Compartir
Publicidad
Cómo retocar un retrato en Adobe Photoshop (I)
Tutoriales

Cómo retocar un retrato en Adobe Photoshop (I)

Publicidad
Publicidad

El retrato es una de las especialidades fotográficas más solicitadas. Cuando te ven con una cámara te piden enseguida que les hagas una fotografía con la coletilla 'pero sácame bien', como si la cámara fuera un espejo de la visión que tienes de ti mismo. Es algo realmente difícil y más si queremos retocarla en Adobe Photoshop. Con esta serie vamos a aprender a mejorar un retrato con varias de las técnicas más populares de Photoshop.

Si os soy sincero, nunca estoy cómodo con este tema. Me parece que la fotografía de retrato tiene que presentar a las personas como las ves, nunca como si fueran pinturas encargadas de mostrar lo mejor de cada uno. Pero en el fondo siempre ha sido así. Todos nos queremos ver favorecidos y, siempre que sea con el consentimiento del retratado, podemos mejorar el aspecto dentro de los cánones estéticos imperantes en la época que nos ha tocado vivir.

Todos queremos quitarnos las arrugas, los granos y cualquier rastro que demuestre que hemos vivido. Snapchat tiene un filtro que te deja la piel lisa, los ojos grandes como si fueras una muñeca de exposición. Y todo el mundo está encantado. Creo que es un error que lo utilicen los niños como ejemplo de belleza, todo uniforme y perfecto.

Retratoii A lo largo del curso mejoraremos los retratos

Estas técnicas, que siempre he denominado trucos sucios, unifican los tonos de la piel, hacen desaparecer granos y arrugas y demás... En realidad deberían servir solo para igualar la luz. Pero no podemos evitar nuestras ganas de enseñar nuestra cara idealizada. Así que cada uno haga lo que quiera. Solo que si cambias mucho de aspecto deberías ser sincero.

Y la culpa no es de Photoshop, es de su mal uso. Si la persona cambia mucho es responsabilidad del retocador o del editor de la revista, nunca del programa. Sería igual echar la culpa a las luces, al maquillaje por querer mostrar el mejor lado de cada uno de nosotros. Lo ideal sería conseguir el mejor aspecto posible en el momento del disparo. Pero hay cosas que son imposibles. Nadie tiene la piel perfecta aunque use las cremas de los anuncios. Y siempre nos podemos equivocar como fotógrafos.

Antes existían las tintas chinas sobre el negativo o sobre el positivo, además del uso excesivo del maquillaje y las luces dirigidas. Ahora tenemos además la ayuda digital.

Las mejores técnicas de Adobe Photoshop para retocar retratos

En estos artículos vamos a conocer los mejores procesos. Desde las técnicas más sencillas hasta las más complejas. Aunque realmente no hay nada difícil. Todo es muy rutinario. Lo que es realmente complicado es aprender a mirar nuestras imágenes y saber qué tenemos que hacer. Y sobre todo dedicarle tiempo. Mucho tiempo. Y trabajar con cientos de fotografías hasta conseguir ver con los ojos de un retocador.

En este mundo hay nombres más o menos populares. Antes eran muy poco conocidos fuera del mundillo. Y eran reacios a contar sus técnicas. Pero con el paso del tiempo cada vez encontramos más y más retocadores que cuentan sus flujos, sus procedimientos con todo lujo de detalles. Por lo que he dicho anteriormente. Es fácil aprender la técnica pero es difícil saber aplicarla. Esto nos lo dijo Natalia Taffarel. Todos ellos llevan miles de horas de adelanto. Y es muy difícil alcanzarles.

Retratoi ¿Es necesario quitar arrugas?

Recomiendo acudir a fuentes como Natalia Taffarel, Javier Justicia, Facundo Sciutto, Facundo Moroz y muchos de los maestros internacionales que traen a los festivales más prestigiosos. Si podemos aprender directamente con ellos será lo mejor. Pero al final veréis que todos tienen la misma base pero una forma muy personal de trabajar. Y cientos de miles de horas delante del ordenador.

Antes de ponerse a retocar

Para hacer un buen trabajo es fundamental un buen retrato. No vale trabajar con una fotografía trepidada, desenfocada. Lo mejor sería tener material de calidad. Más que nada para que tenga sentido todas las horas que nos vamos a pasar delante del archivo. Se pueden distinguir las fotografías por el destino final. Aquí nos vamos a limitar a retratos puros y duros, sin la pretensión de formar parte de una campaña publicitaria. Igual con el tiempo lo podemos hacer...

Iremos de lo más sencillo a lo más profesional. De los filtros para salir del paso a la técnica definitiva que no es otra que el dodge&burn. Hablaremos algo de la separación de frecuencias, antes elevada a los altares pero ahora demonizada para trabajar la piel. Funciona muy bien para la ropa pero para un retrato tiene varios problemas...

Retratoiii No perder la naturalidad

Una de las cosas que aprendí en mis tiempos mozos es que antes de enfrentarse a este trabajo tenemos que tener claro las dos fases que tenemos que pasar para conseguir los mejores resultados. Hay que ser muy metódico porque es fácil que nos perdamos en la vorágine de Photoshop:

  1. Cambios morfológicos. En este primer punto limpiaremos la piel con las herramientas de clonación, como Pincel corrector o Tampón de clonar, o con alguno de los filtros que podemos comprar como plugins para el programa. Si es necesario, y dudo que lo sea la mayoría de las veces, será el momento de utilizar también el filtro Licuar.
  2. Cambios estéticos. Es decir, es el momento de jugar con el color para dar un aspecto más o menos saludable. Incluso será el momento de maquillar o dar profundidad a los ojos.

Todo esto es lo que vamos a aprender en este curso de iniciación. No es tan complicado como puede parecer. Pero sin trabajo poco haremos. No voy a dar fórmulas mágicas pero sí técnicas que nos pueden dar grandes satisfacciones. Espero que nos acompañéis a lo largo de estos artículos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio