Publicidad

Sony A6600, toma de contacto y muestras con la nueva mirrorless de sensor APS-C que nos recuerda que no todo es formato completo
Sony

Sony A6600, toma de contacto y muestras con la nueva mirrorless de sensor APS-C que nos recuerda que no todo es formato completo

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En los últimos años Sony ha potenciado mucho su gama de cámaras sin espejo con sensor de formato completo hasta situarse en los puestos más altos del mercado. Sin embargo, ha seguido desarrollando también su gama de modelos con sensor recortado, aunque de forma más tímida. Pues bien, la Sony A6600 ha llegado junto a la A6100 y los objetivos Sony E 16-55 mm F2.8 G y 70-350 mm F4.5-6.3 G OSS, para recordar que también son fuertes y quieren seguir siéndolo, en este ámbito.

Img 0512

Nosotros hemos podido probar la A6600, la que va a ser tope de gama de la familia, en las calles de Copenhague, ciudad elegida por Sony para poner de largo sus nuevas cámaras y lentes del sistema APS-C. Allí también pudimos ver fugazmente la A6100 (que viene a relevar a la veterana Sony A6000 con más de cinco años en el mercado y más de 500 mil unidades vendidas) como modelo de entrada más sencillo y económico de la familia.

Tras la presentación habitual (de la que extrajimos algún dato interesante, como que a pesar de la importancia de las full frame, en 2018 el 86% de las cámaras con objetivo intercambiable que se vendieron en Europa no eran de formato completo), nos "perdimos" por las calles de la capital danesa poniendo a prueba el nuevo modelo en un entorno muy real (y animado gracias al buen tiempo reinante) y bien acompañado por las nuevas ópticas.

Mismo cuerpo pero más grip

Si eráis de los que se preguntaban si Sony haría manteniendo el mismo cuerpo con visor lateral o se decantaría por uno "nuevo" ispirado en las líneas de las Sony A7 y A9 ya veis que todo sigue igual. Bueno, todo no, porque el cuerpo, además de los lógicos retoques que siempre acompañan un nuevo modelo, tiene un cambio importante que afecta a dos apartados.

Img 0530

Nos referimos al nuevo grip que permite mejorar la cámara en dos sentidos. Por un lado, hace que el agarre sea mejor (no es que el de la A6500 sea malo) y, por otro, permite alojar la misma batería Z-type de las A7 lo que supone aumentar la autonomía a más del doble (unos 720 disparos según Sony). Nada desdeñable teniendo en cuenta que este es siempre uno de los puntos flojos de este tipo de cámaras.

Lo mejor, que esto sólo ha supuesto un insignificante aumento de peso (50 gramos) y ha hecho que la cámara sea un poco más gruesa, porque las dimensiones a lo largo y alto se mantienen. Por lo demás, la botonería es prácticamente idéntica a la A6500, que es a la que teóricamente sustituye, con la que también comparte muchos elementos comunes (pero de eso hablamos más adelante), y el tacto se mantiene con la calidad de acabado que es marca de la casa.

Img 0562

En nuestras manos, el cambio en la empuñadura se aprecia de forma notable ya que la nueva permite agarrar la cámara con mayor seguridad, sobre todo si montamos el nuevo 70-350 mm que, sin ser excesivamente grande, es un tele con una distancia focal equivalente de 525 mm. Si en vez del tele elegimos el nuevo zoom estándar de luminosidad f2.8 constante, el mayor grip tampoco estorba, y de hecho el conjunto resulta muy equilibrado. Eso sí, con cualquiera de estos objetivos, y teniendo en cuenta el aumento de tamaño, ya no estamos hablando de cámaras tan pequeñas ni ligeras.

Asomados al visor, no hay diferencias con modelos anteriores ya que esta pieza es la misma (con las evidentes mejoras, que son difíciles de apreciar), como la pantalla trasera que es despegable para permitir los selfies y la autograbación (muy importante para los vlogers). El manejo es el habitual en las cámaras Sony, con gran cantidad de botones de acceso directo (la mayoría configurables), una interfaz táctil limitada (que evita activar cosas por error) y menús muy extensos.

Img 0517

Por ponerle alguna pega, nos parece que sería ideal incorporar el joystick que ya llevan muchas cámaras para seleccionar el punto de enfoque de forma más rápida. Se puede hacer con el dedo, pero seguramente con el citado mando sería más rápido al no tener que desplazar tanto el apéndice (en nuestro caso además, sin saber porqué, cuando bajábamos la cámara casi siempre el punto de enfoque se nos desplazaba a una esquina) y, seguramente, hacerlo con mayor precisión.

Quizá es una característica que no sea importante en un modelo más sencillo, pero en la A6600 que (como nos insistió Sony) puede tener usos profesionales como segundo cuerpo o ser el primero para muchos videógrafos, sí que sería bueno poder contar con ello (y el precio también puede justificarlo).

Sobre el terreno

Sony A6600 Muestras 6 Sony A6600 a a 1/250 seg, ƒ2.8, ISO 100 con el objetivo Sony E 16-55 mm F2.8 G

A pesar de los problemas comentados, las pruebas de enfoque con la cámara fueron satisfactorias. Incluso en situaciones en las que levantábamos la cámara y disparábamos sin apenas tiempo de encuadrar, la mayoría de veces obtuvimos una imagen enfocada. También pudimos comprobar el funcionamiento de otra de las novedades de la A6600: la inclusión de las características de enfoque de las A7 y A9 como el Real Time Eye AF, que reconoce las caras de humanos o animales, y el Real Time Tracking, para el seguimiento de un objeto.

Sony A6600 Muestras 3 Sony A6600 a a 1/200 seg, ƒ6.3, ISO 100 con el objetivo Sony E 70-350 mm F4.5-6.3 G OSS

En este sentido, no notamos gran diferencia con los modelos full frame que hemos probado en otras ocasiones, lo que no deja de ser algo positivo. Si acaso, nos pareció que la A6600 era un pelín más "perezosa" a la hora de reconocer las caras (en animales no pudimos probarlo) porque a veces no terminaba de reconocerlas. Aún así, una opción muy interesante que aparece en modelos para aficionados (la A6100 lo tiene) y eso que se suele llamar "entusiastas".

Sony A6600 Muestras 5 Sony A6600 a a 1/500 seg, ƒ6.3, ISO 100 con el objetivo Sony E 70-350 mm F4.5-6.3 G OSS

Otro aspecto a probar era la velocidad de funcionamiento y disparo, algo en lo que suelen despuntar también las Sony y donde la nueva cámara no se queda atrás. De hecho hicimos algunas ráfagas a alta velocidad y obtuvimos secuencias con una buena cantidad de fotos para reproducir casi cualquier movimiento (y a pesar de estar disparando en RAW+JPEG de alta calidad).

Sony A6600 Muestras 7 Sony A6600 a a 1/500 seg, ƒ6.3, ISO 320 con el objetivo Sony E 70-350 mm F4.5-6.3 G OSS

Por supuesto también teníamos que comprobar qué tal las nuevas ópticas G, en las que Sony ha querido trasladar la calidad de las lentes G Master para cámaras de formato completo a la línea APS-C. Lo cierto es que tanto el Sony E 16-55 mm F2.8 G como el 70-350 mm F4.5-6.3 G OSS tienen buena pinta, pero desde luego si nos tenemos que quedar con uno es con el primero, una óptica que llena un hueco vacío (el de una lente estándar luminosa) con un gran rendimiento y calidad; aunque eso, como siempre, es mejor que lo juzguéis vosotros mismos a través de las fotos de prueba.

Sony A6600 Muestras 2 Sony A6600 a a 1/800 seg, ƒ4.5, ISO 100 con el objetivo Sony E 16-55 mm F2.8 G

Buen nivel de detalle, excelente contraste y unos colores muy atractivos podrían ser un resumen de las fotos que hemos obtenido directamente en JPEG y que, como veis, tienen muy buena pinta. Nada nuevo si tenemos en cuenta que el captor es el probadísimo CMOS de 24,2 MPíxeles que ha demostrado de sobra su valía en casi toda esta familia.

Sony A6600 Muestras 4 Sony A6600 a a 1/640 seg, ƒ6.3, ISO 100 con el objetivo Sony E 70-350 mm F4.5-6.3 G OSS

Conclusiones

El caso es que el hecho de que la nueva cámara lleve el mismo sensor (ya veterano, como decimos), mismo estabilizador, visor, pantalla, casi idéntico cuerpo... El procesador sí es nuevo (la última versión del BIONZ X) como lo es la batería que ha hecho crecer la empuñadura y el sistema de enfoque. Más de 40 novedades según Sony y, sin embargo, no parece una gran renovación ni, desde luego una ruptura con lo anterior.

Sony A6600 Muestras 8 Sony A6600 a a 1/250 seg, ƒ2.8, ISO 100 con el objetivo Sony E 16-55 mm F2.8 G

Es cierto que las mejoras no son baladís, pero mantener un sensor tan veterano en una marca que es uno de los mayores fabricantes del mundo de este tipo de componentes... Por otro lado, es una gran noticia que Sony diga a los cuatro vientos que no se ha olvidado, ni mucho menos, de las sin espejo APS-C, unos modelos que muchos consideran la mejor relación prestaciones/calidad de imagen/tamaño del mercado fotográfico actual.

Así las cosas, aunque tras la presentación las sensaciones son muy buenas (tiene toda la pinta de ser un "camarón") no podemos sino seguir preguntándonos si tendrán en la recámara un modelo nuevo con el que cambien por fin de fisonomía (en principio adoptando un visor central).

Sony A6600 Muestras 9 Sony A6600 a a 1/250 seg, ƒ2.8, ISO 100 con el objetivo Sony E 16-55 mm F2.8 G

Por otro lado, teniendo en cuenta que Sony no suele retirar del mercado los modelos que se van renovando (teóricamente), nos encontramos con que en unos meses (la cámara saldrá a la venta en octubre con un precio de 1.600 euros solo el cuerpo) podemos tener en los escaparates de las tiendas una A6000, A6100, A6300, A6400, A6500 y A6600... Todo un girigay de modelos que puede despistar a cualquiera, incluso a nosotros.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir