Sigue a Xataka Foto

Las Leica M Monochrom, V-Lux 40 y X2 han sido las nuevas cámaras presentadas por la firma alemana, y ya nos hemos hecho eco de ello en Xataka Foto.

Pero este fabricante también ha tenido tiempo de mostrar una pequeña joya que ha construido para los coleccionistas más mitómanos de la marca. Se trata de una edición especial y limitada de la M9-P: la Leica M9-P Edition Hermès, una nueva colaboración entre Leica y la firma de moda parisina tras la Leica MP Edition Hermès en 2003 y la Leica M7 Edition Hermès en 2009.

leica

Lo más característico de esta edición es el cuero de novillo Veau Swift en color ocre que cubre la cámara y que también se usa en la correa. Este distintivo ya lo tenían los modelos que se editaron a partir de las anteriores colaboraciones entre ambas firmas.

La Leica M9-P Edition Hermès se ofrecerá en dos packs:

El primero, del que se editan sólo 300 unidades, estará disponible este mes e incluirá únicamente un objetivo Leica Summilux-M 50mm f/1.4. Este pack tendrá un precio recomendado de 22.500 euros.

El segundo, bautizado como Leica M9-P Edition Hermès – Série Limitée Jean-Louis Dumas es un homenaje al ex-presidente de Hermès, fallecido hace un año. Un pack del que sólo saldrán a la venta 100 unidades, a un precio de casi 45.000 euros y que incluirá tres ópticas: una Leica Summicron-M 28mm f/2 ASPH, una Leica Noctilux-M 50mm f/0.95 ASPH y una Leica APO-Summicron-M 90mm f/2 ASPH.

leica hermes

Como empieza a ser costumbre en todos los fabricantes de cámaras fotográficas, no falta el vídeo viral para promocionarla. En esta ocasión, podemos contemplar el meticuloso y artesanal proceso de fabricación de este modelo, pretendiendo justificar su el desorbitado precio. Un fetichismo extremo que como siempre encantará a unos y desagradará a otros.

Recordemos que el modelo estándar M9 fué una versión digital de la primera cámara compacta que encumbró a la fama a Leica, a través de Robert Capa o Henri Cartier-Bresson, convirtiendo en obsoletas desde 1924 las voluminosas cámaras fotográficas.

Esta cámara comenzó la nueva andadura de Leica tras la compra de la firma por parte de Andreas Kaufmann, que tras encontrarse con la enorme decepción de “una empresa que estaba en muy mal estado, e incluso sus directivos dudaban de la calidad de los productos” decidió aceptar el reto de sumarse completamente a la fotografía digital, aunque cultivando el mito que rodea a estos aparatos, entre los últimos en ser ensamblados en Europa, a 60 kms de Fráncfort. Y eso aún a riesgo de incomodar al núcleo de sus fieles seguidores, aún hoy en día adictos al sistema clásico del rollo fotográfico.

Mucha gente suele dudar de que alguien decida comprar cámaras tan caras. Pero con productos a estos precios, Kaufmann afirma que ya son considerados productos de lujo en China y los paises árabes, convertidos ya en el objetivo de su nueva etapa estratégica, gracias al cada vez mayor número de millonarios que hay en estos paises. Gracias a este nuevo mercado basado en productos extremadamente elitistas, Leica espera duplicar en 2016 su volumen de negocios anual, y elevarlo hasta unos 500 millones de euros.

El hecho de que en aquellos paises estas cámaras sean cada vez más demandadas, y en los paises europeos cada vez nos escandalicemos más con esos precios, puede ser un testimonio del momento trascendental que estamos viviendo en el mundo. Quizás, dentro de unos años, el usuario medio de Leica ya no sea europeo o norteamericano.

Via | The Vergue

En Xataka Foto | El fetichismo por Leica alcanza los 2 millones de euros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios