Compartir
Publicidad
Cómo romper la regla de los tercios de forma “aceptable”
Trucos y consejos

Cómo romper la regla de los tercios de forma “aceptable”

Publicidad
Publicidad

Hablamos de ella con bastante frecuencia, y del mismo modo que decimos que la Regla de los Tercios es un recurso muy útil para conseguir una mejor composición (sobre todo en el caso de los novatos), casi siempre añadimos también que no es para nada una norma que haya que seguir a rajatabla. Por eso, solemos recomendar romperla pero ¿cuándo es aceptable hacerlo?

Como sabréis, esta regla consiste en dividir la imagen en nueve zonas a través de cuatro líneas imaginarias que se cruzan en el mismo número de puntos. Lugares en los que se recomienda situar los elementos de interés de la foto, al mismo tiempo que las líneas se usan como referencia para las que puedan aparecer en el cuadro (por ejemplo el horizonte).

Como Romper Regla Tercios 02

Todo esto se hace con el fin de obtener una composición más equilibrada y dirigir la mirada del espectador hacia los puntos clave. Además, uno de sus principios básicos es ayudar a los fotógrafos menos experimentados a evitar ciertos errores muy usuales. Por ejemplo el de situar siempre al protagonista de una foto justo en el centro. Otro el de situar la línea del horizonte justo en la parte central de la imagen.

Aplicar la regla de los tercios es una manera sencilla y efectiva de evitar estos errores y obtener resultados mejores, pero ¿significa que siempre se debe evitar el centro como lugar para situar el punto de interés o como eje del horizonte en una toma para que ésta sea atractiva?

La respuesta a esta pregunta, como ya habréis adivinado, es que no, que no siempre se debe huir del centro ni para situar el elemento de mayor peso visual ni como referencia del horizonte… Entonces ¿cuándo se puede romper la regla de los tercios? Esta tiene una respuesta más complicada y, al tiempo, más sencilla: Siempre que se considere oportuno.

Como Romper Regla Tercios 23

Pero ¿cómo saber que es oportuno? La respuesta la encontraremos fundamentalmente en la práctica y la experiencia, que son la mejor receta para avanzar. Es decir, con el tiempo y la constancia veremos como nuestras fotos mejoran, cómo asimilamos los conceptos compositivos y los volcamos en nuestras fotos y cómo, con ello, vamos arrinconando la regla de los tercios como una simple norma a la que recurrir en determinados casos.

Claro que una pequeña ayuda en forma de ejemplos siempre viene bien, y eso es justo lo que nos hemos propuesto hacer con este artículo en el que vamos a mostrar ejemplos de composiciones que rompen la regla de los tercios y, sin embargo, funcionan adecuadamente (ojo, tampoco es que sean “fotones”).

Centrar la imagen a veces no es mala idea

La primera de las situaciones que hemos mencionado, elegir el centro como punto principal, es casi con toda seguridad, la más recurrente. Pero, como decíamos, esto no tiene que significar que no se pueda conseguir un resultado armonioso como nos proponemos demostrar.

Como Romper Regla Tercios 03

Empezando por, sin duda, uno de los ejemplos más claros que encontramos en el campo del retrato fotográfico. Al fin y al cabo, si lo que queremos es atraer la atención del espectador sobre un elemento claramente protagonista, y evitar despistes a otros elementos, lo más rápido y efectivo es situarlo directamente en el centro como en el ejemplo de arriba (un retrato “clásico”).

Esto funciona también en escenarios con bastantes elementos que pueden distraer la mirada del espectador. En estas situaciones, elegir un elemento en concreto y darle importancia, haciendo que lleve el mayor peso visual, es una manera de lograr que el observador tenga un punto principal en el que fijar su mirada. En el ejemplo de abajo lo potencié además con un cierto desenfoque del fondo.

Como Romper Regla Tercios 04

Por el contrario, si queremos hacer una toma en la que no haya elemento alguno que distraiga la atención, podemos recurrir a los planos detalle. En este tipo de tomas suele ser difícil aplicar la regla de los tercios, y generalmente funciona bien una composición central como la de abajo.

Como Romper Regla Tercios 05

Hay muchísimas situaciones en las que situar el elemento principal en el centro de la imagen puede ser una buena idea. Así que os pongo algunos ejemplos más de fotos en las que seguramente haber aplicado la regla de los tercios creo que no las hubiera mejorado en absoluto:

Como Romper Regla Tercios 06
Como Romper Regla Tercios 07
Como Romper Regla Tercios 08

¿Por qué no centrar el horizonte?

En ciertas disciplinas, como la fotografía de paisaje, se suele aplicar una máxima que dice que nunca hay que situar la línea del horizonte en el centro de la imagen. En su lugar, lo mejor es usar una de las horizontales que resultan de la regla de los tercios, decidiendo que suelo o bien cobren protagonismo sobre la otra parte.

Como Romper Regla Tercios 10

Sin embargo, como ya hemos adelantado, esto es una norma que no debe tomarse de forma estricta y se puede romper siempre que lo consideremos oportuno. Por ejemplo como en el paisaje crepuscular de arriba, donde lo que trataba era de que la foto tuviera simetría entre ambas zonas, de manera que obtuviese una especie de efecto espejo.

Claro que también se puede hacer con dos partes claramente diferenciadas, como en la imagen de abajo donde consideré que la composición estaría más equilibrada si repartía ambas zonas de forma igualitaria para conseguir equilibrio de acuerdo a los elementos de la escena.

Como Romper Regla Tercios 11

Buscando la simetría

Los ejemplos del apartado anterior ya utilizan de cierta manera este mismo principio, el de componer una imagen basándonos en la simetría. Esto no significa otra cosa que buscar el máximo equilibrio intentando que haya dos zonas en la imagen que sean prácticamente iguales y tengan un peso visual equivalente.

Como Romper Regla Tercios 12

Es el caso de la foto de arriba, donde centré la composición en busca del mayor equilibrio, o de la de abajo, donde busqué el momento de captar los trenes de manera que ambos lados fueran simétricos y potencié el interés de la imagen con un sujeto situado en el centro. Este recurso, utilizar la simetría para dirigir la mirada a un elemento situado en el centro, suele funcionar muy bien.

Como Romper Regla Tercios 13

Claro que lo contrario, buscar la asimetría, también puede dar buen resultado. Es el caso de la siguiente imagen, de estilo minimalista, en donde justo lo que pretendía era dar interés a la foto contraponiendo dos zonas del mismo tamaño pero con un contenido muy diferente.

Como Romper Regla Tercios 14

Como en el epígrafe anterior, hay muchas posibilidades de sacar partido a la simetría y obviar el uso de la regla de los tercios así que os pongo algunas imágenes más a continuación. La primera un curioso ejemplo de simetría: En el neoyorkino barrio de Brooklyn hay un lugar desde donde se puede ver, a lo lejos pero justo debajo del puente de Manhattan, el famoso Empire State Building (si os suena es porque aparecía en el cartel del clásico cinematográfico Érase una vez en América).

Como Romper Regla Tercios 15
Como Romper Regla Tercios 16
Como Romper Regla Tercios 17

Otras situaciones

Como venimos diciendo, hay muchas escenas en las que se puede obviar la regla de los tercios, y una de ellas es claramente cuando lo que se busca es una imagen cuya composición llame la atención del espectador. Es el caso de la foto de abajo, donde busqué vaciar una parte de la imagen para potenciar la otra lo que, al mismo tiempo, me permitía situar al protagonista en el centro (y compensar así su reducido tamaño).

Como Romper Regla Tercios 18

También podría ser el caso de composiciones minimalistas, donde la escasez de elementos puede hacer conveniente recurrir a situar lo más importante directamente en el centro como en la foto de abajo (aunque en otras situaciones la regla de los tercios puede ser muy útil, todo depende).

Como Romper Regla Tercios 19

También en el caso de fotos más o menos improvisadas, como en la fotografía callejera donde muchas veces se toman imágenes sin encuadrar de forma premeditada, como en el ejemplo que sigue.

Como Romper Regla Tercios 20

O de este otro, la foto de abajo, en donde, de forma inesperada, experimentando con la profundidad de campo y un encuadre bastante radical (a ras de suelo) obtuve una toma espontánea (que me gusta bastante) gracias al niño que corría arrastrando su camión por un parque.

Como Romper Regla Tercios 21

Por último, no podemos dejar de mencionar la influencia de Instragram, una red social que, nos guste más o menos, se ha convertido en una referencia para los fotógrafos y su formato cuadrado en una tendencia. Y, como podéis comprender, en este formato aplicar la regla de los tercios resulta más complicado (y también absurdo), con lo que se tiende a las composiciones centradas.

Como Romper Regla Tercios 22

Como habéis visto, la regla de los tercios es de fácil aplicación y muy útil en muchas situaciones, pero desde luego no es una regla perfecta ni aplicable en todas las tomas. Como norma general, podemos romperla siempre que pensemos que el resultado va a ser mejor, como en las situaciones que os hemos mostrado. Eso sí, gracias a las ventajas de la fotografía digital también podemos probar ambas opciones y luego comparar ¿No os parece?

Fotografías de Oscar Condés

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio