Sigue a Xataka Foto

fotos-iglesia.jpg

Foto | Industrial Lord & Mano

Ahora que se acerca la época de confirmaciones y comuniones, seguro que a más de uno os toca ir de fotógrafo para la familia. Por ello, hoy en Xataka Foto os traemos algunos consejos que os serán de bastante utilidad si queremos tomar unas fotos decentes en la iglesia.

Primero de todo, tenemos que tener en cuenta que al no ser fotógrafos autorizados, no tendremos el lugar privilegiado del que gozará el fotógrafo contratado por la iglesia, así que debemos agudizar nuestro ingenio para conseguir unas tomas de calidad.

Sin más, os dejo con los consejos:

Usa un teleobjetivo

teleobjetivo.jpg
Este no va a ser un gran problema para la mayoría de nuestros lectores, pues como demuestra la última encuesta, la mayoría de vosotros, complementáis vuestro equipo fotográfico con un teleobjetivo como primera opción.

Para los que no tengáis teleobjetivo, intentad alquilarlo o pedírselo prestado a un conocido que tenga uno.

Hablando de focales, no os recomiendo nada inferior a 100mm si queremos tomar buenos primeros planos y colar el encuadre entre las cabezas de la gente que tenemos delante. En esta ocasión sí que nos será útil tener bastantes megapíxeles, ya que si no tenemos un teleobjetivo muy largo podremos hacer recortes de la fotografía.

Lo ideal sería hacerse con un típico 70-300mm o un buen todoterreno de hasta 200mm. Yo con mi 18-105mm, en la confirmación que tuve el pasado fin de semana, me quedé un poquito corto en algunas fotografías y tuve que tirar de recortes. Para la próxima me haré con un tele, sin duda.

Otra forma de meter el encuadre entre las cabezas que tenemos delante es levantar la cámara y disparar en el aire. Para los que tenemos cámaras con Live View nos será bastante fácil de conseguir. Para los que no, les tocará ir probando hasta que consigan un buen encuadre. Los que mejor lo tendrán de cara a fotografiar desde arriba serán aquellos usuarios de la Nikon D5000 o cualquier compacta con pantalla abatible.

Llega pronto


llega-el-primero.jpg

Foto | txd

Todos sabemos que en este tipo de celebraciones, las iglesias se ponen hasta arriba de gente y si no llegamos pronto, probablemente nos quedemos muy atrás, donde entonces ya podremos guardar la cámara porque poco tendremos que hacer.

Así que, lo mejor es que nos coloquemos en un sitio estratégico donde podamos fotografiar lo más de cara posible a la persona que queremos. Aprovechemos en colocarnos en los laterales de la parte delantera, siempre respetando los sitios reservados para la familia (si nosotros somos parte de la familia, mejor) y para los niños que se confirman/hacen la comunión.

Échale un par…

echale-un-par.jpg

Foto | jorgemejia

Pues sí, si no tenemos decisión y nos conformamos con fotografiar desde nuestro sitio, sólo vamos a conseguir fotos con gente de espaldas. Por tanto, échale cara (siempre siendo respetuoso) y muévete por la iglesia aprovechando los momentos en los que toca estar de pie.

Incluso podremos permitirnos el lujo de acercarnos al altar cuando el sobrino esté recibiendo la comunión o la prima se esté confirmando. Siempre que no molestemos al fotógrafo oficial, en principio no habrá ningún tipo de problema. Claro está, de esta situación no podremos abusar y no recomendamos intentarlo más de un par de veces si no queremos que nos llamen la atención.

¿Qué hacemos con el flash?

flash.jpg

Hay ocasiones en las que no podemos hacer uso del flash. Sin embargo, en las iglesias modernas está permitido por regla general usar el flash. A no ser que nos lo prohíban expresamente en alguna catedral antigua, no tengamos miedo de su uso.

Al hacer uso de él en un lugar cerrado, sí que nos iluminará lo suficiente como para sacar bien a los sujetos que fotografiemos. Incluso el integrado de nuestra réflex podrá servirnos (según en qué caso). A mi me sirvió, y no lo puse a máxima potencia. Claro, que no estaba muy lejos de las personas a las que quería fotografiar.

Aprovechando que hablamos de flash, os comento algo que me hizo muchísima gracia: En la iglesia había un tipo con una flamante Canon 5D Mark II y un supermegaflash de Canon. Hasta ahí nada raro. Sin embargo, llevaba puesto el parasol en el objetivo. Claro, esto le generaría unos viñeteados en las fotos difíciles de corregir en el post procesado. Así que, por favor, el parasol para cuando haga mucho sol o esté lloviendo, no para intentar hacer más grande el objetivo de nuestra cámara.

A pesar de todo, hay flashes que permiten usar parasol sin provocar viñeteado en las fotos. Siempre deberemos leer el manual de instrucciones para asegurarnos, pero ante la duda, mejor prescindir de él.

Controla el ISO

ruido-iso.JPG

Aunque estemos en un lugar cerrado con poca luz, el flash nos va a ayudar, por lo que lo mejor es que bajemos el ISO y así nos ahorraremos de ver ruido, sobre todo si vamos a hacer un recorte de las fotos.

Gracias a que el flash nos va a iluminar, podremos hacer un uso de ISO 800-1600 sin problemas. Si decidimos no usar el flash (o no nos está permitido) no tendremos más remedio que tirar de ISO 3200 en adelante. Aquí nuestra compacta no será la mejor opción.

Dispara en prioridad de obturación

prioridad-de-obturacion.jpg

En estas situaciones, la gente está bastante quieta por regla general, así que con una velocidad de 1/60 nos será más que suficiente. Si vemos que las fotos nos salen un poco trepidadas podemos ir jugando hasta que consigamos fotos bien definidas.

La profundidad de campo nos va a dar un poco igual, pues dadas las circunstancias de poca luz, la cámara va a tender a abrir el diafragma al máximo y jugar con el ISO para establecer una correcta exposición a partir de la velocidad de obturación que le demos.

Después de estos trucos, esperamos que vuestras fotos en iglesia mejoren. Por supuesto, en los comentarios podéis contarnos más trucos o consejos, y alguna experiencia o anécdota curiosa.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios