Compartir
Publicidad
2018 fue un año de gran crecimiento en la aplicación de inteligencia artificial en la fotografía
Opinión

2018 fue un año de gran crecimiento en la aplicación de inteligencia artificial en la fotografía

Publicidad
Publicidad

2018 fue un año de pista a lo que marcará el camino de la tecnología en la fotografía. Por un lado se vió que el enfoque de las compañías será seguir el camino de las cámaras sin espejo. Pero, más llamativo, es el crecimiento del enfoque en desarrollo de inteligencia artificial para el procesado de las imágenes.

Construyendo el camino

A finales de 2017, Adobe comenzó a agregar su inteligencia artificial (Adobe Sensei) a algunos de sus software. Entre ellos, Lightroom, Photoshop y Camera Raw fueron pioneros, con nuevas opciones de revelado automático inteligente y máscaras inteligentes. Claro está que estas primeras exploraciones no fueron las más avanzadas y completas, pero fueron el comienzo de un año de aprendizaje para la IA.

En lo que siguió del año varias compañías y universidades estuvieron trabajando en distintas soluciones de imagen. Conocimos el trabajo que está realizando NVIDIA para el desarrollo de una inteligencia artificial capaz de restaurar fotografías destruidas. Para abril de este año, la IA había sido alimentada con más de 55.000 imágenes y ya era capaz de reconstruir rostros con alta precisión.

Luego, para mayo conocimos el trabajo de Intel y la universidad de Champaign Urbana de Illinois, quienes trabajan en una asombrosa inteligencia artificial capaz de iluminar las fotografías subexpuestas y eliminar el ruido resultante manteniendo gran calidad de detalle. Esta IA fue probada usando cámaras de alta gama como la Sony a7S II y otras de baja gama como un Google Pixel 2, lo que permite mostrar la versatilidad comercial de la tecnología.

Y estos son algunos ejemplos de los desarrollos en proceso que están aplicando inteligencia artificial. Lo más llamativo del año es la aplicación de estas IA en proyectos comerciales, tanto en el mundo de los móviles y en software.

Primero podemos ver el gran ejemplo de Google, quien cerrando 2018 presentó Google Nightsight, una inteligencia artificial que permite capturar imágenes en ambientes de iluminación de 0.3 Lux en sus móviles Google Pixel 3. Una inteligencia artificial que potencia el poder de la fotografía móvil y el acceso a imágenes de mucha mejor calidad para los usuarios.

En el mundo del software, Adobe mostró el aprendizaje de un año con Adobe Sensei. Durante el Adobe Max 2018, la compañía mostró avances fuertes que comenzaron a aplicarse con las nuevas versiones CC 2019 de varios de los software. En especial, podemos ver cómo los nuevos motores de procesado de los programas de revelado permiten corregir imágenes que antes considerabamos estaban en un nivel insalvable. También vemos que funciones como el ‘Relleno según Contenido’ de Photoshop tuvo un gran salto entre lo que llegó a finales del año pasado y la versión del CC 2019.

El punto es tal que ninguna compañía se salva de querer introducir su guiño al uso de tecnologías de inteligencia artificial. Como reporta DPReview, Skylum anunció la apertura de un laboratorio de desarrollo especializado en IA en compañía con Photolemur. Además, promociona el poder de las funciones de inteligencia artificial Luminar y Aurora como el punto clave de las nuevas versiones del plugin de retoque.

¿Qué nos depara el futuro?

Si bien las compañías desarrolladoras de cámaras están enfocados en establecer el mercado de las cámaras sin espejo y continuar con la expansión de sus tecnologías físicas, la inteligencia artificial será un elemento que no pueden obviar para este año. No se ve en el panorama que presenten una cámara de alta gama con funciones de IA muy pronto, pero, debido al avance de la fotografía móvil, las grandes compañías deben ir pensando en introducir guiños a la aplicación de la mísma en productos a venir en la nueva década.

Por el lado de los desarrolladores móviles, la apuesta ya arrancó. Esto implicará que las compañías deberán actuar rápidamente en encontrar un diferenciador de mercado. Google inició con Nightsight en su Google Pixel 3. También, como reporta DPreview, Xiaomi presentó hace poco una nueva IA llamada DeepExposure, capaz de arreglar el detalle y la exposición de una imágen de baja resolución.

Hace unos meses, Techcrunch lanzó un maravilloso especial explicando cómo la fotografía móvil es la que más rápido está evolucionando a nivel de software. Esto se debe a la limitación del tamaño de los dispositivos y que el nivel de hardware actual está en su pico a nivel físico. Lo único que se puede mejorar es la forma en que se aprovechan los componentes para procesar la imagen y obtener una imagen de gran calidad. Y la clave principal para lograrlo es optimizar esas inteligencias artificiales al máximo.

Por el lado de los software de edición, se puede esperar que Adobe siga implementando nuevas herramientas de inteligencia artificial. El siguiente avance en las herramientas de IA actuales podríamos verlo en las actualizaciones de mitad de año. Y no sería raro que nuevas funciones de inteligencia artificial nazcan en los próximos meses, pues Adobe está poniendo su mayor apuesta en el crecimiento de Sensei y herramientas inteligentes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio