Compartir
Publicidad
Publicidad

Cámaras EVIL: la apuesta con más futuro

Cámaras EVIL: la apuesta con más futuro
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Tras conocer las serias intenciones de Sony con su nuevo sistema de cámara compacta con ópticas intercambiables sin espejo, las denominadas cámaras EVIL (Electronic Viewfinder Interchangeable Lens), del que ya conocemos el menú de pantalla que se ha filtrado, este mercado parece convertirse en el más interesante y estimulante de la fotografía digital actual.

Primero fueron Panasonic y Olympus al crear el sistema Micro Cuatro Tercios. Luego llegó Samsung tras anunciarlo con mucha antelación con el sistema NX en la misma tónica y ahora Sony parece que puede dar un vuelco al mercado y situar a las cámaras EVIL en el sistema con más futuro. Y no porque todavía le quede mucho por recorrer, que lo hay, sino porque las opciones actuales tenderán a ampliarse y se abre un campo especialmente atractivo, novedoso y donde la batalla entre fabricantes puede y debe generar que los consumidores, los aficionados a la fotografía, dispongamos de múltiples opciones interesantes.

Micro Cuatro Tercios

olympus ep2

Sin ir más lejos, el pasado año asistimos a uno de los acontecimientos fotográficos más sonados de la mano de Olympus y su Pen E-P1. Una presentación tan esperada como acaparadora de artículos, reviews y todo tipo de artículos ante el empujón más serio para este sistema sin espejos. Ya antes Panasonic presentaba la Lumix DMC-G1 y fue allanando el terreno para la expansión y crecimiento del sistema Micro Cuatro Tercios que ha ido creciendo considerablemente en muy poco tiempo: Olympus E-P2, Olympus E-PL1, Lumix DMC-GH1, Lumix DMC-GF1, Lumix DMC-G2 y G10. A ello hay que sumar los objetivos específicos presentados y los que están a punto de aterrizar, con lo que la oferta resulta interesante.

Su acogida aún es fría por parte de muchos. Se trata de un sistema que se quiere acercar a las réflex en calidad, en utilización de objetivos intercambiables, a la vez que alejarse de las compactas en el uso de sensores más grandes. Ese camino intermedio parece que podría ser el más transitado en los próximos meses (y años). Su atractivo es innegable. Panasonic apuesta por ofrecer lo más parecido a una DSLR pero con un tamaño mucho más comedido, Olympus por el diseño y el estilo retro que puede enamorar por su estética a los más románticos de la fotografía y Samsung por ofrecer algo distinto al resto, una alternativa (aún en pañales) con sensor de mayor tamaño.

Samsung y Sony

sony dslr alpha

Por su parte Sony, parece haber estudiado bien el mercado y a sus competidores, y lo que promete lanzar este mismo año puede ser un compendio de lo que ofrecen el resto: diseño estilizado, calidad similar a una réflex y sensor de gran tamaño. Aunque aún se sabe muy poco sobre lo que ofrecerá.

Pero donde puede estar el principal hándicap de estos sistemas es en la oferta de objetivos. Aún escasa y donde más campo de mejora disponen. Panasonic y Olympus al compartir sistema y ser los primeros parten con cierta ventaja, pero en este competido mundo de la fotografía digital más conviene que no se duerman porque los competidores los pueden dejar atrás muy pronto.

A Samsung aún le queda realizar un desarrollo más extendido. La primera NX, la NX10, aún no ha llegado a Europa y lo haría con lo mínimo. Tres objetivos, dos zooms estándar y un fijo. Poca oferta para competir y ganarse su hueco. No me cabe duda que este gigante de la electrónica seguirá apostando fuerte y dará mucha guerra, puesto que la llegada de nuevos objetivos parece ser a corto plazo y con ella conseguir que su sistema NX sea verdaderamente competitivo.

El resto a verlas venir

El resto de fabricantes andan con sus ingenieros pensando e ideando cómo afrontar este campo. Unos más que otros, puesto que Ricoh, Pentax y Sigma han sonado entre los rumores de planteamientos próximos en este sentido. Mientras que los gigantes Canon y Nikon parece que aún andan más reticentes (aunque ya sobrevuelan rumores sobre Nikon).

Es lógico que la prudencia ante al respuesta de este mercado sea lo que impere, pero el que no arriesga no gana, como se suele decir. Ya ha arrancado la carrera por los sistemas sin espejos que se muestra atractiva, de gran potencial y donde se puede aún ofrecer muchas novedades. Ahora falta conocer la incógnita de su acogida a medio plazo por parte de los aficionados.

En este sentido, creo que se trata de sistemas con un potencial enorme. Donde pueden captar tanto a aficionados que no quieren tener una réflex de gran tamaño y todo lo que ello conlleva de accesorios, complementos y precios más elevados y aprecian la sencillez de manejo y el comedido tamaño de las EVIL, como los usuarios más avanzados, poseedores de una DSLR que no descartan estas cámaras como acompañantes ideales, donde poder jugar, buscar otras opciones y darle más opciones a sus objetivos (recordemos que con uso de adaptadores, un campo paralelo de gran desarrollo).

sin espejo

La clave: el precio

Por ello, concluyo que quizás como nunca antes sea el precio el que puede hacer triunfar o hundir a alguno de estos sistemas. Es comprensible que el desarrollo técnico para lanzarlos es enorme, pero en tiempos de crisis y con tanta oferta, el que apueste por el precio más competitivo se puede llevar el gato agua. Eso sí, sin renunciar a unas prestaciones que hoy día ya están cada vez más extendidas.

Versiones más asequibles y otras más completas puede ser una solución, pero sin duda, los fabricantes deberían apostar en serio por estos sistemas a medio y largo plazo, pudiendo ofrecer tecnología a precios asequibles para el gran público.

Estaremos atentos a las próximas EVIL, puesto que ya el presente es interesante pero el futuro aún más.

En Xataka Foto:

Foto | Hyoh

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos