Compartir
Publicidad
El Focus Peaking, ¿Qué es y para qué sirve?
Trucos y consejos

El Focus Peaking, ¿Qué es y para qué sirve?

HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad

Se trata de una de esas nuevas características que han ido aterrizando en el ámbito de la fotografía con la introducción masiva de la electrónica. Sin embargo, lejos de ser un añadido más, el focus peaking es una gran ayuda para los fotógrafos que quieran (o necesiten) enfocar en manual a través de la pantalla trasera de sus cámaras o mediante el visor de las modernas mirrorless.

Y es que el focus peaking no es sino una asistencia para el enfoque en manual que consiste en que la pantalla resalta la zona enfocada de la imagen a través de una representación gráfica de un color plano. En algunas cámaras podemos elegir el color de resalte, en otras es fijo. Los colores habituales son blanco, verde, rojo, amarillo… depende del fabricante y el modelo.

Focus Peaking 03

El efecto se realiza en tiempo real, de manera que la indicación varía al manipular el anillo de enfoque. Esto permite elegir de forma mucho más gráfica y precisa la zona que queremos aparezca enfocada. Zona que, por supuesto, dependerá de la profundidad de campo que tengamos teniendo en cuenta las variables que influyen en ello (especialmente, la apertura de diafragma seleccionada).

¿Qué cámaras lo tienen?

El focus peaking suele estar disponible en todas las cámaras réflex con Live View (es decir, que permiten hacer fotos a través de la pantalla trasera). Así, hoy día prácticamente lo tienen todas las réflex, aunque es especialmente útil en las APS-C, cuyo visor no es excesivamente grande y esto suele dificultar el enfoque manual.

Por eso, en estos modelos viene muy bien poder recurrir a la LCD y echar mano del focus peaking. Por supuesto también se puede utilizar la ampliación de la imagen (normalmente en un cuadro central) que suelen tener estas cámaras; Sin embargo, el focus peaking es más efectivo ya que es más sencillo ver cuáles son las zonas enfocadas.

Focus Peaking 04

Pero si el focus peaking hizo su aparición en las primeras réflex con live view (en fotografía, porque en el campo del vídeo ya existían hace tiempo), también es importante su papel en las cámaras sin espejo. En estas se puede utilizar tanto en la pantalla trasera como en el visor (si lo tuviera), al ser ambos electrónicos.

Este sistema era especialmente útil en las sin espejo de generaciones pasadas, cuyos visores y/o monitores no eran muy grandes ni ofrecían mucho detalle, lo que complicaba el enfoque manual. Sin embargo, en las mirrorless actuales, que han mejorado mucho en cuanto a resolución de pantallas y visores, el focus peaking sigue siendo una característica muy interesante para cuando queremos enfocar manualmente. Y es que, como decíamos antes, esto permite ver y manipular fácil y rápidamente el área que está en foco.

Por último, también suele estar disponible en las cámaras bridge y las compactas premium. Y es que, en general, se trata de una característica que suelen ofrecer todas las cámaras que permiten opciones manuales como el enfoque.

¿Cuándo utilizarla?

Como ya hemos dicho, se trata de una característica muy útil para enfocar en manual. Por tanto, puede usarse en una de esas situaciones en las que es recomendable el enfoque a mano, o cuando no tengamos más remedio porque la lente que estemos usando no tenga AF. Esto puede ocurrir porque estemos usando un objetivo de enfoque manual, o bien porque vayamos a utilizar una óptica antigua.

Focus Peaking 02

De hecho, para quien esté considerando utilizar alguna de estas ópticas manuales, que la cámara cuente con focus peaking será una garantía de que le será más fácil obtener el ansiado foco en la imagen. Y con esto hemos acabado pero, como siempre, os invitamos a contribuir con vuestros comentarios. ¿Soléis utilizar el focus peaking? ¿Lo veis como una característica importante al elegir una cámara?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio