Cómo cambiar el objetivo de tu cámara réflex evitando que el polvo y otros elementos ensucien el sensor

Síguenos

Cambio de objetivos

Los que lleváis tiempo en el mundo de la fotografía con cámaras de objetivos intercambiables seguramente tendréis más de un truco y una técnica depurada para cambiar el objetivo en cualquier sitio sin miedo a que partículas de polvo u otros elementos puedan entrar y ensuciar el sensor o la propia lente.

Pero los más noveles temen en exceso este proceso. Llegando incluso a no cambiarlo a penas o sólo en casa y tras varios minutos aguantando la respiración. Bromas a parte, cambiar un objetivo no debe darnos miedo y es algo sencillo que podremos hacer en cualquier lugar de forma segura.

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el objetivo nuevo que vayamos a colocar. Para ello, lo sacamos de la bolsa donde lo tengamos y lo colocamos sobre una superficie plana. El segundo paso es desbloquear la tapa que protege el anillo. Sin levantar dicha tapa dejamos ese objetivo y cogemos nuestra réflex y la colocamos apuntando hacía el suelo.

Cambio de objetivo

Quitamos el objetivo que tenga montado y lo colocamos al lado del que vamos a cambiar. Pasamos la tapa de uno a otro y sin dejar de apuntar con la cámara al suelo colocamos el nuevo objetivo en nuestra réflex. Ahora fijamos bien la tapa al obejtivo que hemos quitado y lo guardamos en la bolsa. El uso de bolsas que permiten guardarlos en posición vertical son muy útiles.

Como podéis ver un proceso sencillo y muy lógico. Con la cámara apuntando al suelo evitamos que pueda entrar suciedad al sensor. Igualmente, si hace viento es recomendable resguardarse y por supuesto que la distancia entre el objetivo que vamos a cambiar y la cámara sea la menor posible.

Con estas sencillas indicaciones no debéis tener miedo a cambiar el objetivo fuera de casa. Aunque es cierto que hay lugares donde estas indicaciones deben llevar con más cuidado como en medio de la playa o el campo. Sobre todo si es un día seco y la arena o el polvo del suelo se levanta fácilmente con las corrientes de aire. En esos casos mejor cambiar el objetivo dentro de una bolsa, mochila, et…, aunque para ello necesitaréis más práctica o algo de ayuda.

En Xataka Foto | Aprende a detectar faltas y defectos en los objetivos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios