El discurso visual en la fotografía: 'Guía para entender el discurso visual fotográfico' (II)

Síguenos

Discurso Visual

Lo primero que debemos entender es que el discurso visual y el lenguaje visual de una fotografía o de un autor no podrá ser el mismo nunca dependiendo de cual sea la disciplina a la que se dedique el autor o del contexto (refiriéndose a situación social, tiempo y lugar) en que se toma la fotografía. Pero vayamos a aclarar los conceptos en esta guía para entender el discurso visual.

Discurso visual, definición

Si tomamos en cuenta la fotografía y por extensión la imagen como uno de los medios de referencia de la comunicación actual podríamos definir el discurso visual en fotografía como aquello que nos quiere transmitir con su estilo fotográfico un determinado fotógrafo. Así este discurso será documental, histórico, creativo, fantástico, de denuncia o incluso de poder.

Henry Cartier-Bresson Henry Cartier-Bresson

Pero el discurso del autor no tiene que coincidir con lo que interpreta el espectador al ver la fotografía. Por eso os decía el otro día que el lenguaje visual es el lenguaje que desarrollamos en nuestro cerebro relacionado con la manera de interpretar lo que percibimos a través de los ojos. Y la percepción de la realidad depende de cada uno.

Discurso visual: el autor, el espectador, comunicación y mensaje

Lo más paradigmático, por así decirlo, del discurso visual en fotografía (y en el arte en general) es que no tiene un carácter absoluto. Es un flujo continuo entre la obra del autos y el espectador.

Aquello que comentamos siempre sobre que lo que importa es la mirada del fotógrafo tiene su sentido, en tanto en cuanto, nosotros como fotógrafos sepamos transmitir una idea a quien ve nuestras fotografías.

Baste citar un ejemplo, Robert Capa. Capa ha sido uno de los grandes comunicadores visuales de la fotografía contemporánea además de ser un maestro en esta disciplina. Gran parte de su éxito reside en comunicar una idea con sus imágenes.

Robert Capa Robert Capa

La línea documental fue decisiva para que la versión oficial del International Center of Photography confirmara que la foto del miliciano fue realizada el 5 de septiembre de 1936 en el frente cordobés de Cerro Muriano. En 1995 Mario Brotóns, quien participó en esa batalla, escribió el libro Retazos de una época de inquietudes, donde por primera vez se identifica al miliciano como Federico Borrell, porque le comentan que en un archivo militar hay un documento que testimonia la muerte de sólo un miembro de la Confederación Nacional del Trabajo en esa ocasión.

(Revista Discurso Visual)


Por tanto, la fotografía resulta ser un soporte para el discurso visual del autor que hasta la actualidad resulta ser un medio adecuado (cada vez con mayores matices en donde entra la ética fotográfica) para contar no solo lo que pretende el autor sino también la historia de un colectivo o nación o su situación económica o cultural, por ejemplo. La velocidad a la que viaja actualmente la información gracias a internet y las redes sociales, evidentemente, no es la misma que la de de hace 50 años.

Otros factores: Tiempo y lugar

El tiempo y el lugar de la toma de la fotografía inciden especialmente en el discurso visual que pretende exponer el autor. Hay discursos que perduran con el tiempo y otros que se deterioran pasados unos años y pierden su sentido. En otras ocasiones, el otro factor del contexto como el lugar pueden resultar oportunista en ocasiones y adecuado en otras, casi siempre que estemos hablando de fotografía documental.

Cristina García Rodero Cristina García Rodero

Sin embargo cuando, por ejemplo, estamos hablando de fotografía de Naturaleza, el poder visitar algunos parajes naturales salvajes puede realzar muchísimo más todo aquello que pretende expresar el autor. Por esa razón muchos fotógrafos de viajes y naturaleza se acercan a conocer determinados lugares.

Igualmente, al modo de lo que nos comentaba Alfons Rodríguez el otro día en su guía ética, el fotoperiodismo debe mantener una vinculación y compromiso directo con la realidad. Una realidad que debe ser siempre de interés colectivo, por lo que su uso no debe ser un mero elemento auxiliar con respecto al discurso textual de la noticia. Es decir, la fotografía, en ese ejemplo, no debe contar algo distinto del texto.

En resumen

Como hemos visto no solamente depende del lado del autor el que su discurso visual sea escuchado sino del espectador así como de otros factores como el tiempo, el lugar o la situación sociocultural, histórica o económica. El próximo día veremos grandes ejemplos de discursos visuales de todo tipo en la fotografía.

En Xataka Foto | Guía práctica sobre la ética fotográfica, con Alfons Rodríguez | El Discurso Visual en Fotografía

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario