Sigue a Xataka Foto

consejos avatar fotografico

Los fotógrafos de la era dos punto cero, también llamados de la web social, tenemos mucha presencia en la red a través de blogs, redes sociales, microblogging,… En todos tendremos un avatar, foto de perfil o imagen representativa que no siempre cuidamos lo suficiente y que ni siquiera unificamos. Si queremos mejorar nuestra presencia (y que ayuda es que de viene a denominar personal branding) debemos empezar por cuidar nuestro avatar, que es nuestra imagen, nuestra pequeña ventana al mundo de internet.

No siempre usamos una foto preparada al efecto, solemos tirar de cualquier autorretrato, un logotipo o fotografía nuestra que nos pueda representar. Pero es importante, si somos cuidadosos y nos gusta la fotografía, mimar este aspecto. Vamos a repasar algunos consejos sencillos y útiles para ello.

Unifica tus avatares

Si tenemos múltiple presencia en la web social como fotógrafos: Twitter, Facebook, Flickr, 500px, Google+, Tumblr, fotoblog,… tendremos un avatar designado en cada uno. ¿Usamos la misma foto? ¿es de verdad la que nos representa? Para empezar a cuidar nuestra presencia deberíamos empezar por unificar. Usar la misma imagen que nos representa ayudará a identificarnos rápidamente en las distintas comunidades que nos relacionemos.

Tampoco es un criterio de obligado cumplimiento, podemos usar cada sitio con un fin distinto y por tanto ofrecer una imagen diferente (o diferenciada), pero no cabe duda de que ayuda a identificarnos si usamos la misma. Para facilitar esta labor hay servicios que nos pueden ayudar como Gravatar, Avatar Harmony o si queremos ir un poco más allá con Iffft, donde creando una simple tarea, podremos cambiar nuestra avatar en múltiples servicios automáticamente cuando lo hagamos solo en uno de ellos (para lo que hay que configurar bien este poderoso y útil servicio online).

¿Cuánto tiempo lo mantenemos?

Asimismo muchos usuarios de Twitter, Facebook, Google+ tienden a cambiar con cierta frecuencia su avatar. Si somos inquietos o simplemente nos gusta renovar de vez en cuando tendremos que aplicar un criterio con cierto sentido. Podemos incluso avisar de que cambiaremos mensualmente, anualmente… y comentarlo cuando así lo hagamos. Esto nos ayudará a recibir feedback, igual pensamos que nuestro avatar es la bomba y a lo mejor nuestros seguidores nos les fascina.

Tengamos un cierto criterio para saber cuándo debemos cambiarlo (cuando renovemos la galería de imágenes de nuestra web, cuando realizamos un viaje, cuando estrenemos cuenta pro en Flickr o Awesome en 500px,…). También miremos si nos interesa usar un avatar o foto de perfil temporal por algún motivo.

Autorretrato o no, pero planifica la captura

Lo habitual es que el avatar sea una foto nuestra. Como retrato, hagamos que éste sea una buena imagen, una buena captura. Podemos no ser fotogénicos, no gustar fotografiarnos,… pero si decidimos mostrar un retrato planifiquemos bien esta foto y realicémosla cuidando los detalles.

Podemos preparar una sesión específica, si queremos que sea posando, de forma natural, en acción, al aire libre, en estudio… Aunque luego el avatar en la mayoría de sitios no se suele visualizar demasiado grande no significa que la foto no tenga que ser suficientemente buena (bien expuesta, iluminada, contrastada, encuadrada…). Asimismo, si no nos vemos capaces de hacer un buen autorretrato, encarguemos esta tarea a un amigo, otro colega fotógrafo que nos tome un retrato y así podemos relajarnos en el proceso y mostrar nuestra mejor cara.

Detalles importantes: fondo, formato, color, composición…

Otro detalle importante a tener en cuenta y que no deberíamos dejar a la improvisación es cuidar bien el fondo. Si es un retrato ya sabemos que es vital, si no se trata de otro tipo de imagen, intentamos que el fondo esté bien pensado. Busquemos la sencillez, la simplicidad, que genere buen contraste con la imagen principal. Esto es especialmente importante cuando la imagen se muestre pequeña como suele ser. Contra más simple y mejor contrastada esté, mejor se puede visualizar.

También es importante el formato. Como sabemos la mayoría de avatares suelen mostrarse en formato cuadrado, podemos decidir esto desde un principio y trabajar el encuadre y la composición teniendo esto en cuenta, o bien podemos simplemente tomar el formato que queremos y luego a la hora de procesar decidir el recorte más apropiado. Es la mejor decisión si hay sitios en los que el avatar no es cuadrado, así podremos hacer varias versiones de la imagen que decidamos como avatar.

Y, por supuesto, la decisión de mostrar la imagen a color o blanco y negro tampoco debe ser trivial. Es una decisión que debemos tomar durante el proceso de planificación y creación del avatar.

Un aspecto final que debe trabajarse de forma específica es la composición. Especialmente porque mostremos una imagen muy pequeña y si no llenamos bien el marco no se nos identificará. Así que a la hora de la captura o del procesado intentemos llenar bien el marco de la imagen, así será bien identificable incluso a tamaños muy pequeños.

Guarda varias versiones a distintos tamaños

Parece muy obvio pero una vez tengamos ya la imagen que hemos decidido para nuestro avatar, es recomendable que guardemos distintas versiones de la misma en tamaños diferentes. Para la gran mayoría de sitios, un tamaño de 500×500px suele ser más que suficiente, pero podemos crear algunas más para facilitar la carga en los distintos servicios.

Como veis son solo algunos consejos básicos, luego está la decisión de si queremos que esta foto sea menos artificial y que luzca más natural. Menos elaborada o más sofisticada, con la cámara de nuestro móvil o usando un equipo de iliuminación de estudio. Esto ya es decisión en función de lo que queramos mostrar. Pero lo importante es pensar bien lo que mostramos, lo que queremos que diga de nosotros nuestro avatar.

En Xataka Foto:

Foto inicial | ~ I P O X s t u d i o s ~

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios