Sigue a

The End of an Era

Acabar con un redoble de tambor y por todo lo alto: eso es lo que hizo Kodak con su película Kodachrome, dándole el último carrete a Steve McCurry, uno de los fotógrafos que lo convirtió en un icono, cuando decidió cancelar la producción.

Ayer día 30, el último laboratorio que trabajaba esta película (Dwayne’s Photo, en Parsons, Kansas) ha dejado de procesarlo, debido a la imposibilidad de conseguir de los productos químicos necesarios, y la manera de hacerlo ha sido revelando ese último carrete, que Steve les entregó en mano.

El resultado podéis verlo en su blog, y está a la altura de lo que podemos esperar de uno de los fotógrafos de viajes más conocidos y alabados del mundo, y de una de las herramientas que (por su durabilidad y sus vivos colores) hicieron posible su trabajo.

Con la presión del que está haciendo historia, McCurry tuvo un especial cuidado haciendo las 36 fotos del último rollo, haciendo pruebas en digital hasta estar seguro de tener el encuadre y la exposición perfecta. La primera y última fotos son de Nueva York, pero el resto se hicieron en la India, país que le consagró como un maestro del color.

Actualización: La información sobre la ubicación de las imágenes procede de una noticia anterior a la toma de las mismas. Podemos comprobar en el blog del fotógrafo que al final cambió de idea (por ejemplo, la última se tomó en el cementerio de Parsons, seguramente antes de entregar el rollo para el revelado)

Más informacón | blog de Steve McCurry

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios