Sigue a


La utilización de geles se ha hecho muy popular gracias al strobist. Consisten en unas hojas de acetato coloreadas que son capaces de alterar el color de la luz que pasa por ellos. Se pueden poner en un flash para conseguir efectos estéticos, cambiar la temperatura de color o aplicar un contraste determinado entre el primer plano y el fondo.

Este video muestra el proceso de fabricación de los mismos, que además es muy semejante al de los filtros de color.

Pero existe una forma más casera y menos sofisticada de construirlos. Sólo hay que disponer de unas hojas de acetato. Usando una impresora con un perfil de color convenientemente calibrado, podemos imprimir uno a uno los ficheros de color que se pueden descargar de aquí. Curioso ¿verdad?

En Xataka Foto | Flashpainting, pintando con tu flash

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios