Publicidad

Panasonic Lumix TZ100, análisis: a medio camino entre una mirrorless y una compacta
Panasonic

Panasonic Lumix TZ100, análisis: a medio camino entre una mirrorless y una compacta

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Tamaño y peso contenidos, una lente Leica con un buen zoom, prestaciones avanzadas (incluyendo posibilidades de control para todos los gustos) y sobre todo un sensor de una pulgada que promete calidad y nuevas posibilidades en entornos de baja iluminación… Esto es lo que promete la Panasonic Lumix TZ100 ¿se le puede pedir más a una compacta viajera?

El ritmo de lanzamientos y la variedad de gamas hace que el portfolio de cámaras digitales de Panasonic sea complicado de entender. Por eso, conviene decir que esta nueva cámara pertenece a una gama diseñada para fotógrafos viajeros que desean ir ligeros pero sin perder las prestaciones de un modelo de gama alta. Así, como antecesora tendríamos a la Lumix TZ70, aunque hay que tener en cuenta que los nipones también han lanzado una TZ80, que estrictamente sería la sustituta de aquélla.

Lumix Tz100 2 La cámara en nuestras manos (grandes, por cierto) para hacernos idea de su tamaño

Y es que tanto la TZ70 como la TZ80 tienen en común un sensor más modesto y una lente con una amplia relación de zoom (alrededor del 20x). Por eso, la TZ100 se parece más a los modelos de la gama LX, las compactas premium de Panasonic de la que su última representante fue la Lumix LX100. Pues bien, en este maremagnum de modelos, podemos decir que la TZ100 está a caballo entre ambas gamas, incorporando las características principales de ambas: Un sensor pensado para garantizar calidad de imagen y poder seguir haciendo fotos cuando cae el sol, y un objetivo con un zoom suficiente como para no necesitar nada más estando de viaje.

En este caso, el zoom es bastante más modesto (sólo llega al 10x) que en el de los modelos compactos, algo obligado por la inclusión de un sensor mucho mayor en tamaño y que no permite alegrías al requerir mayor calidad óptica. El sensor de 20,1 megapíxeles tiene toda la pinta de ser el mismo que montaba la mirrorless GX8 (¡más lío de modelos!), del que ya pudimos comprobar su buen rendimiento en general.

Especificaciones técnicas

Sensor

MOS de 1" con 20,1 Mp y procesador Venus Engine

Objetivo

LEICA DC F2.8-5.9/ zoom 10x de 9.1-91 (27 - 270 mm equivalente en 35 mm)

Resolución máxima vídeo

4K 3.840 x 2.160 píxeles a 25p y 100Mbps en MP4. HD 1.920 x 1.080 a 50p y 28Mbps en AVCHD

Enfoque

49 puntos, AF con tecnología DFD detección de cara/ ojo y seguimiento de objetos

Estabilizador

5-Axis HYBRID O.I.S y Level Shot

Velocidad obturación

60 - 1/2.000 segundos (obturador mecánico) 1 - 1/16.000 segundos (obturador electrónico)

Modo de disparo en ráfaga

10 fps a máxima resolución, 5 fps con AF

Sensibilidad ISO

80 a 12.800 (25.600 ampliado)

Pantalla

TFT LCD táctil de 3” (7,5 cm) con 1.040K puntos

Visor

Electrónico de 0.20” y con 1166K puntos. Campo visión 100% aprox.

Dimensiones y peso

110,5 x 64,5 x 44,3 mm y 268 g (sin batería ni tarjeta)

Precio

699 euros

Construcción, ergonomía y manejo

Como venimos diciendo, la cámara es pequeña ma non troppo; Es decir que no mucho y según con qué la compares. Grande si la comparas con una compacta; pequeña si la comparas con una réflex, y un poco menor que una mirrorless de las más pequeñas de Panasonic. En cualquier caso, su tamaño es lo suficientemente pequeño como para caber en el bolsillo, requisito imprescindible para una cámara viajera. De hecho, a pesar de montar un sensor mucho más grande que sus hermanas de la gama TZ, el tamaño de la cámara no ha crecido considerablemente.

La sensación al cogerla en las manos es de robustez y buen acabado. Su cuerpo es casi exclusivamente metálico, y quizá hubiera estado bien añadir en la parte del diminuto grip una superficie rugosa de goma o similar para mejorar el agarre. Aún así, pronto nos daremos cuenta de que la posición más natural para cogerla incluye a la mano izquierda. Ésta rápidamente se siente cómoda agarrando el anillo de plástico que sobresale en la parte del objetivo. El anillo, tal y como hemos visto en otros modelos de la firma, se utiliza para el control de las tomas y es configurable.

Lumix Tz100 5 Detalle del compartimento que aloja la batería y la tarjeta de memoria de la Lumix TZ100

De hecho, como es marca de la casa, la cámara incluye cuatro botones “físicos” de acceso directo configurables a nuestro gusto, a los que se suma el anillo mencionado y la rueda de control situada junto al disparador. A esto se añade también los botones que aparecen en la LCD táctil .Vamos que nadie puede quejarse de no tener botones suficientes.

Los menús son tan extensos que cuesta encontrar lo que buscas de forma rápida.

Muy al contrario, quizá sí podemos decir que hay demasiados y que esto crea una cierta confusión. Entre otras cosas porque vienen configurados de fábrica para utilizar algunos de las funciones más novedosas de la cámara como el post-enfoque y la grabación de fotos 4K (de las que hablaremos más adelante) y que, probablemente, no sean las que más habitualmente utilicemos. Además, el tamaño de la pantalla es el que es (comparada con los actuales móviles se ha quedado pequeña) con lo que el manejo táctil resulta a veces un pelín confuso.

Lo mismo ocurre con los menús, que sufren un mal habitual en los modelos de Panasonic: tienen tantas funciones que se hacen interminables, pudiendo llegar a resultar confusos. De hecho, hemos estado casi dos semanas probándola y aún hoy no tenemos claro cómo llegar rápidamente a algunas funciones. Claro que esto es algo difícilmente remediable y cuya solución pasaría por quitar opciones a las cámaras.

Lumix Tz100 3

Por lo demás, no podemos pasar por alto la inclusión de un visor electrónico y un flash escamoteable. El visor es pequeño pero su comportamiento es aceptable y puesto que es probable que no lo utilicemos mucho no parece que se necesite mucho más. Respecto al flash, mas de lo mismo, no es muy útil porque su alcance es limitado, pero siendo una compacta era ineludible incluirlo.

Por último, hay que hablar del objetivo que desplegado en su máxima longitud focal (como en la foto de apertura de este artículo) resulta bastante voluminoso. Firmado por Leica, es una pena que la luminosidad no sea su fuerte, Y es que, aunque parte de un f2,8 en 25 mm, el diámetro del diafragma se va reduciendo a lo largo de toda la focal, bajando hasta los f4 en 50 mm y a f5,9 en 250 mm. Un sacrificio parece que inevitable para obtener una relación de zoom de 10x y que implica que, cuando baja la luz, haya que tirar de ISO y dar gracias al estabilizador para obtener fotos sin trepidaciones. Pero no adelantemos acontecimientos.

Lumix Tz100 4 Detalle del flash escamoteable incluido en el cuerpo de la cámara

Disparo en 4K y Post Focus

Como decíamos, la Lumix TZ100 ofrece opciones para todos los gustos, incluyendo por supuesto control total para los fotógrafos avanzados gracias a sus dos ruedas de control y los botones de acceso directo configurables. Pero sin duda lo que más llama la atención al principio, y Panasonic emplea en su publicidad, son algunas llamativas características incluidas en este modelo: el denominado Post Focus y la fotografía en 4K.

Ambas son características heredadas de la posibilidad que tiene la TZ100 de grabar vídeo en resolución 4K, algo que será muy apreciado por los que gusten de hacer vídeos en sus viajes. Pero hablemos de estos novedosos modos. El primero, Post Focus, no es estrictamente nuevo porque ya lo hemos probado en otros modelos que lo han recibido a través de firmware, pero conviene recordar de qué se trata.

El modo Post Focus se basa en la promesa de que puedes “disparar ahora y enfocar después"

La tecnología se basa en una promesa que no deja de ser llamativa, la de que podamos disparar ahora y enfocar después. Funciona combinando la alta velocidad de su sistema de enfoque con la de grabación en 4K. Con estos factores, el procesador permite que la cámara dispare una ráfaga de imágenes (un vídeo en realidad) con resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles) a 30 imágenes por segundo y detectando hasta 49 áreas de enfoque a diferentes profundidades de campo.

Una vez hecha la toma, el usuario puede revisar la imagen y seleccionar con el dedo la zona que quiera enfocar, dando como resultado una fotografía final de 8 megapíxeles. Así, repitiendo el proceso las veces que se quiera, se pueden obtener distintas fotografías con distintos enfoques. En la práctica, el sistema resulta fácil de usar en cualquiera de sus tres modalidades (según lo que se quiera captar) y muy interesante para las escenas de acción. Lamentablemente, la resolución obtenida en la foto final es bastante baja, descartando esta opción para un uso “serio”.

Tz100 pruebas modo post enfoque Ejemplo de dos imágenes extraídas de una toma en modo Post Focus a 1/30 seg, f/2,8, 125 ISO y 37 mm (equiv.)

Lo mismo ocurre con la fotografía en 4K que se basa en la misma mecánica que la anterior y esta vez sí es novedad de este modelo. Tras la toma, se puede escoger entre la secuencia de imágenes obtenidas la foto final que, de nuevo, se queda en los 3.840 x 2.160 píxeles (8 Mp). Se pueden obtener tantas instantáneas como la cámara haya almacenado, aunque sólo se puede hacer desde ésta. El resultado, una vez más, es muy interesante pero poco más. Es decir, es muy loable que se investigue para lograr avances como éstos, pero de momento no parece que sean más que meras curiosidades que un fotógrafo, que desea lograr la imagen con la máxima calidad final, no va a emplear profusamente.

Tz100 pruebas modo 4k Ejemplo de dos imágenes extraídas de una toma en modo 4K a 1/400 y 1/500 seg, f/4,8, 125 ISO y a 123 mm (equiv.)

Cambiando de tema, aunque lo más llamativo son las nuevas funciones de las que hemos hablado, también hay que mencionar que la cámara incluye una buena cantidad de modos de disparo, unos para ayudar a los menos duchos en tomas específicas (retrato, acción, contraluces, etc) y otros con finalidades artísticas (Expresivo, Retro, Proceso Cruzado, Efecto Miniatura…), además de un modo panorámico que funciona de forma sencilla y ofrece resultados bastante aceptables.

Por último, en el apartado de conectividad, la TZ100 también esta surtida con WiFi para compartir las fotos rápidamente en Internet o para conectarla al smartphone a través de una app dedicada. Esta posibilidad se realiza de forma bastante sencilla y permite controlar la cámara a distancia con la mayoría de opciones disponibles normalmente, incluida la transferencia de imágenes al móvil.

Tz100 pruebas modo miniatura Ejemplo de una imagen tomada en modo Miniatura a 1/500 seg, f/2,8, 125 ISO y 25 mm (equiv.)

Rendimiento y calidad de imagen

El resultado de las pruebas realizadas nos permitió obtener unas imágenes de calidad, con una buena reproducción de color y un excelente nivel de detalle cuando las condiciones de luz eran buenas. Desde luego mejor de lo que se puede alcanzar con una compacta que tenga un sensor de tamaño estándar, y al nivel de algunas mirrorless.

Igualmente, el comportamiento del objetivo Leica estuvo a la altura de la ocasión. Evidentemente, en su longitud máxima no ofrece un rendimiento tan bueno en las esquinas como en el centro de la imagen, pero esto es algo habitual y no nos ha parecido que el resultado fuera exagerado ni mucho menos.

Por lo que se refiere al enfoque, Panasonic nos tiene acostumbrados a modelos que enfocan de forma muy rápida y silenciosa. Esta TZ100 no iba a ser menos, aunque el modo por defecto, el que emplea nada menos que 49 áreas de enfoque, nos ha parecido que tenía un comportamiento algo aleatorio. Existe la posibilidad de utilizar estos 49 puntos de enfoque a nuestro gusto "dibujando" el área, pero recomendaríamos optar por una de las modalidades más clásicas que den prioridad al centro de la escena, y partir de ahí reencuadrar si es necesario.

También dispone de un sistema de reconocimiento de caras y/o ojos que funciona bastante correctamente y un modo de seguimiento de sujetos que en nuestras pruebas nos dio una de cal y una de arena. Claro que, no siendo ésta una cámara pensada para un uso en escenas deportivas o similar, no le dimos demasiada importancia.

Panasonictz100pruebasdesenfoque Panasonic Lumix TZ100 a 1/60 seg, f/2,8, ISO 125 y a 25 mm (equiv.)

Y pasamos ya a hablar de otro de los supuestos puntos fuertes de esta cámara, su comportamiento cuando las condiciones de luz se tornan complicadas, que es cuando la cosa empieza a cambiar. Como decíamos al principio, la luminosidad más bien escasa del conjunto de lentes hace que haya que tirar de ISO y estabilizador de imagen. Y lo cierto es que la cámara aguanta bien el tirón, sobre todo teniendo en cuenta siempre que estamos hablando de una compacta. El ruido resulta bastante controlado y por tanto es perfectamente utilizable, hasta el entorno de los 3.200 - 6.400 ISO.

Por lo que toca al rango dinámico, la cosa resulta un poco más peliaguda. Nuestra experiencia en las pruebas es que recuperar sombras no es la mejor faceta de este sensor. De hecho, probamos a hacer una serie (en RAW) de fotos subexpuestas y el resultado fue que el ruido se disparaba en las zonas más sombrías, incluso más allá de lo visto en las pruebas específicas hechas para medir los niveles de ruido. Por el contrario, en algunas tomas en las que había zonas quemadas pudimos recuperar bastante información de las altas luces. La conclusión parece ser que es más recomendable tender a subexponer un poco que al contrario (al menos en la unidad probada).

Panasonic tz100 pruebas ruido jpeg Imagen obtenida en JPEG directo de la cámara a 1/250 seg, f/2,8, 6.400 ISO y a 25 mm (equiv.)
Panasonictz100pruebasruido Detalle de recorte al 100% de la toma anterior en formato RAW a 6.400 ISO (dcha) comparada con otra foto de la misma escena pero a 3.200 ISO (izda)
Panasonic tz100 pruebas estacion Panasonic Lumix TZ100 a 1/20 seg, f/3,6, ISO 200 y a 38 mm (equiv.)

Panasonic Lumix TZ100, la opinión de Xataka Foto

Nuestra opinión ante este modelo viajero de Panasonic es bastante positiva. Desde luego no es perfecta pero, conocidas sus limitaciones, adaptados a su funcionamiento (que lleva su tiempo) y decididas nuestras preferencias sobre los controles configurables, estamos seguros de que cumpliría su función sin problemas y nos daría muchas satisfacciones. Su tamaño la hace atractiva para viajar, y ésa es su principal virtud, al tiempo que ofrece una muy buena calidad de imagen y la posibilidad de tirar de ISO cuando las condiciones de luz lo requieran. Adecuada para llevarla en el bolsillo y sacarla incluso cuando la luz no acompañe demasiado gracias a un sensor muy capaz.

La parte negativa, dejando de lado otras pegas que hemos apuntado, está sin duda en su elevado precio. Como me gusta decir, no es que no valga lo que cuesta sino que lo que cuesta es mucho, sobre todo teniendo en cuenta que no deja de ser una compacta. 700 euros es un precio lo suficientemente alto como para asustar a cualquiera. Incluso si estás dispuesto a gastar esa cantidad, quizá deberías pensar que a lo mejor merece la pena buscar una mirrorless que te dé acceso a un sistema completo de lentes y accesorios al que puedas sacar más provecho en el futuro. Una pena.

Panasonictz100pruebasinterior Panasonic Lumix TZ100 a 1/60 seg, f/2,8, ISO 400 y a 25 mm (equiv.)

La nota de la Panasonic Lumix TZ100 en Xataka Foto

8.1

Características8.8
Diseño y ergonomía8.2
Controles e interfaz6.9
Rendimiento8,2
Calidad de imagen8.5

A favor

  • La calidad de imagen
  • Opciones de control para todos los gustos
  • Dimensiones contenidas

En contra

  • Precio elevado
  • Control que puede resultar complejo
  • Menús demasiado extensos

Imágenes a resolución completa | Panasonic Lumix TZ100 en Flickr

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Panasonic España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir