado con ella. Es por eso que, debemos entender que, además de la degradación de la imagen con la edición, el recorte de imagen nos hará perder píxeles. En este proceso, existen algunas aplicaciones de edición de imágenes que nos permiten redimensionar interpolando imágenes, como por ejemplo puede ser el caso de Photo Editor para Android.

En siguiente punto trataré sobre las maneras de guardar y gestionar las fotografías que ya hemos realizado. Es importante deciros que el punto de guardar y gestionar puede ir, muchas veces incluso antes de la edición de las mismas. Todo ello dependerá del momento y situación.

Fotografías e imágenes | Rodrigo Rivas

En Xataka Foto | Cinco puntos menos comunes, pero importantes, a tratar para elegir un smartphone fotográfico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio