Cristobal Hara y la importancia de conocer o no la historia de la fotografía

Síguenos

Hara portada

Hoy no vamos a conocer el trabajo de Cristobal Hara, sólo intentaremos reflexionar sobre algunos aspectos en torno a la importancia de la cultura visual para el trabajo de un fotógrafo. Sabéis que siempre me preocupo por traer autores a este portal con la intención de que conozcáis más allá de lo comercial, de lo que ya hemos visto cientos de veces, de lo que tenemos asimilado y nos ha hecho creer en un lenguaje fotógrafico cuyas bases damos por sentadas.

En una conversación de Cristobal con Julián Barón y Fosi Vegue para Blank Paper (que sin duda os recomiendo leer), le preguntaban si cuando empezó a hacer fotos se formaba viendo libros de autores y conocía la historia de la fotografía. A lo que Hara respondió:


Si, cuando empecé a hacer fotografías sabía todo, conocía todo; y creo que ésa era una de las razones por las que no podía avanzar; tenía tanta información, tanta tradición detrás, sabía lo que era bueno, lo que era malo, todo estaba ya tan claro. Analizaba las situaciones fotográficas en función de lo que ya sabía, no había frescura. No sabía cómo romper con un lenguaje que ya conocía de antemano.

En este sentido sus palabras parecían haber salido de mi boca, de hecho habían salido unos años atrás cuando participé en un taller sobre fotografía de autor. Cuando empecé en el medio allá por el año 99 recuerdo que me encontraba virgen de cualquier vicio visual. Hacía fotografías con total libertad, me sentía creativa en ese sentido.

Pero pasaron diez años y volví a la fotografía después de cinco años de carrera conociendo la obra no sólo de artistas sino también de fotógrafos, cineastas, músicos y diseñadores. Toda esa cantidad de información acumulada a priori sólo podría cortarme las alas para sentirme creativa como cuando tenía 18 años o, por el contrario, utilizarlo a mi favor y hacer fotografías que supuestamente podían parecer muy innovadoras cuando en realidad no lo eran tanto.

Cristobal Hara // Zaragoza Photo 2011 from ZaragozaPhoto on Vimeo.

Cuando conoces el medio, cuando sabes que ya fotógrafas como Imogen Cunningham hacía maravillas allá por los comienzos del siglo XX, es cierto que la situación puede ser desesperante. Pero en este sentido siempre he pensado que una fotografía es única. Da igual que estés con otro fotógrafo utilizando el mismo motivo para fotografiar, la imagen resultante nunca será la misma, porque toda creación es original. Un disparo nunca será igual que otro. Cada uno aportamos nuestro pequeño granito, por muy pequeño que sea, para que esa toma se torne distinta.

La importancia de conocer la historia de la fotografía

Dicho todo ésto, ¿es necesario conocer la historia de la fotografía? Lo es, primero porque nos permite actuar bajo el conocimiento. Está muy bien ser un ignorante y vivir en un mundo de algodón, pero tú y yo sabemos que nuestro afán por aprender está por encima de todo éso. Por tanto fotografiar desde la experiencia nos hará ser más consecuentes con nuestro trabajo.

Segundo porque es la única manera de que podamos romper las reglas. Y ello nos llevará a querer ser más creativos dentro de lo que ya conocemos. Será una motivación. No importa que en nuestro trabajo haya influencias de otros autores, pero al menos sabremos qué nos puede servir y no de lo que otros crean.

Y tercero porque el saber no ocupa lugar. Y esto es una obviedad, lo sé, pero no hay nada más gratificante que hacer fotografías y saber porqué y cómo las estás haciendo, de donde vienen tus influencias e ir más allá y visitar exposiciones no sólo a nivel contemplativo sino a nivel socio cultural, pudiendo enmarcar al fotógrafo dentro de un contexto y de una corriente fotográfica.

En resumen

Querría cerrar con las palabras de Cristobal Hara, porque dice una gran verdad:

…Al que no le queda más remedio que ser fotógrafo, que sepa que se juega la vida a una sola carta, y aquí no valen las excusas, o haces las fotos, o no las haces.

Lo importante de un buen fotógrafo es lo que hay previo a la fotografía, lo que él aporta a la situación fotográfica. Hay que desarrollarse como persona; adquirir cultura visual… y no perder nunca la dignidad profesional, cosa que en España te lo ponen difícil… Si pierdes tu dignidad pierdes tu fuerza.

Cada uno hace su fotografía y cada uno lleva su camino, pero el camino de uno no sirve para otro.

Sobre todo me interesa lo de que no valen excusas. Porque si eres fotográfo tienes que hacer fotos. Y para ello no hay otros factores que valgan, además que la práctica te hará evolucionar, sin lugar a dudas. Por tanto os animo a que reflexionéis sobre todo ésto y que jamás dejéis de hacer fotos. Si es con un libro debajo del brazo, mejor que mejor, pero no os canséis de mirar el mundo, vuestro mundo, a través de la cámara.

Y por supuesto no os perdáis el vídeo sobre Cristobal que os adjunto más arriba, siempre es un placer conocer la historia de fotógrafos como él.

En Xataka Foto | La importancia de una cultura visual

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios