Compartir
Publicidad
Por qué la macrofotografía es el equivalente fotográfico al yoga o la meditación
Opinión

Por qué la macrofotografía es el equivalente fotográfico al yoga o la meditación

Publicidad
Publicidad

La fotografía es un arte que nos permite observar de manera distinta, pensar creativamente y contar historias. Sin embargo, nuestro trabajo como fotógrafos puede ser estresante. Todo lo que hay que lidiar con clientes, las cuentas, los planes para poder comer, etc… Es por eso que agradezco haber entrado más en la fotografía macro.

Un ejercicio de paciencia

Macro 004

Viviendo en una ciudad, el ritmo de vida es muy acelerado, ruidoso y en muchas ocasiones apabullante. Para alguien como yo, la vida social, la fiesta y ese tipo de actividades solo generan más estrés. Soy una persona que prefiere la calma.

Para despejar la mente, probablemente muchos de vosotros iréis al gimnasio, haréis yoga, meditaréis o tendréis una actividad que limpie todos esos pensamientos de la cabeza. Hace unos meses compré un objetivo de macrofotografía para un trabajo, lo que me llevó a comenzar a explorar más en este pequeño mundo. Est se volvió el ejercicio de meditación y terapia que necesitaba en mi vida.

Macro 006

Lo más hermoso de la macrofotografía es que no se puede ir rápido. El ir a un espacio tan pequeño, en especial fuera del estudio, obliga al fotógrafo a detenerse y hacer todo de manera cautelosa, despacio y con la mayor paciencia posible. El tiempo se ralentiza y nos pide cambiar de ritmo.

Macro 003

Los hábitos de disparar cambian: uno intenta estar más estable que de costumbre, respira más lento, se tiene más conciencia sobre el cuerpo y se trata de aclarar la mente porque los instantes son, en su mayoría, muy fugaces por la falta de profundidad de campo y los movimientos de los sujetos. Incluso en estudio, donde tenemos más espacio para controlar las variables, el mundo macro pide planeación y observación extra.

Un cambio para la vida

Macro 001

Este cambio de hábitos me ha hecho cambiar en mi forma diaria. A pesar de que creo que tenía una buena costumbre de estar observando mis alrededores, debido a la macrofotografía he bajado una o dos revoluciones en mis actividades y estoy más atento al detalle.

En lo profesional es una mejora considerable, pues con los clientes uno se preocupa de detalles más específicos. En la vida en general el estar más atento permite que se disfrute de más cosas. El hacer fotografía macro permite entrar a capturar esos detalles y ejercitar esa costumbre de observar en detalle y apreciar más cada momento.

Macro 005

Definitivamente es una práctica que recomiendo a todos los lectores. Además de ser divertido el estar arrastrándose en el suelo y metiéndose entre matorrales buscando nuevos sujetos a fotografiar, el cambio de velocidad y esta forma de observar cambia nuestro ritmo mental.

Macro 002

Es un ejercicio que podéis hacer con el móvil, con el truco de dar la vuelta al objetivo, con filtros de lupa, extensores y con objetivos especiales. Así que no es necesario el equipo más caro, simplemente acercarse al mundo con una cámara. Si estáis interesados, antes hemos escrito algunos consejos para que entréis en este tipo de fotografía.

_

Más en Xataka Foto | Cómo fotografiar la espectacular «Luna roja»: consejos, trucos y material necesario

_

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio